Desafuero muestra polarización política

Por Salvador Valadez C.

Desde hace tiempo advertimos que la guerra sucia y la lucha por el poder estaban escalando niveles insospechados en México y en Tamaulipas, el tema del desafuero del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca a todas luces tiene tintes electoreros, y de evidentes venganzas políticas que en su momento los propios morenista anunciaron, hoy pareciera que la pelea se concentra entre Morena y el PAN cada uno con sus aliados
La polarización política hoy más que nunca se encuentra en lo más alto, están los que defienden y los que atacan, en momentos el que tiene más poder por obvias razones gana uno de los rounds, que por cierto ahora todo se ha judicializado, la discusión política y los procesos electorales, y por cada golpe que asesta uno de los grupos políticos, la respuesta es similar con otro golpe de la otra parte, situación que tiene en la incertidumbre a la sociedad.
La respuesta de los sectores sociales y económicos a lo que hoy se vive en el país y ahora en el estado es la exigencia de que se les dé certeza jurídica, que se devuelva la tranquilidad tan amenazada en estos momentos, hay mucha inquietud por todo esto que es inédito, algo nunca antes visto, al menos en tiempos modernos, la iniciativa privada y líderes sociales hacen un llamado a la mesura y que privilegien el interés de la sociedad, no de grupos ni personales.
La caravana de autos en apoyo al ejecutivo estatal en diversas ciudades de Tamaulipas fue todo un éxito de acuerdo a analistas, ya que lograron reunir a miles de simpatizantes del partido en el gobierno, que demandaron se respete el estado de derecho en el estado, en Victoria circularon por el libramiento Naciones Unidas y algunas arterias del centro de la ciudad hasta concluir en la colonia Libertad, extraoficialmente se había de más de mil vehículos los participantes solo en la capital del estado.
Los especialistas en el tema político consideran que esto deberá terminar en una negociación y acuerdos, con concesiones que tendrán que ceder las partes, ante una guerra que de no concluirla podría tener consecuencias más graves, lo que confían no sea así, y se sensibilicen los actores políticos por el bien de la sociedad.
El Congreso del Estado rechazó el desafuero con la mayoría panista y el apoyo de diputados del PRI y presentaron en la corte una controversia constitucional para invalidar lo aprobado por la cámara de diputados federal, por cierto, la decisión de los legisladores priistas, trajo como consecuencia una reprimenda de su dirigente estatal de su partido Edgar Melhem quien vía twitter escribió en el PRI no compartimos la posición del grupo parlamentario del partido respecto al desafuero, y piden que sean las instancias judiciales las que determinen lo que corresponda
Mientras tanto las campañas políticas no se detienen poco a poco van ganando intensidad, hace unos días tras una serie de ataques en redes sociales a través de bots, esto desencadenó una serie de acciones incluso legales, por ejemplo la candidata del PAN a la presidencia de Victoria, Pilar Gómez denunció amenazas de muerte y solicito seguridad personal, Eduardo Gattas, candidato de Morena a la alcaldía acusó de una embestida en su contra luego de que se le ha señalado de tener denuncias por violencia intrafamiliar, en respuesta utilizo para su campaña eso, y ahora dice que por cada embestida una propuesta.
Alejandro Montoya Lozano, el candidato del PRI a la alcaldía de Victoria sin necesidad de confrontaciones con otros aspirantes en segundo lugar en las preferencias electorales, a unos cuantos puntos de empatar con el primer lugar, según el dicho del propio abanderado tricolor, quedan cuatro semanas para poder repuntar.
Lo que es una realidad es que la lucha electoral al menos en Victoria la están dando Pilar Gómez, Eduardo Gattas y Alex Montoya y acercándose rápidamente el independiente Marggid Rodríguez, los cuatros tienen la intención del voto para la alcaldía, en tanto que en el caso de la diputación federal por el quinto distrito se la disputan Oscar Almaraz del PAN y Enrique Cárdenas del PRI, aquí la sorpresa la podría dar Gerardo Illoldi de la coalición Juntos Haremos Historia.
El pasado fin de semana la Mesa de Seguridad y Justicia de Ciudad Victoria reunió a 31 de los 39 candidatos que hay en Victoria por la alcaldía, diputaciones locales y la diputación federal, quienes firmaron la carta compromiso en la que incluirán como prioridad el tema de seguridad en su programa de gobierno y los partidos políticos en sus plataformas políticas.
Para los que piensen que con Morena, las cosas van a mejorar, solo pregúntele en redes sociales a los aspirantes a la gubernatura como el senador Américo Villarreal Guerra, quien es una persona que hasta ahora no ha hecho nada por nadie, no es político, es un cardiólogo que fue director del Hospital General y que en su administración hubo muchos conflictos, pero intente contactarlo y jamás le responderá, imagíneselo gobernando, el problema es que el líder nacional le dio alas en reciente evento y mucha gente ya lo ve como el favorito.
Definitivamente zapatero a tus zapatos, un médico gobernando, y más cuando este médico todo lo capitaliza económicamente, es difícil que se sensibilice por los problemas de la gente, un ejemplo claro e inequívoco lo es Xicoténcatl González Uresti que su paso por la alcaldía de Victoria en su debut y despedida como político ha sido la peor experiencia que han tenido los victorenses así que hay que valorar todo lo que ha sucedido con estas personas, ese slogan de sanar Victoria o a Tamaulipas, ya lo trillaron y nadie se los cree.
Por cierto la Secretaria de Salud en el Estado Gloria Molina, es quizás una de las mujeres más experimentadas en el tema de la investigación y la planeación de programas de salud, fue funcionaria en el gobierno priista de Enrique Peña Nieto, pero como servidora pública esta reprobada se pudiera suponer que tiene la sensibilidad a flor de piel por todo lo que ha pasado al ser sobreviviente de cáncer, sin embargo ha sido para los trabajadores de salud una persona que ni conocen en persona, nunca ha tenido un acercamiento con ellos, se ha encargado de despedir a todo el que ha podido y amenazar a quien se deja sino pregúntele al líder del sindicato de salud de la sección 51 Adolfo Sierra Medina, que ha sido tal el desprecio recibido que ya anda ofreciendo el sindicato y sus votos a Morena.
Así las cosas en nuestro querido terruño, con esto nos despedimos nos leemos la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here