¿Qué viene?

Procedentes de municipios fronterizos, sureños y la zona centro del estado, cientos de simpatizantes del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, desde muy temprano, se apersonaron aquí en la capital, para participar en una concentración de apoyo al mandatario, acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de haber cometido diversos delitos.

Entraron por las rúas que, de aquí pa’ allá, conducen a Nuevo Laredo (vía Monterrey); Matamoros y Reynosa; Soto la Marina, la zona conurbada del sur; y el otrora llamado Cuarto Distrito.

Aquí los esperaban los burócratas estatales y municipales de Victoria, el Congreso local y universitarios, para juntos, horas más tarde, iniciar una caminata sobre ‘el 17’ (avenida Francisco I. Madero), desde el monumento a ‘Pedro J. Méndez’ hasta la Plaza Juárez.

Precisamente hasta frente al Palacio de Gobierno, donde se desarrolló el mitin.

A través de las redes sociales, hubo detractores gubernamentales que condenaron la marcha por el riesgo generado por la pandemia del Covid-19 –aunque un día antes el semáforo fue bajado al verde y minutos más tarde, a la luz amarilla–, advirtiendo que esta congregación significaría un alto riesgo de contagio. Aún así, ganaron la calle.

Se estima que partiparon +/- seis mil personas, pero los animadores lo refutan, ‘por tener otros datos’.

Presencialmente ví que la mayoría vestía jeans y camisa blanca, obvio porque se trató de servidores públicos; y los menos arribaron ‘atraídos’ por las despensas y, según algunos reconocieron, por un pago de 200 pesos.

Como fuere, asistieron. Y hasta el momento de cerrar esta columna se reportaron una mujer y una niña desmayadas –previamente a la marcha–, y la otra durante el mitin que fue trasladada al Hospital General proveniente de la frontera, quien dio positivo al coronavirus.

La vigilancia corrió a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública, que le ordenó a sus elementos acudir ‘disfrazados de paisano’ (con pantalón de mezclilla y camisa blanca), pero armados, ubicándolos en posición estratégica.

Los vendedores ambulantes hicieron su agosto (en febrero) porque los organizadores se olvidaron de proveer líquidos hidratantes.

Y lo peor del caso es que a los obligados a ir también los obligaron por lo menos a enivarle fotos de su participación a sus jefes quienes decidieron no asistir, pero pa’ justificar ‘su traición’ al Gobernador recopilan aún fotos y testimonios de asistencia.

Ignoro cuánta gente llegó convencida de la defensa al mandatario.

Pero en claro me queda que son muchos.

No los encargados de las batucadas, pues a ellos les pagaron por ir, ni al grueso del burocratismo, pero sí a la gente común que ha recibido beneficios por parte del mandatario y lo defienden a capa y espada. Es más, apunta de machete.

A esta Plaza Juárez, también arribaron funcionarios y poíticos afines a Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Igual que acomodaticios, según les haya idoo les vaya en la feria, por lo que el Gobernador no debe confiar en nadie para sstentar su defensa y atender, solo, la solicitud que el lunes, a más tardar, el martes, le haga la Sección Instructora de la Cámara baja, en relación a su comparecencia o alegato después de ser notificado de la causa por la que se le acusa.

Se lo comento porque hay evidencias en las redes sociales que dieron en transmitir en vivo la manifestación, que nada en claro dejan.

Y si bien es cierto que García Cabeza de Vaca refirió en su mensaje de ayer que el más de 51 por ciento de los votantes secundaron su elección, igual debe considerar que los tiempos cambian y más quienes, al codiciar el poder, no dudaría en traicionarlo.

Varios de los cuadros que anima para ocupar cargos de elección antes traicionarion a sus promotores o ‘padrinos’ como los ex piristas, de quienes nodebe confiarse.

Y menos en esta etapa.

En fin, la manifestación no es garantía de nada para su defensa.

Y así debe considerarlo, por al menos dos puntos.

1) Los gobernadores de Chihuahua (Javier Corral Jurado) y Jalisco (Enrique Alfaro Ramírez) han deslindando apoyarlo en su enfrentamiento contrael Gobierno Federal; y

2) La Sección Instructora de la Cámara de Diputados, es dominada por Pablo Gómez Álvarez (morena) e integrada por las diputadas Martha Patricia Ramírez Lucero (también de morena), Anilú Villagrán Vallines (PRI), suplente de Ivonne Iliana Álvarez García –ahora con licencia–, y Ana Rutud García Grande (PT), e le irían en contra.

Así que su defensa debe encaminarla a disuadir a sus acusadores, ya el tiro va directamente en su contra.

Lamentablente el Congreso local malinterpreta la ley, exhibiendo todo descocimiento de la legalidad.

Ya ve usted que el diputado Gerardo Peña flores –hoy presidente de la Junta de Coordinación Política–, sostiene que ese asunto sólo corresponde a la Cámara de Diputados de Tamaulipas, cuando está visto que es federal y, en cosecuencia, debe resolverlo una instancia también federal.

En fin, hay que esperar el posicionamiento del Gobernador, en cuanto al comunicado que le hagan para actuar en defensa propia.

Lo demas, sobra.

Correo: jusam_gghotmil.com

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here