El Poder del voto

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

20.10.2020.

Ayer domingo, ya por la tarde-noche, la noticia sorpresa fueron los resultados preliminares en las elecciones de Coahuila y de Hidalgo. Dan el triunfo, mayoritario, en diputaciones y en alcaldías al Partido Revolucionario Institucional. Se habla de que no estaba muerto, de un regreso… y en contraparte, se enfatiza, en una contundente derrota para MORENA, que va hasta el tercer lugar, después del PAN.

 

Los datos, efectivamente, fueron, o son, sorpresivos. Durante estos últimos meses nos han bombardeados con resultados de encuestas que muestran, hasta la saciedad, de que el Presidente AMLO, si bien ha perdido puntos de aprobación, aún conserva suficiente para lograr que MORENA se alce con victorias. Se da, en la encuestas, triunfos en todos los órdenes para el partido del Presidente.

 

PRIMERA EXPLICACIÓN.

La primera explicación que se me ocurre es sencilla: MORENA no ha logrado construirse como partido político. No tiene, lo observamos en Tamaulipas, ni una estructura operativa, menos un liderazgo local, regional, que se encargue de ordenar, de supervisar, los trabajos partidistas y electorales. Los líderes que tiene son, buena parte de ellos, a base de hacer declaraciones a la prensa.

 

Pueden decir, los de MORENA, que ya tienen muchos militantes, que incluso rebasan al PRI. La cuestión es que, si eso es cierto, hagan de cuenta que es una masa, así, una masa, que no tiene forma: no hay dirección, conducción política-electoral. No logran moverla, porque no hay una estructura y organización que siendo eficiente, pueda obtener mejores resultados.

 

SEGUNDA EXPLICACION.

La segunda explicación se deriva de la anterior. Una y otra vez, por ejemplo, se ha citado que con los siervos de la nación, el gobierno federal cuenta con un padrón de beneficiarios que bien puede ser usado en términos políticos. La cuestión, entonces, cae en un problema de operación política: los beneficios sociales, los becarios, los programas de apoyo a los jóvenes, no están dando los resultados políticos esperados.

 

Siempre, de siempre, se han politizado los programas de bienestar social. Y hoy no creo que sea la excepción: por eso, AMLO quiere más y más dinero, para los programas sociales ahorro dinero con las guarderías, con el medicamento oncológico para niños, con los fideicomisos. La falla, en todo caso, es que no dieron resultado en el caso de Coahuila y de Hidalgo…quizá, recuerdan eso de que, agarra lo que te dan, pero vota por quien tú quieras.

 

TERCERA EXPLICACION.

Y la tercera explicación es que AMLO, quiérase o no, ha olvidado la enseñanza de la historia política mexicana; ha olvidado el origen del PRI, que nació del poder y se convirtió

en el instrumento para ejercer y distribuir el poder. Y los hechos muestran que AMLO, al menos directamente, no le pone atención a la estructura, a la organización y funcionamiento de MORENA. Lo quiere, en todo caso, como un apéndice de su poder para ir construyendo su proyecto que, por lo que se ve, no tendrá sustento en MORENA.

 

El proyecto de AMLO, es lo que se visualiza, es que el poder tenga solo un eje: el, solo él. Centralizar el poder y es, quiérase o no, lo que va construyendo con la forma de ejercer el poder. Ya lo vimos con el Poder Judicial y la consulta: usa su discurso, y su poder ejecutivo, para construir su voluntad en aras de “primero los pobres”.

 

LA ENSEÑANZA DE COAHUILA E HIDALGO.

Si se confirman los resultados de Coahuila e Hidalgo, solo hay una enseñanza: quien tiene el poder local, puede operar con mejores resultados una elección; ante la insuficiente capacidad organizativa y de operación de MORENA, por la ausencia de un liderazgo real y efectivo. Por eso, nada más por eso, AMLO quiere estar en la boleta electoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here