Van por ‘Makito’ 

Golpe a golpe  

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

A unas horas de que Movimiento Regeneración Nacional (morena) autorice el registro de sus candidatos a los 43 ayuntamientos y diputaciones locales (22 de mayoría relativa) ante el Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam), el hijo de la alcaldesa de Reynosa (Maki Esther Ortiz Domínguez), quien aspira relevarla en el cargo, enfrenta una orden de aprehensión.

Y eso podría inhabilitar su postulación.

Se trata de Carlos Víctor Peña Ortiz –quien fue acusado en la Fiscalía General de Justicia del Estado ( que encabeza Irving Barrios Mojica), por la Unidad de Inteligencia Anticorrupción por el robo de un vehículo (consta en el expediente 203/2020)–, y también es acusado por lavado de dinero; y de utilizar recursos de procedencia ilícita en la compra de un rancho, de 1,500 hectáreas, en el municipio de Cruillas, cuyo valor se pactó en $15 millones.

Esa última denuncia la presentó el abogado Marcelo Olán Mendoza ya que, según él, las percepciones de Peña Ortiz a sus 28 años de edad (hoy) no corresponden a su salario como titular del Sistema DIF-Reynosa; menos a los emolumentos que pudo haber tenido antes, aún cuando su progenitor (Carlos Peña Garza) haya obtenido considerables cantidades de dinero en sus actividades de ‘trata de blancas’ y lenoncinio perpetradas en la zona de tolerancia de Reynosa, y por lo cual tuvo que buscar amparos (rechazados) y salir de la frontera o del país, para así evadir la orden de  aprehensión en contra suya.

Hoy ‘El Makito’ también es señalado de utilizar varias identidades para la comisión de sus ilícitos, tanto en México como en la Unión Americana. Y, según lo han comprobado las autoridades tiene varias actas de nacimiento, lo cual lleva a suponer que sus acciones han sido planeadas.

Aquí incurre en otro delto: falsisificación de documentos.

De ahí que la candidatura a la alcaldía, que supuestamente compró su ‘mami’ a Mario Martín Delgado Carrillo (el dirgente nacional de morena), no se logre, pese a los presumiblemente 100 millones de pesos que ella pagó por la nominación.

En caso contrario habrá en Reynosa un aquelarre partidista-ciudadano de pronóstico reservado, pues los militantes y simpatizantes de morena ya, dicen, no están dispuestos a tolerar imposiciones ni improvisaciones.

Ciertamente Maki cuenta con un capital político fuerte en Reynosa que no es producto suyo (sólo), sino también logrado con el apoyo del Gobierno estatal durante sus dos períodos como alcaldesa, puesto que en la justa de 2016 ‘se colgó’ del ‘efecto antipriista’ –liderado por Francisco Javier García Cabeza de Vaca–, entonces en acuerdo con Egididio Torre Cantú; y ya, en 2019, cobijada por la estructura gubernamental.

Ha logrado la votación más alta en la historia de Tamaulipas, también; siendo Reynosa el único municipio donde morena perdió las elecciones en 2018 para la Presidencia de la República, el Senado, la Cámara baja. Pero eso con apoyo gubernamental –entiéndase bien–, así que, esta vez, nada le garantiza a Ortiz Domínguez su supremacía. Ni ella la garantiza a nadie la votación.

Menos cuando su hijo es persegudo por delincuente.

Y hasta donde sé, la prden de aprehensió en su contra está vigente.

Sorpresas confirmadas 

Los operadores político-electorales de morena en Tamaulipas, enfrentan ya el repudio a varias candidaturas por aprobarlas un individuo que no conoce ni siquiera dónde está parado.

Me refiero al delgado enviado por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Lucio Ernesto Palacios Cordero, del ’establo’ monrreaista.

 Siendo generosos quizá hizo su chamba reportando posicionamientos de los aspirantes.

Cosa que quizás le disgustó a Erasmo González Robledo (el ‘arlequín’ de Mario Delgado Carrillo) quien podría haberle llevado otros datos –así se acostumbra en la mentada Cuarta Transformación–, para ‘modficar’ planes y proyectos, vender candidaturas, o, tracionar al presidente, Andrés Manuel López Obrador, a cambio de migajas.

De otra forma no se entiende el por qué Tamaulipas para morena está prácticamente perdido con tan infames postulaciones, cuando AMLO tiene una aceptación ciudadana arriba del 65 por ciento.

Por dos razones, sospecho:

1) Acuerdos cupulares; y

2) Compra de candidaturas.

Tan es así que Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega exige ser tomado en cuenta por derecho propio (y lo tiene) para repetir, azuzando a otros diputados que tienen el mismo derecho.

Sin embargo, talparece que Mario ha vendido la cuusa.

Desbandada 

El anuncio de las candidaturas a los ayuntamientos y diputados locales acá en Tamaulipas, por parte de morena, podría alentar una desbandada hacia los membretes de nueva creación y de reciente registro (oficial).

Cosa grave, al menos en Nuevo Laredo, Reynosa y Victoria, porque la (parca) militancia y (millones) de simpatizantes ya se dieron cuenta de que todos los partidos no valden madre.

Y que sólo utilizan a los ciudadanos con intenciones aviesas.

Correo:

jusam_hotmsil.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here