AMLO, evasivo

Golpe a golpe 

 

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

Breve, pero sustancioso, fue el diálogo que el alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar, sostuvo con el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la ceremonia en que el jefe del Ejecutivo Federal entregó obras de mejoramiento urbano.

En el complejo deportivo ‘Francisco Villa’, el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca habló de sus inquietudes en cuanto a la equidad presupuestal; y del Tratado de Aguas que data de 1944, pues a los regantes del distrito 025 del bajo Río Bravo les afecta en sus sembradíos.

Esta postura la respaldó el alcalde, así como el recuento de logros en materia de seguridad pública y todo lo que aporta Tamaulipas en comercio exterior, energía y agricultura.

Comentó el jefe del Ejecutivo federal:

“Insisto que debe haber equidad en la distribución de los recursos, por supuesto que nos sumamos a apoyar a los estados que menos tienen, pero también sabemos que para seguir generando desarrollo tenemos que ser más competitivos, mejorar puertos, aduanas, carreteras y proyectos hidrológicos en beneficio de las y los tamaulipecos”.

El mensaje presidencial fue corto, dadas las pasiones desbordadas a favor y en contra del mandatario nacional –como ya han dado cuenta los medios de comunicación masiva–, y aunque reconoció tener diferencias con el Gobierno estatal se comprometió a seguir apoyando a Tamaulipas, sin dar respuesta concreta a la solicitud de asignarle al estado un presupuesto más equitativo.

Igual se mostró evasivo para encontrarle una salida al problema del agua.

Y ya de salida, como buen anfitrión, el presidente municipal le regaló un jersey del equipo de béisbol local ‘Tecolotes de los dos Laredos’ y un cuadro con la foto de la Plaza Juárez.

De esto hizo ayer una remembranza el alcalde durante su ya tradicional rueda de prensa virtual, donde, por cierto, recordó el lamentable fallecimiento del periodista Agustín García Arredondo, quien fuera su jefe de prensa.

Entre los participantes en la conferencia hubo consternación manifiesta, pues si por algo se distinguió el comunicólogo fue por su don de gente, profesionalismo y solidaridad con el gremio.

Descanse en paz.

 

Victoria, más de lo mismo 

La asunción de César Saavedra Terán como secretario del Ayuntamiento de Victoria, no es garantía de nada.

Y sí, más de lo mismo.

Lo peor del caso es que arriba a la Presidencia Municipal prácticamente arruinado, con deudas y sin credibilidad, lo que hace sugerir a la alcaldesa María del Pilar Gómez Leal que lo mantenga bien vigilado.

A los victorenses no se les olvida el triste papel que jugó, en esa misma posición, durante el régimen de Arturo Díez Gutiérrez Navarro, ya que en lugar de resolver la situación con los grupos de interés citadinos aumentaron las diferencias entre estos y el munícipe.

 

Cicuta 

Quien traiciona una vez, traiciona siempre.

Por eso hay que cuidarse de los políticos lisonjeros que cambiarán de color en lo sucesivo, buscando ser arropados por Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Otrora, sirviendo a distintos amos, rehusaban hasta que los vieran al lado de los auténticos lópezobradoristas, pero hoy los halagan tratando de alcanzar el estatus político que les está negado.

Por tanto, los cuadros más comprometidos deben cerrar filas para que las candidaturas legislativas y a los ayuntamientos se repartan entre puros militantes y/o simpatizantes comprometidos y no entre trepadores.

Correo: jusam_gg@hotmail.com

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here