Portugal bate récord de casos y se acerca al máximo de óbitos de la pandemia

La pandemia sigue disparada en Portugal, que hoy superó por primera vez la barrera de los 4.000 nuevos contagios y sumó 33 fallecidos, cifra que se aproxima al máximo diario registrado en la primera ola (37).
Según los datos de la Dirección General de Salud (DGS), en las últimas 24 horas se notificaron 4.224 nuevos positivos por coronavirus, un nuevo récord, después de los 3.960 contagios de un día antes.
También aumentaron los fallecidos, con 33 en un día, la cifra más alta desde finales de abril y que se acerca al pico máximo que se alcanzó durante la primera ola, de 37 óbitos, registrados el 3 de abril.
En total, desde que empezó la pandemia, Portugal suma 132.616 casos de Covid-19 y 2.428 fallecidos.
La presión en los hospitales, una de las principales preocupaciones de la última semana, siguió subiendo: ya son 1.834 personas ingresadas (40 más que un día antes), de las cuales 269 están en unidades de cuidados intensivos (7 más).
La pandemia está afectando en esta fase sobre todo al norte del país, que acumuló casi el 60 % de los contagios de las últimas 24 horas, seguido de la región de Lisboa y Valle del Tajo (26 %).
En el norte hay tres municipios -Felgueiras, Lousada y Paços de Ferreira- con restricciones que se asemejan al confinamiento, con el «deber de permanencia» en casa si no es para ir a trabajar, estudiar u otras actividades esenciales.
El resto del país tiene limitadas las reuniones a un máximo de cinco personas y restricciones en los horarios comerciales, y con motivo del fin de semana de Todos los Santos se va a restringir también la movilidad entre municipios a partir de esta medianoche y hasta las 06:00 horas del día 3.
El primer ministro, António Costa, ha convocado un consejo de ministros extraordinario para este sábado en el que se decidirán nuevas medidas para abordar la pandemia, que tendrán efecto inmediato.
Estas medidas, más que a nivel nacional, estarán circunscritas a los diferentes territorios en función de la situación sanitaria, avanzó hoy el secretario de Estado adjunto y de Salud, António Lacerda Sales, «para que otras zonas que no están con tanta presión puedan respirar desde el punto de vista económico y social».
El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, no descartó hoy hacer una declaración al país la próxima semana, después de que se anuncien las nuevas medidas del Consejo de ministros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here