Rigo crece..

Golpe a golpe

 

 

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

La inscripción de dos aspirantes a las candidaturas priistas de Matamoros y Reynosa, por las alcaldías, exhiben marcado divisionismo entre sus filas en este proceso electoral, pues, se supone, en el primer bloque de solicitantes sólo acudiría un pretendiente por cada municipio.

Pero se dio el caso que por ambas demarcaciones se inscribieron dos: Pedro Luis Coronado Ayarzagoitia e Irma Azucena Castillo Segoviano –por Matamoros–; y en el caso de Reynosa: Armando Benito de Jesús Barella e Irma Mauricio de Alejandro Martínez.

Supongo que este día, mañana a más tardar, la Comisión de Procesos Internos del Comité Directivo Estatal (CDE) priista declarará improcedentes las solicitudes de Irma y Mauricio, por lo que tampoco descarto que ambos, al fracasar su intentona alienten a sus seguidores para engrosar las filas de Movimiento Regeneración Nacional (morena) o del Partido Acción Nacional (PAN).

A menos claro está, que les otorguen otras posiciones. En el Congreso local, por ejemplo.

Todavía así, difícilmente, los futuros candidatos del tricolor alcanzarían inquietar a los prospectos de morena: Mario Alberto López Hernández; y, al diputado local Rigoberto Ramos Ordóñez, quienes cabalgan en caballos de hacienda hacia el primero su reelección y el otro rumbo a la alcaldía, según las mediciones preelectorales serias, por lo cual, el Partido Acción Nacional (PAN), tampoco ha definido precandidaturas.

Quizá porque allá en Matamoros, los diputados locales Héctor Escobar Salazar (distrito X) e Ivett Bermea Vázquez (distrito XII) no quieren correr el riesgo de renunciar al Congreso en el entendido de que la plaza está poder del membrete guinda, para contender por la alcaldía.

¿Será como reza el adagio: ‘más vale pájaro en mano que ver cientos volando?

Esto le da un plus al alcalde

Pero no hay que olvidar que, en esta justa, al aspirante independiente Raúl César González García (quien conoce los entretelones priistas), como Héctor Silva Santos –este durante años buscó ser candidato a la alcaldía y hoy, como dirigente municipal priista está hecho a un lado–, seguramente sienten rencor, porque a los dos el PRI les niega oportunidades.

Respecto a su pretensión por la alcaldía de Reynosa, morena enfrenta al grupo de Maki Esther Ortiz Domínguez –en su capricho ella de heredarle la posición a su hijo Carlos Peña Ortiz–, mientras el tricolor no se pone aún de acuerdo y morena tiene un prospecto harto competitivo.

Y por más obstáculos que le pongan es él, ‘Rigo’, el mejor prospecto a suceder a la alcaldesa.

Las mediciones son contundentes.

Morena sin candidatos va arriba hasta en un 60 % de las preferencias electorales.

Por eso mismo para enfrentar a ‘Rigo’ el PAN a nadie ha postulado; ni el tricolor.

¿Esto significa que la plaza está perdida para el Prianrd?

Correo: jusam_gg@hotmail.com

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here