Desde Esta Esquina / Meliton Guevara Castillo


Quienes impulsan la participación política hacen notar que las cosas públicas, el Estado y el Gobierno, no cosas demasiado serias; y que, en consecuencia, la política no se la deben dejar a los “políticos”; y otros, en afán de marcar diferencias, hacen notar que unos no son políticos, que son policatros. El hecho real, a lo largo y ancho del mundo, con más razón en México, es que el político, el gobernante, el dirigente, está muy desprestigiado.

Los mexicanos, muchos, no votan porque, dice, son los mismos corruptos, sinvergüenzas. AMLO diría, son la mafia del poder. La realidad es que, en algunos casos, la abstención electoral rebasa el 50%; en consecuencia, por ejemplo, a que las encuestas de cultura política afirmen que más del 60% de los mexicanos no tienen interés en la solución de los problemas que están a su alrededor: no les interesa participar.

EL ANIMAL POLÍTICO.

El filósofo Aristóteles acuño la expresión de que el ser humano es un animal político (zoon politikon). Lo hizo en su observación de que el ser humano es un ser social por naturaleza; solo quien es Dios o un animal, puede vivir solo. Así nació la comunidad, el conglomerado social. Sin embargo, al paso de los siglos, hoy en día, hay políticos profesionales: que luchar por el poder, que lo ejercen y a más de uno no le importan los medios con tal de tenerlo.

Si observamos el escenario nacional, estatal o local es fácil mencionar, o identificar, a quienes son animales políticos en toda la extensión de la palabra: Francisco Javier García Cabeza de Vaca, por ejemplo, se fijó una meta y fue trabajando objetivos intermedios (alcaldía, diputación, senaduría) hasta alcanzar la gubernatura. Es, obvio, un político profesional. Y como el, lo son, personajes como Oscar Almaraz o Enrique Cárdenas.

NO ENTRAS, TE METEN.

Hace tiempo, en una reunión con periodistas, Antonio Martínez Torres, a quien no se le puede negar su condición de “político profesional”, hizo notar un detalle: en la política, no entras, te meten; no te sales, te sacan; y dio ejemplos. Su afirmación nace de una condición específica: la política es de proyectos, de grupos o camarillas, nadie va solo, vaya pues, haciendo política. En el caso de un Estado, por siempre, el proyecto es del gobernador, que se alinea o choca con interés más grandes, nacionales.

Visto en términos concretos diríamos que Maki Ortiz, por dar un ejemplo, no va en el proyecto de García Cabeza de Vaca. Por eso es probable que no entre en proceso de reelección. Si entra, en ese proyecto, Carlos García, el líder del Congreso; como también pueden estar Cesar Verástegui, Gerardo Peña, Cecilia del Alto, Héctor Escobar y Omeheira López, que fueron los colaboradores placeados en el festejo de Día del Periodista. Por eso, Arturo Soto no dice nada: ya entendió que el jefe manda y manda; que es el mismo caso de Ismael García.

CARTA DE INTENCIÓN.

En la convocatoria del PRI, para diputados y senadores, establece que priistas y no priistas que deseen ser precandidatos, tienen que manifestar su intención de ser tomados en cuenta. Es lógico: no vaya a ser que luego, uno que otro, sean señalados por el fiel de la balanza (se entiende el CEN) y este no quiera. Aquí, pareciera, que tu entras, no te meten. Pero en el caso concreto del PRI, para la senaduría, públicamente se han apuntado autentico políticos: Ramiro Ramos, Enrique Cárdenas y los que se anoten, que los manden, de alla, del centro, porque ya están palomeados.

Y es que, basta hacer algo de historia, y nos vamos a topar, por ejemplo, como el gobernador en turno metió a más de uno de sus amigos como alcalde y fue todo: debut y despedida, si acaso llegaron a ser diputado local, pero de ahí no pasaron: los metieron, como parte de un proyecto, y no fueron capaces de avanzar o construir el propio. De los exalcaldes de Victoria: Pascual Ruiz y Arturo Diez Gutiérrez, entre otros. Así, en este contexto, es la coyuntura de Francisco Javier García Cabeza de Vaca: ¿a quién, o a quienes, incluirá en su proyecto político más allá del sexenio?

E. MANAUTOU NO QUERIA.

En la historia política de Tamaulipas aparece el nombre de Emilio Martínez Manautou: fue Secretario de la Presidencia con Gustavo Díaz Ordaz. Quiso ser gobernador de Tamaulipas y le gano Enrique Cárdenas; luego, fue Secretario de Salud con José López Portillo: quería ser Presidente de la Republica y, para que se olvidara de esa ambición, lo mandaron de gobernador a Tamaulipas: cuentan, no quería, pero se aguantó y por eso no le echo ganas a la gubernatura.

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. http://melitonguevara.blogspot.mx/

Desde Esta Esquina / Meliton guevara Castillo


El sábado pasado se terminó el plazo para integrar coaliciones en Tamaulipas. En los días previos se filtró la formación de una megacoalición con el PAN a la cabeza; replican la nacional, se agregaban dos partidos más: el Verde y el PANAL, estos últimos tradicionalmente aliados del PRI. Al final, no hubo nada de eso, por lo que –creemos-, Sergio Guajardo Maldonado respiro tranquilo.

