Sacerdote adopta a bebé con síndrome de Down; ahora son una familia llena de amor

Omar es un sacerdote de Lima, Perú que ha dedicado toda su vida a ayudar a las personas más vulnerables, y a darles un ambiente lleno de amor, respeto y cuidado en su albergue.

Por eso cuando se enteró que un bebé de dos meses con Síndrome de Down había sido abandonado, no dudó en adoptarlo y darle la familia que merecía.

La madre del pequeño, quien recibió el nombre de Ismael, tenía solo 17 años y padecía esquizofrenia, enfermedad para la que jamás recibió tratamiento.

«Fue al hospital a dar a luz. Aparentemente llevó un mal embarazo dio a luz y lo dejó abandonado. El Ministerio conoce nuestra obra, el perfil de los chicos que recibimos y nos llamó para recibirlo.» dijo a ACI Prensa.

«Llegó en un día muy especial, en mi cumpleaños (el 5 de mayo) como un detalle especial de Dios en mi vida sacerdotal, como fecundidad, como padre espiritual, como ser humano.»

Omar trabaja como director de un albergue dedicado su vida a ayudar a personas con discapacidades físicas o mentales, muchos de los cuales han sido abandonados por sus familias.

Ahora, a casi siete meses de convertirse en papá, él e Ismael son más felices que nunca.

«¡Bienvenido Ismael! Traerte desde Cusco ha sido toda una aventura, la primera de muchas que vamos a vivir juntos. Cromosoma del amor, síndrome de Down.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here