El canto de las sirenas

DESDE ESTA ESQUINA.

Por Melitón Guevara Castillo.

EL CANTO DE LAS SIRENAS.

El 6 de julio próximo vamos a ir a las urnas: votaremos para elegir a diputados federales, a diputados locales y a Presidentes Municipales. En teoría a todos los ciudadanos nos deben interesar todas las elecciones; sin embargo, según el propósito observamos que AMLO está obsesionado con que su partido gane la mayoría en la Cámara de Diputados; al gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca le interesa ganar el Congreso Local.

AMLO quiere tener mayoría en el Congreso Local para que le cumplan todas sus peticiones, sin quitar una coma a sus proyectos legislativos; en tanto que el gobernador le interesa tener a incondicionales que le cubran la espalda para cuando termine su ejercicio, pero además, en previsión al desenlace del proceso de desafuero que la Cámara Federal le ha iniciado.

GOBIERNO LOCAL.
A los ciudadanos, en la práctica, no le hace caso a las elecciones de diputados, sean federal o local, pero si a la Presidencia Municipal. Porque es ahí, en ese terreno, en donde la problemática comunal se pone de manifiesto: la población quiere, desea, que el gobierno municipal le proporcione los servicios públicos con calidad y eficiencia, porque son los que impactan la vida cotidiana, tal es el caso del agua, la energía eléctrica, la pavimentación, los mercados, los espacios de recreación públicos, entre otros.

Los ciudadanos victorenses están en una encrucijada: durante muchos años el gobierno fue de los priistas; que fueron cobijando la corrupción y la impunidad, así que un día decidieron cambiar, y el remedio fue peor: el gobierno emanado de él PAN, que lo hizo con un extraño a sus filas, fue desastroso, al grado que en este momento, Pilar Gómez, la sustituta, bien que sabe lo difícil, complicado, que es enmendar el desaguisado de Xicoténcatl González Uresti… el tiempo fue poco y, se ve complicado, que pueda conseguir la reelección.

EN CAMPAÑA.
La costumbre, esa no hay forma de evadirla, nos dice que todo candidato, sea de uno u otro partido, es que cada candidato hace una y mil promesas. Si en una colonia les falta agua, les promete ponerla; si en otra les falta la energía eléctrica, jura que hará los trámites… y así, a unos y otros, nos van a decir que nos van a resolver el problema más ingente que se padezca. Hasta ofrece crear empleos, mejorar la salud, entre otras cosas, que ni siquiera son parte de sus responsabilidades determinadas por el Artículo 115 Constitucional.

Como todos ofrecen, en la práctica lo mismo, el candidato que se aparece como más empático, as buena onda o raza, que saluda y se toma fotos, quizá es lo que puede inclinar la intención del voto. Los partidos políticos son una marca y como tal tienen una intención del voto; que, de manera sorprendente, puede variar en relación al candidato que postulen. Por eso, en campaña, el candidato busca ser simpático y no sabe decir que no…, se muestra sonriente, alegre, simpático. Porque está en campaña.

EL ARTE DE GOBERNAR.
En lo personal, no quiero escuchar promesas de campaña: creo que todos los victorenses conocemos la problemática del municipio. Pero si quiero, en serio, que me digan cómo van a enfrentar la solución de la problemática. Ya sabemos que María del Pilar Gómez Leal, es la candidata del PAN; que Alejandro Montoya Lozano del PRI, que Paula Gabriela Milla Carreón del Verde, que José Guillermo Gómez Vizcaíno lo es del PRD, solo MORENA la hace de emoción.

Que no enuncien promesas, que nos expliquen la forma en que van a planear, a organizar y a ejecutar la solución de los problemas. Si, que digan cómo van a aplicar el impuesto predial, las participaciones federales y estatales; que tipo de recursos van a bajar de los programas federales o estatales… que vayan ya, como candidatos, dando un perfil de quienes pueden ser sus principales colaboradores. Y es que, por decir, Xicoténcatl González Uresti ofreció que en un dos por tres arreglaría el problema del agua… y se puso a bailar zumba.

Que el canto de las sirenas, no sean pues, puras promesas enunciadas como más agua, mejor sistema de recolección de basura, parques limpios… que sea ya un plan de trabajo, que nos indique que saben lo que quieren hacer por Victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here