Sueltan la sopa

Humo Blanco

Por Clemente Castro González

Tal vez no llegue a saberse, a detalle, sobre las toneladas de fajos de dinero que se gastaron en las recientes campañas políticas a las presidencia de la República, gubernaturas y otros cargos de elección popular.
Y eso de que se gastaban es un decir porque acabamos de ver los comicios en Coahuila e Hidalgo y, al menos desde la parte oficial, no se anduvieron con miserias.
Cierto que se establecen topes de campaña pero eso no se cumplen porque los actores políticos, cual más, cual menos, son expertos en rebasar lo que se les marca de límite.
Ahora si que depende de la cartera de cada candidato, la “fe que le tengan sus amigos” y, en menor medida, la “feriecita” que les llegue de financiamiento público.
El gran billete es el que no se ve y menos se registra en los estados contables ya que se opera en “greña” y así baja hasta la compra de “conciencias”.
La versión que se mueve es que el recurso fluye a raudales desde los ordenes del gobierno, particulares y probablemente de grupos de la delincuencia organizada para apuntalar candidatos a cargos diversos.
Reiteramos: dependiendo del prospecto y partido que lo a la respalde fluirá la “plata”.
Por fortuna no estamos lejos de conocer las cantidades que fluyeron en las campañas como por arte de magia aunque, bien se sabe que ese dinero salió de las transas y se inviertió en eso mismo.
Es por demás ilustrativo el caso de la “Estafa Maestra” y una de sus principales promotoras, la ex secretaria ROSARIO ROBLES BERLANGA, en la actualidad presa.
Hablamos del desvío de miles de millones de pesos del erario público, mismo que terminó en campañas políticas y en manos de no pocos delincuentes de “cuello blanco”.
El caso habrá de profundizarse ya que la ex funcionaria colaborará con la Fiscalía General de la República (FGR) y seguramente dará santo y seña de lo que se hizo en los comicios del 2015 y el 2018, cuando se dio la contienda presidencial.
Pero antes, se sabe, cuando fue candidato y a la postre jefe del ejecutivo federal, ENRIQUE PEÑA NIETO, el billete llegó mediante “moches” de la empresa brasileña Odebrecht.
Parte de este entramado empezó a dilucidarse debido a que uno de los hombres claves en los manejos turbios, el ex director de PEMEX, EMILO LOZOYA AUSTIN, “soltó la sopa”.
Y parece que el personaje clave de las transas, antes y durante el sexenio peñista, fue el ex secretario y otrora todopoderoso, LUIS VIDEGARAY CASO.
Hay coincidencia de EMILIO y, en fechas recientes, de ROSARIO, en que era el quien diseñaba el “tejemaneje” o al menos que distribuía “la lana”.
De manera que es cuestión de semanas o meses para ver a VIDEGARAY compareciendo ante la justicia.
Algo que llama la atención es que los abogados de ROBLES BERLANGA niegan que su clienta involucre a el ex presidente PEÑA NIETO y al ex secretario de Gobernación y actual Senador, MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG.
Tal vez sea estrategia para no ser ella la que entregue a sus jefes. Y eso significa que si LUIS es llevado a prisión tendrá que aguantarse o, para atenuar la sentencia, facilitar que la fiscalía llegue hasta el ex mandatario y ex jerarca de Gobernación.
Aunque no lo crea, en una de esas y sale lo que aportaron los gobernadores que, en su momento, se la jugaron con PEÑA NIETO cuando todavía era mandatario del Estado de México.
Lo que se comenta es que desde Tamaulipas fluyeron los portafolios hacia el equipo que le movía las finanzas al mexiquense.
Desde luego que no se trata de ficción sino de posibles actos de manejo discrecional de dinero de procedencia ilícita.
Parece que la cosa va en serio.
AL CIERRE
Con la representación del Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), JOSÉ SUÁREZ FERNÁNDEZ, el titular de Investigación y Posgrado, JULIO MARTÍNEZ BURNES, inauguró …

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here