Arropado por el priísmo del estado de México, gobernadores, legisladores y quienes fueron sus compañeros de gabinete, José Antonio Meade afirmó ayer que ganará la Presidencia de la República, así como lo hizo Alfredo del Mazo el año pasado, cuando, recordó, el triunfo para el PRI se veía muy complicado.

Entonces, agregó, se decía que estaba muy difícil. ¿Y quién ganó? ¡Alfredo! ¿Y cómo trabajó este priísmo para que ganara Alfredo del Mazo? ¡Fuerte y con todo! Ese triunfo regresó la tranquilidad al país y a los mercados. Inspirados en esa victoria, el primero de julio vamos a ganar.

Para el cierre de precampaña de Meade, una semana antes de que la convención nacional de delegados lo ratifique como candidato, el PRI organizó una concentración en la explanada Gustavo Baz, de Tlalnepantla, estado de México, como forma de mostrar fuerza y confirmar la unidad en torno al ex secretario de Hacienda, quien agradeció nuevamente la reforma que, con sensibilidad y generosidad, el partido hizo a los estatutos y le permitirá competir con sus siglas sin ser militante.

Sólo hubo dos oradores

El tricolor definió ayer sólo dos oradores: el precandidato y el gobernador. Del Mazo agradeció que Meade eligiera el estado de México para concluir la etapa de reuniones con militantes, y sostuvo que los priístas están orgullosos de quien nos representa.

Comprometió incluso el respaldo del partido en la entidad: Amigo Pepe, aquí está el priísmo mexiquense, que siempre ha luchado y está echado para adelante, que nunca se ha quedado corto y está listo para ganar fuerte y con todo.

En esa demostración de unidad, el PRI convocó a personajes que ya no están en activo, como Francisco Labastida Ochoa, quien perdió la Presidencia hace 18 años, y los ex gobernadores mexiquenses Arturo Montiel Rojas y Emilio Chuayffet. Incluso el hidalguense Manuel Ángel Núñez Soto, quien junto con Montiel conformaron una alianza para buscar la candidatura que les ganó Roberto Madrazo en 2006.

Del gabinete presidencial, el vocero de Peña Nieto, Eduardo Sánchez; el jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán, así como la mayoría de los secretarios; el dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza; los coordinadores en las dos cámaras del Congreso, Emilio Gamboa y Carlos Iriarte; gobernadores, entre otros el de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas; dirigentes del Partido Verde, y candidatos a los distintos cargos de elección popular.

Meade insistió en que la elección del primero de julio será histórica, no sólo porque se elegirá al próximo Presidente, sino porque se renovará el Congreso de la Unión, nueve gubernaturas y habrá 30 comicios locales.

En ese contexto pidió al PRI salir a pelear por cada espacio y cada posición... Vale la pena salir a dar esta batalla, por nuestros hijos y por México.

El precandidato priísta consideró que ganará la elección, porque se ha propuesto garantizar que los mexicanos vivan bien, que las cosas estén bien. Queremos reconocer nuestros errores y corregir lo que está mal.

Como lo hizo desde sus primeros discursos ante los priístas, Meade afirmó que no se puede dejar de reconocer lo que se ha avanzado, pero tampoco lo que falta.

En estos 60 días hemos platicado, compartido emociones y esperanzas; enojos e indignación, pero vamos a ganar porque somos muchos y más los que queremos que a México le vaya bien, subrayó.

El miércoles, en Twitter, Meade difundió que México merece un presidente serio; Tatiana Clouthier, coordinadora de la precampaña de Andrés Manuel López Obrador, le preguntó en la misma red: ¿a quién propone? Meade respondió: yo mero. Ayer, el precandidato priísta cerró: Vengo con toda humildad a pedirles a quienes van a estar en la convención el domingo: ¡yo mero quiero ser su candidato!


17°C

CIUDAD VICTORIA, MEXICO

Mayormente despejado Humedad: 86%
Viento: SSO a 11.27 km/h
19°C / 28°C
20°C / 29°C
18°C / 28°C