Estados Unidos a un paso de la normalidad; ciudadanos no necesitan usar cubrebocas

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) mitigaron el martes sus normas sobre el uso de cubrebocas fuera de espacios cerrados, señalando que la gente plenamente vacunada no necesita cubrirse la cara a menos que se encuentre en medio de grandes aglomeraciones.

Las personas no vacunadas también pueden salir sin mascarilla en algunos casos.

Dijeron que, vacunada o no, la gente no necesita usar mascarilla en el exterior cuando camina, anda en bicicleta o corre a solas o con miembros de su familia. También puede quitarse la mascarilla en pequeñas reuniones en el exterior con gente ya vacunada.

La norma es distinta para las personas no completamente vacunadas —es decir, que no han recibido las dos dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna o la dosis única de la de Johnson & Johnson—, quienes deberán usar mascarilla en reuniones donde hay otras personas no vacunadas, o en restaurantes al aire libre.

La nueva norma representa un paso cuidadosamente calibrado en el regreso a la normalidad luego de que la pandemia de coronavirus ha matado a más de 570 mil personas en Estados Unidos.

«Es el regreso a la libertad», dijo el doctor Mike Saag, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Alabama al elogiar el cambio. «Es el regreso a poder realizar las actividades normales. Todavía no hemos llegado, pero estamos en la rampa de salida. Adicionalmente, eso es hermoso».

Durante casi todo el año pasado, los CDC aconsejaron a la gente que usara mascarillas en el exterior si se encontraba a menos de dos metros de distancia de otros.

Más de la mitad de los adultos en Estados Unidos han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus y más de un tercio están plenamente vacunados.

Es necesario vacunar más gente y persisten los temores sobre las variantes del virus y otros cambios posibles en la epidemia, pero Saag sostuvo que la nueva norma es un premio sensato al desarrollo y distribución de las vacunas eficaces y al hecho de que unos 140 millones de personas ya se aplicaron la vacuna en Estados Unidos.

Los CDC, que han sido cautelosos en sus normas durante la crisis, respaldaron lo que mucha gente ha estado haciendo en las últimas semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here