Morena: ¿mano negra?

Golpe a golpe

 

 

+ En los municipios con mayor desarrollo aparecen hasta seis aspirantes

+ Todos los precandidatos y sus partidos, juegan con un barril de pólvora

+ Asoma juego sucio electoral de la Federación y los gobiernos estatales

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

Algún ‘travieso’ está metiendo mano en la inscripción de aspirantes a las candidaturas locales de Movimiento Regeneración Nacional (morena). O al menos se ocupa de azuzar a un rebaño de hidrófilos carentes de fibra político-electoral, con un objetivo muy claro: Dividir al membrete, a fin de que éste entre en crisis antes de decidir las postulaciones.

Obviamente el autor de la embestida abrevaría en la frase ‘divide et impera’ (‘divide y vencerás’) –imputada al dictador y emperador romano Julio César–, por ser una estrategia para indisponer a unos contra otros. Sobre todo cuando están en marcha ambos procesos selectivos.

De otra forma no encuentro explicación del porqué, de la noche a la mañana, en los municipios considerados los más importantes del estado han surgido hasta seis planillas en cada uno, siendo que hay personajes probados en la lid comicial.

Y es contra ellos, precisamente, la embestida.

No obstante, sus rivales más débiles argumentan que pretenden ser nominados ‘por derecho propio’ –bajo el principio democrático impulsado por Andrés Manuel López Obrador–, aún cuando sus grupos apenas los integran contados familiares, pocos amigos y escasos simpatizantes. En tanto quienes son mencionados como ‘candidatos naturales’ poseen, ya, un capital político doméstico.

Como usted bien sabe, los aspirantes más posicionados, en los dos últimos años, se han dedicado de tiempo completo a difundir y fortalecer el proyecto de la llamada 4T (Cuarta Transformación), mientras los otros pedigüeños sólo han sacado raja (haciendo como que trabajan), a través de acuerdos en lo oscurito, como ahora ocurre.

Consciente de ello, debe estar (ya) el delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de morena (Lucio Ernesto Palacios Cordero), pues sería él quien sancione los procesos electivos y el responsable de la justa, aun cuando aparezcan otros próceres del lópezobradorismo queriendo meter también mano en las designaciones.

Por cierto, este día se cierra la etapa de registros de los aspirantes a las candidaturas de morena a las alcaldías.

Y de que habrá sorpresas, ¡claro que sí!

 

Nuevo Laredo 

En el municipio fronterizo Carmel Lilia Cantúrosas Villarreal asoma como favorita a la candidatura de morena.

Pero este día, seguramente se registran Sergio Arturo Ojeda Castillo y Rogelio Soto Quiroz.

Así que habrá necesidad de aplicar una encuesta para decidir quién ostentará la candidatura.

 

Reynosa 

Rigoberto Ramos Ordóñez está colocado en la primera posición de las encuestas.

Sin embargo Armando Javier Zertuche Zuani empecinado está en ser el nominado; y por si fuera poco ya se registraron también Nohemí Alemán Hernández y Marcelo Olán Mendoza.

Hoy harían lo propio Humberto Prieto Herrera, Juan Fabila, Joaquín Olea Vázquez y Camilo Martínez Cortez.

 

Matamoros 

El quehacer edilicio de Mario Alberto López Hernández avala su objetivo reeleccionista.

A pulso se ha ganado un liderazgo en la localidad. No obstante hay intereses que a cualquier costo pretenden bajarlo de la contienda.

Por ello azuzaron a Alejandro Mayer Garza para que se registrara y hoy seguramente lo harán otros ‘paleros’ anti lópezobradoristas, como Víctor García Fuentes.

De cualquier forma ‘La Borrega’ les saca amplia ventaja.

 

Victoria 

Luis Torre Aliyán luce como el aspirante mejor posicionado, aunque hace días apenas se registró.

De cerca le sigue Eduardo Abraham Gattás Báez. Y muy atrás, van Roque Hernández Carmona, Enrique Yáñez Pérez e Ismael ‘El Rocket’ Valdez Álvarez.

Más los que se acumulen este día.

 

Ciudad Madero 

Adrián Oseguera Kernion es otro alcalde que le incomoda al sistema anti Cuarta Transformación, por lo que tratarán de bloquearlo en su intención reeleccionista.

