Candidatos perdedores, otra vez al ruedo

PRESENCIA

ANA LUISA GARCÍA G.

10-12-2020

 

            < Candidatos perdedores, otra vez al ruedo

            < Afloran conflictos entre militantes de Morena

            < Se van a quedar con las ganas, tenencia no se cobra

 

 

            1.- La nominación de Layda Sansores San Román como candidata de Morena a gobernadora de Campeche, debe de alentar a Lalo Gattás, a quien sus detractores no lo consideran apto para repetir por segunda ocasión como candidato a la alcaldía de Victoria, en virtud de que la ola López-obradorista de 2018 no fue suficiente para que ganara en las urnas y ahora en 2021 menos, afirma un círculo de morenistas. La cuestión es que la hija del exgobernador Carlos Sansores va por 4ª ocasión en busca de un mismo puesto, la silla que ocupó su señor padre.

            Layda hasta hace unas horas, alcaldesa de Álvaro Obregón en la Cd. de México, hizo su primer intento en 1997 por el PRD, incluso ese fue el motivo por el cual renunció unos meses antes al PRI, el partido bajo el cual mandató su progenitor; seis años después volvió a buscar la gubernatura, para lo cual cambió nuevamente de partido, se hizo militante de Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano,  también fracasó, pese a ser la tercera (que dicen es la vencida), eso tuvo lugar en 2015 con el naciente partido Morena, y quedó en tercer lugar, su oponente triunfador fue “Alejandro “Alito” Moreno, actual presidente del CEN del PRI, de ahí lo interesante de este nuevo encuentro, porque si algo le debe preocupar al dirigente Tricolor, es la elección de su estado natal.

            El tema que nos ocupa son las reincidencias pese a la derrota. La realidad es que hay muchos antecedentes de políticos persistentes a los que la derrota no los ha amedrentado y finalmente han logrado alcanzar sus ambiciones. Vicente Fox perdió en su primer intento la gubernatura de Guanajuato, la conquistó en una segunda oportunidad y seguramente cuando ocurrió su primera derrota nadie se hubiera imaginado que ganaría una elección presidencial.

            Lo mismo podemos decir de Felipe Calderón que perdió la elección de gobernador en su natal Michoacán y “haiga sido, como haiga sido” obtuvo la Presidencia de México. El mismísimo Andrés Manuel López Obrador fue derrotado cuando buscó la gubernatura en su natal Tabasco y tras dos intentos (2006 y 2012) por alcanzar la Primera Magistratura del país, al fin lo logró en 2018.

            Lo que ocurre es que en la vieja escuela del PRI, el que perdía era un “apestado”, porque el partido era cuna de triunfadores, la realidad es que muchos de los que sufrieron alguna derrota fue producto de la mano tricolor, porque así convenía a intereses superiores, fue el caso de las victorias que obtuvo el PPS y el PARM en Tamaulipas y en otras entidades en la época de oro del Revolucionario Institucional.

            Es cierto que hay partidos que no tienen mucho de donde escoger y registran candidatos caros o perdedores y hasta fanfarrones sin posibilidades, y lo hacen con pleno conocimiento de causa, pero no tienen de otra. De tal manera que no nos debe asombrar que en los comicios de 2021 veamos jugando a candidatos que ya perdieron, y mucho menos nos debe sorprender que algunos de ellos ganen en esta ocasión. En política no hay nada escrito.

            2.- Suenan los tambores de guerra en el interior de los círculos morenistas, lo mismo en Victoria donde hay una ola de rechazo contra la posible candidatura de Eduardo Gattás, que en el Mante donde hay por lo menos dos facciones encabezadas por fundadores del movimiento social que emprendió Andrés Manuel López Obrador, al que siguieron y apoyaron desde 2006 y obviamente hoy quieren su recompensa a través de candidaturas.

            Eso son reclamos muy visibles, pero hay otros de municipios menores que se han apersonado en el domicilio del partido en esta capital, y esto anuncia que Morena estará en una encrucijada, porque entre la militancia leal al primer morenista del país no se visualizan cartas ganadoras, pronto veremos con qué elementos priistas o expriistas vestirá su opción electoral ante la falta de cuadros con experiencia y aprobación social.

            Porque a pesar de la constante descalificación al PRI y PRD, Morena está formada por militantes de ambas corrientes políticas.

            Mientras tanto el activismo morenista invade las redes sociales con mensajes de descalificación a la gestión panista en Tamaulipas, una de tantas versiones que ha promovido, se refiere al supuesto regreso del cobro de tenencia vehicular, al respecto el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca lo desmintió en conferencia de prensa.

            El mandatario estatal ratificó que mientras dure su mandato, y a pesar de los recortes presupuestales  no se cobrará la tenencia, “se van a quedar con las ganas”, enfatizó.

            En la misma conferencia de prensa García Cabeza de Vaca abordó el tema de los bloqueos en la carretera Tampico-Mante, precisó que es un conflicto entre particulares pero que atañen al gobierno federal y lanzó un exhorto a la Secretaría del Trabajo y la Guardia Nacional para que atiendan el problema.

            Por lo que se refiere a este tema, no sabemos si la Delegación Federal del Trabajo desapareció en la “poda” de dependencias que ordenó el Gobierno de la 4ª T, para instituir los delegados de Programas para el Desarrollo, que es el título oficial de lo que conocemos popularmente como “Super-delegaciones”.

            Tampoco está visible el Delegado de la Secretaría de Gobernación, Javier Córdoba González, quien reemplazó a Felipe Garza Narváez a partir del 14 de octubre, y que en este caso sería la voz intermediaria autorizada.

            Cuando decimos que Córdoba no está visible, es porque no hay información sobre su gestión, ni siquiera un reporte en los buscadores digitales. Por cierto se comenta, que Javier llegó a la referida delegación federal por intervención de Héctor Martín “El Guasón” Garza González, hoy en la fría banca.

            La cuestión es que el conflicto ahí está, y corresponde al Gobierno Federal intervenir, sea a través de uno de sus representantes en Tamaulipas o con un enviado especial.

            3.- Le comento que el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo al reunirse esta semana con los coordinadores de las bancadas de su partido en los Congresos locales, se abordaron entre otros temas la selección de los mejores cuadros para conformar un equipo fuerte de legisladores que den continuidad al proyecto de la 4ª. T.

            Les advirtió (por aquello de la reelección) que quienes sean candidatos deben tomar de forma obligatoria un curso sobre los valores e ideales del partido, así como del proyecto de la Cuarta Transformación. Además, firmar un juramento de principios, referentes a “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo de México”.

            Este acercamiento y por el mensaje de Mario Delgado, se puede visualizar que Morena estará invitando o sugiriendo la reelección de muchos de sus actuales legisladores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here