«Pedrera» deja sin luz y agua a 300 familias del ejido el Olmo

Francisco Medina Guerrero
Más de 300 familias que habitan en el ejido El Olmo se han quedado sin agua potable y sin suministro de energía eléctrica a lo largo del día presuntamente a consecuencia de la puesta en marcha de una pedrera que se encuentra en el kilómetro ocho de la carretera Rumbo Nuevo.
La presidenta del Comité del Agua de El Olmo, Isabel Rodríguez López, refirió que además los habitantes del ejido han tenido que sufragar el gasto que implica que el refrigerador y otros aparatos queden fuera de servicio por variaciones en el voltaje.
“Empezó la situación hace cuatro, cinco meses, pero lo más fuerte ha venido a partir del mes de marzo que tuvimos la quema de nuestra bomba y el motor al mismo tiempo, hubo una descarga, vine para encender nuevamente la bomba y resultó que ya no quiso arrancar”.
“Sí tenemos una población muy abundante, fijas tenemos 320 familias, pero los domingos tenemos algunas otras 30, 40 familias, sí nos vemos afectados directamente, el líquido es lo esencial para nosotros”, añadió.
Rodríguez López señaló que después del diez de marzo que compraron bomba y motor de buena marca el día 15 de abril se les vuelve a quemar el motor, y ahora el día 26 de abril se les quemó bomba y motos nuevamente, “a nosotros ya nos alertó mucho, era una fuga de efectivo muy fuerte”.
Dijo que ellos como habitantes del ejido han vivido con altos y bajos voltajes lo cual ha dejado aparatos dañados; “y sobre todo los que van aquí donde está el acceso a la toma de agua”.
“Hay vecinas que ya me dicen sabes qué a mí se me quemó el refrigerador, si prendo un clima no puedo prender el otro, o conecto el microondas o prendo un clima, entonces esa es la situación”.
“Vino un técnico y nos dijo que tenemos una interconexión en la entrada al ejido, nos dice que checó y nos dice que hay una pedrera hacia la Rumbo Nuevo, efectivamente la pedrera tiene máquinas muy grandes”.
Señaló que posiblemente cuando encienden sus máquinas se tiene una baja de voltaje en el ejido, “pero cuando las apagan nosotros tenemos un pico de energía que nos está afectando nuestra bomba”.
Tras señalar que ya han gastado arriba de 80 mil pesos en un mes y medio, y que ahora tienen bomba y motor quemados que todavía no lo han comprado, refirió; “pero otra vez son más de 40 mil pesos que se tienen que gastar”.
“Nosotros hemos empezado a tomar cartas en el asunto, incluso hemos pensado en una demanda, sí vamos a proceder de manera legal, ayer una parte del ejido no tuvieron luz durante todo el día”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here