Tal y como están concebidas las coaliciones en la legislación mexicana, en la práctica, es una forma de distribuirse las partes de un pastel conocido como poder. Lo vemos en el frente del PAN-PRD-MC: el PAN se queda con la candidatura presidencial, el PRD con la candidatura en CdMx y, hasta donde se sabe, el Movimiento Ciudadano tendrá el liderazgo legislativo en una de las Cámaras.

ESTRATEGIA DEL PAN.

La explicación de Nicolás Maquiavelo sobre el poder cabe perfectamente con lo que está sucediendo en Tamaulipas: quien tiene poder, quiere conservarlo y, además, acrecentarlo. Esas es, ni más ni menos, la estrategia que está siguiendo Francisco Elizondo Salazar como líder del PAN en la entidad. Es el operador de la coalición con el PRD y con el MC, es quien la convierte en realidad.

Y ya formalizada la coalición, ya se supo que abarca 23 de los 43 municipios. El PAN lleva mano en 22, es decir, que pondrá al candidato a la presidencia municipal y se queda con la mayoría de los síndicos y regidores; en tanto que el Movimiento Ciudadano se queda con Aldama. Y el PRD esta tan debilitado que, en coalición, no tiene ningún candidato municipal, tendrá, eso si, regidurías. El PAN, obvio, busca consolidar su poder político municipal.

PRI y VERDE, SOLOS, SOLOS.

Sergio Guajardo Maldonado, del PRI, como Patricio King López del Verde, ya están mas que sentenciados: van solo en la lucha por el poder en Tamaulipas. El caso del PRI es complicado en razón a que, ahí donde gobierna, digamos caso concreto de Matamoros, Victoria y Tampico, la oposición se prepara para recuperar la plaza. En el caso de Victoria, si Oscar Almaraz no busca a reelección, se da por hecho que Xicoténcatl González se alce con la victoria…ni como pensar que Nayma Karina Barquierena haga el milagro; si hará, por decir, restarle votos al PRI.

Y el caso del Verde, como ya lo anuncio King López, van solos. Quieren medir fuerzas y determinar hasta donde pueden consolidar una que otra posición. Difícil que gane una alcaldía; quizá pueda obtener una que otra regiduría en el sur o en la frontera norte. La única posibilidad, a la vista, es que Magdalena Peraza, la actual alcaldesa porteña, se anime a buscar la reelección y un membrete a la mano es el del Verde. El PAN quiere todo y hace su juego.

LAS CARTAS DE MORENA.

Según se van dando los hechos, visto el escenario, en la elección 2018 el PRI en Tamaulipas puede ser la tercera fuerza política: la primera es obvio, será el PAN; la segunda, MORENA, en razón al efecto de Andrés Manuel López Obrador… porque, además de las encuestas, uno observa como en los grupos y redes sociales (preferentemente el WhatsApp) predomina el voto a favor del Peje… así, en esa coyuntura, los triunfos que pueda obtener en la entidad dependerán del candidato, de su capital político.

En la práctica, formalmente, aun no se ven las cartas de MORENA en Tamaulipas. Hay, eso si, declaraciones de unos y otros. Sabemos, por ejemplo, que Lalo Gattas será el candidato a la alcaldía capitalina; pero hay misterio, indefinición, respecto al resto. Aunque ya Américo Villarreal Anaya, el cardiólogo, volvió a reiterar que ambiciona ser el Senador Moreno. ¿Cuál será la suerte de Felipe Garza, la de Erasmo González o la de JR? El poder de convocatoria, de unos y otros, es para llevarles votos a AMLO y ganar espacios de poder para MORENA.

CANDIDATOS CALADOS.

El PRI de Sergio Guajardo Maldonado tiene un talón de Aquiles: no tiene dinero. Y parafraseando al Profesor Carlos Hank: partido pobre, es un pobre partido. De ahí que, en este escenario y circunstancias, lo mejor que le puede suceder a su partido es que aparezcan candidatos que, por su condición normal, sus relaciones políticas y económicas, puedan tener capacidad de ganar una elección, es decir, candidatos calados y con muchas posibilidades de ganar. Así es como aparecen: Enrique Cárdenas y Álvaro Villanueva.

Álvaro Villanueva y Enrique Cárdenas tienen capital político, el gusanito de la política y del poder no les es extraño, amén de que ambos tienen una carrera política que incluye haber sido alcalde y diputado local, en el caso de Enrique, hasta líder partidista. Así que, si este esquema se repitiera en algunas ciudades, Sergio Guajardo Maldonado –júrelo- brincaría de gusto, le ayudarían a resolver un problema de candidaturas como de potencial para ganar una elección.

HUERFANO DE PODER.

Los augurios para el PRI de Sergio Guajardo no son buenos: quienes han sido beneficiados del poder vía el partido, unos han abandonado el barco, como sería Felipe Garza Narváez y Ramón Garza Barrios entre otros; y los que quedan, en la práctica, no quieren invertir en la política partidista… y solo, si, solo por un factor: no quieren arriesgar, en tanto que saben que no es seguro el triunfo y, por ende, la inversión puede ser a fondo perdido… no hay, pues, mecanismo de recuperar la inversión. A esto, obvio, hay que agregar las acciones del gobernador, de alcaldes panistas y del propio partido, por consolidar su poder.

15°C

CIUDAD VICTORIA, MEXICO

Mayormente nublado Humedad: 60%
Viento: ONO a 11.27 km/h
12°C / 18°C
10°C / 12°C
10°C / 14°C