Camargo, Men In Black

Cd. Victoria.- El gobernador de Tamaulipas FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA está obligado a moverse con gran rapidez y precisión en la urgente tarea del control de daños, si desea minimizar el costo político por la atroz masacre de Camargo.

Observe usted quienes fueron los responsables. Nada menos que sus policías consentidos, el grupo que se formó a su llegada en 2016, los “rambos” que inicialmente se agruparon en el Centro de Análisis, Información y Estudios de Tamaulipas (CAIET).

Quienes luego se habrían de integrar en un proyecto superior y más amplio, el Grupo de Operaciones Especiales (GOP), que opera prácticamente en línea staff con el Jefe del Ejecutivo, bajo mando directo, sin rendir cuentas a nadie más.

Curiosidades que nos depara el calendario. La matanza perpetrada por los GOPES en Camargo es descubierta el pasado 22 de enero de 2021.

Vueltas que da la vida, fue un 21 de enero, pero de 2020 (un año y un día antes) cuando CABEZA DE VACA, desde su natal Reynosa, dio a conocer la creación de citado equipo de Operaciones Especiales.

Del cual decía con orgullo que:

– “Tendrá mayor capacidad de respuesta, para poder garantizar la seguridad, no solamente en Reynosa sino de cada rincón del estado.”

Anunciaba entonces una inversión de 5 mil millones de pesos en el ramo de la seguridad, para desplegar un “mayor número de elementos”, “incrementar el número de vehículos”, amén de “tres helicópteros que se incorporarán al patrullaje de las ciudades, uno de los cuales estará de base en Reynosa, contando con cámaras de video vigilancia de alta resolución.”

Cabe recordar que desde noviembre del 2017, la administración estatal incorporó los primeros vehículos artillados del modelo SANDCAT.

Tanquetas ligeras, blindadas, para uso urbano y de notable maniobrabilidad, dotadas con circuito cerrado, cámara de visión térmica y nocturna, cofre blindado, defensa frontal reforzada, escalón para tirador, intercomunicador y monitoreo para C-4.

Lustrosos carromatos en color azul intenso y vivos blancos, con su escudo dorado, una estrella azul marino de cinco picos sobre un círculo amarillo y las leyendas “Tamaulipas, S.S.P., Operaciones Especiales”, reposando sobre la figura de dos banderas mexicanas.

Impecables sus agentes uniformados, auténticos hombres de negro con sus fusiles Barrett 50 milímetros, desfilando orgullosos durante los eventos de exhibición.

COSTOSOS ERRORES

Mucho dinero invertido en todo ello. Y grande también la siembra de esperanzas fincadas en un aparato de seguridad profesional capaz de imponer la ley y hacer retroceder a la delincuencia, tal cual lo prometió CABEZA DE VACA en su campaña.

Y resulta que estos chicos (y chicas) del GOP están siendo señalados ahora por la fiscalía estatal como presuntos responsables de asesinar y calcinar a los 19 migrantes en Santa Anita de Camargo.

¿Qué se sabe al respecto?… Todo apunta hacia la dinámica macabra del secuestro en grupo, la exigencia de rescate a sus familias y el asesinato de aquellos cuyos parientes no pudieron desembolsar lo necesario.

Desde luego, es mayor el número de migrantes detenidos. Estadística invisible que oficialmente no deja huella, porque quienes pagan siguen adelante. Sabemos tan solo de muertos y deportados.

Algo comenté en este espacio el lunes 25 de enero, cuando la noticia estaba fresca, advirtiendo además sobre sus consecuencias políticas.

Cito textual:

“Un suceso sangriento de dicha catadura es noticia incómoda cuyos ecos se potencializan con el nutriente de las campañas. Para las autoridades de Tamaulipas, tratándose de un año electoral (2021) que además precede a otro doblemente grillo (2022), no queda más que atorarle. Y con todo.”

Para añadir:

“¿O van a permitir que vengan réplicas y contrarréplicas de los intereses afectados para que la nota roja se multiplique y brinque a la sección política de los medios y luego a la editorial, con obvia connotación electorera?”

Y concluir:

“Por ello, por aprecio a la pacificación gradual pero efectiva de los últimos años, acaso por las consideraciones de orden electoral arriba citadas, es necesario pintar la raya, mediante una respuesta ejemplar.” (Columna Interiores, “Humareda en Camargo”, 21/01/25, https://tinyurl.com/y69qwole).

RESPUESTA OFICIAL

La Secretaría de Seguridad Pública puso a disposición de la Fiscalía estatal a sus efectivos directamente involucrados en el hecho sangriento. Conferencia del martes que sacudió a las redes.

Se trata de agentes bien pagados, costosamente equipados, cuya criterio de selección, tareas de capacitación y métodos de control superior quedan hoy en serio predicamento. En franco ridículo.

¿A dónde quedaron las pruebas de confianza, a dónde los exámenes psicológicos que preceden al ingreso?, ¿en qué posición ubicamos al titular del GOP (antes del CAIET) FELIX ARTURO RODRÍGUEZ, después de todo esto?

El fiscal IRVING BARRIOS hizo lo propio, ajustándose a la narrativa del caso. Convocar a los medios, anunciar las detenciones y prometer justicia.

Más explícito fue el discurso en video del gobernador CABEZA DE VACA. Por principio, el pronunciamiento básico: “no habrá impunidad”.

Y también el compromiso con “el esclarecimiento total de los hechos”, así como “la aplicación de sanciones con el máximo rigor de la ley y hasta sus últimas consecuencias”, “trátese de quien se trate”.

Subrayaría además que la conducta de los agentes involucrados “no es consistente con la de miles de policías honrados que día a día cuidan, con la mayor dedicación, la integridad de los tamaulipecos.”

Ello amén de su solidaridad con los familiares de las víctimas y su disposición de mantener una comunicación permanente “con el Gobierno Federal y el de Guatemala” para colaborar en la identificación de cuerpos y brindar el apoyo necesario. Punto.

PERSPECTIVA

¿Habrá contrarréplicas?, desde luego. Ya las estamos viendo en la prensa regional, nacional y mundial. Por principio, muchas dudas en torno a la operación de los GOPES, ¿qué cosa son, qué cosa han sido?…

A trasmano abundan comentarios sobre la libertad excesiva que gozaron todos estos años, la opacidad en su presupuesto de compras y esa manga ancha a cambio de resultados que despide un fuerte tufo a impunidad.

Me viene a la mente aquella actitud pragmática y permisiva de FELIPE CALDERÓN hacia el ingeniero GARCÍA LUNA. Mientras me cuides, haz lo que quieras.

Como, por ejemplo, cobrar peaje a las caravanas de indocumentados, viejo negocio de las corporaciones mexicanas desde tiempos inmemorables. La Judicial Federal en los años 80s y 90s; los ministeriales y federales, tiempo después.

A manera de anécdota ilustrativa, fue también en el mes de enero, pero de 1981, cuando se descubrió aquella masacre de 12 centroamericanos a orillas del rio Tula, en Atotonilco, Hidalgo.

Sus autores eran, por igual, uniformados, al mando del entonces titular de la policía capitalina ARTURO, el Negro, DURAZO. Curiosamente, el número uno del GOPE tamaulipeco también se llama ARTURO, solo que RODRÍGUEZ. Coincidencias, ciertamente.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com

WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here