Para enfrentarlo ‘cuchilearon’ a Lauro Ortiz Rivero, mientras que hoy decide José Luis González Meza (el ex abogado de ‘El Chapo’ Guzmán), si también se registra.

Todo dependería, ya lo creo, de los ‘cañonazos’ que se le extiendan a través de la mano negra.

 

Vicios 

Los dirigentes partidistas y jefes de los grupos de interés que participan en los procesos electorales (federal y estatales) para renovar la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 30 congresos locales y cerca de dos mil ayuntamientos, juegan con un ‘barril de pólvora’, merced a su codicia de alcanzar o retener el poder por el poder mismo.

Esto pone en serio peligro no sólo todas las justas, sino también la estabilidad del país.

Sobre todo porque la inconformidad social no aminora.

Por el contrario, ésta aumenta en frecuencia e intensidad, conforme avanzan las contiendas.

Pero a ellos poco les importa por su terquedad de querer resolver las diferencias por el camino de la calumnia y la confrontación.

Cotidianamente aparecen en el escenario auténticas bataholas, donde interviene la mayoría de los actores que aspiran ser parte de los relevos, amparados en su dizque militancia partidista o a manera de externos.

Las mujeres y los hombres de conciencia buena que enarbolan un noble ideal, por su parte, son cooptados por intereses facciosos que a toda costa tratar de asumir el control ciudadano, en claro atentado contra el pueblo que es ajeno a tanta tenebrosidad.

Así, los grupos de interés pervierten la política más cada día; lo que en realidad significa que los procesos electorales se han convertido en instrumentos de dominio e imposición, pues se insiste en aplicar la receta maquiavélica de que el fin justifica los medios.

Los conceptos de armonía y unidad no pasan de ser retórica barata para los políticos –usted lo ha visto–, mientras que la moral se convierte en algo raro y fuera de moda, ya que la hipocresía y el cinismo son ahora los principios con que se manejan quienes buscan arribar al Palacio Legislativo de San Lázaro, la administración pública estatal y/o municipal y los congresos locales.

Esa expresión concreta de la lucha intestina que se libra a lo largo y ancho de nuestro país, retrata a los políticos de cuerpo entero.

Los exhibe como entes cargados de vicios e imperfecciones, tanto como enfermos de poder, y, lo peor, deshumanizados.

Esto en lo general.

A diario somos testigos, cercanos o lejanos, del surgimiento de más y nuevas confrontaciones entre los políticos en su disputa por trepar el andamiaje estructural de dominación, sin que nada les importe lo que ocurre abajo, donde está el pueblo, que a su modo busca se le tome en cuenta.

Prueba de ello es que las alianzas formales o de facto se han vuelto fundamentalistas.

Entonces, tenemos que el desacuerdo, la descalificación y la estéril confrontación seguirían brotando por doquier.

Correo: jusam_gg@hotmail.com

 

Caminante no hay camino
No obstante que el juego sucio por parte de la Federación y algunos de los gobiernos estatales está más que detectado y las identidades de sus promotores han sido exhibidas con nombres y apellidos, cada una de las partes en conflicto esgrime de manera pública sus alegatos y habla a nombre del mandato conferido. Pero el problema central se ha vuelto crónico y pone en riesgo el proyecto democrático del país.

Y es que parece increíble que el propio Instituto Nacional Electoral (INE) sea quien esté poniendo al país en la antesala de una crisis profunda, debido a su falta de tacto para poner a cada cual en su lugar.

Merced a lo anterior, vale la pena reiterar que nadie puede estar por encima de la ley. Ello es una condición mínima de respeto a los principios de convivencia y orden que deben privar en la Nación entera.

De este modo hoy nos encontramos ante la encrucijada de refrendar el Estado de Derecho o arrastrar al país hacia escenarios indeseables.

 

Cicuta 

Maki Esther Ortiz Domínguez vuelve a dar muestras de su ‘chaqueteo’.

Y ahora como operadora de morena exige la candidatura municipal para su amiga Nohemí; una curul federal plurinominal para su hijo Carlos Peña Ortiz; la candidatura local por el IV distrito para Federico Pérez Lozano (ex jefe de bomberos) y siete regidurías.

¡Vaya ambición!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here