Los muertos en la elección…

CENA DE NEGROS

Marco Antonio Vázquez Villanueva

 

Ni en los peores años de los gobiernos priístas, ni en la docena trágica panista, se había registrado tanta violencia, asesinatos, secuestros y delitos cometidos contra aspirantes a puestos de elección popular como los que han ocurrido en estas elecciones.

Casi noventa asesinatos, 21 de ellos contra aspirantes a alcaldes y algunos con posibilidades de ganar, más los innumerables levantones, secuestros y todos, o casi todos, en contra de candidatos opositores al partido que ahora se encuentra en el gobierno federal, opositores a Morena.

Resulta preocupante la situación, habla de un país que no termina por perfeccionar la democracia, peor aún, que ha dado pasos para atrás en todo el avance en la materia y la situación se verá reflejada en un retroceso económico, educativo, social.

Dirá que Morena y el presidente no tienen ninguna responsabilidad de los muertos, pero se equivocaría, ellos están en el poder, se supone que prometieron elecciones libres y confiables, es más, cada que pueden afirman que la cuarta transformación está en marcha y que la misma implica más bienestar, seguridad, educación y democracia, por tanto, son responsables directos de lo que ocurre y, por si eso fuera poco, ellos fueron los que culparon primero a los presidentes y a los partidos en el poder de lo que sucedía en el pasado en la materia, es decir, tácitamente desde hace años reconocieron la culpa de hoy.

Le insisto, lo más preocupante de todo es que dicho nivel de violencia, de acuerdo con análisis de expertos, no se había vivido en toda la historia moderna del país, lo que significa que el gobierno federal dejó de hacer las cosas como se debía, es más, ni siquiera como lo hicieron Enrique Peña Nieto o Felipe Calderón que todos los días eran tachados, por los morenos principalmente, de inútiles, ladrones, corruptos y protectores de delincuentes, los datos dicen que ahora estamos peor.

Y duele, duele más cuando funcionarios del gobierno de Estados Unidos, o exfuncionarios mejor dicho, afirmen que el presidente es pasivo con la delincuencia, que la deja hacer a placer, en resumen, no puede o no quiere ejercer su responsabilidad que es atacar al crimen para darnos mejor calidad de vida, seguridad y futuro.

Todavía resulta más doloroso que cuando presuntamente estuvimos peor, en los gobiernos de Enrique Peña, Felipe y Fox, incluyendo a Zedillo y Salinas, no existían estos ataques directos a la democracia, no se asesinaba, secuestraba o violentaba para ganar una elección al costo de lo que sea con tanta frecuencia y tan impunemente.

Hoy son muchos los muertos de la elección, empieza mal lo que serán los futuros gobiernos y eso solo puede presumir que no pinta muy halagador lo que viene, por lo menos en lo trascendental como es ir perfeccionando nuestra democracia con el objetivo de lograr gobiernos decentes o aunque sea menos corruptos.

Si, ya sé que usted, y millones de mexicanos más, justificarán tan elevado índice de violencia argumentando que los muertos o sus equipos andaban en malos pasos, que se quedaron en el pasado delinquiendo o corrompiéndose, la verdad, sin ánimo de debatir, pues ahí empezarían las fallas del sistema actual, en caso de que fuera real la justificación, en que sigue permitiendo que gente mala o muy mala en lugar de estar en la cárcel siga compitiendo por puestos de elección popular.

Los muertos de esta elección nos dicen que las cosas van mal, y eso, le repito, es muy preocupante porque nos hace pensar que el futuro no es nada halagador y eso significa que nuestros hijos no tendrán la paz y vida que soñamos.

SUMA EL PAN A MÁS MORENISTAS EN NUEVO LAREDO… Una segunda oleada de renuncias vivió ayer el partido Morena en Nuevo Laredo, está vez se dijeron dolidos, olvidados por la candidata Carmen Lilia Cantú de quien dijeron que se va quedando sola o, como dicen los quejosos, con sus puros “asesores” que la hicieron creer que ya había ganado y olvidarse de las estructuras que ahora solo le piden su renuncia a la candidatura en lugar de apoyarla.

En principio los morenos quejosos dijeron no estar de acuerdo en las formas como se eligieron a los abanderados de Morena ya que los elegidos no se pusieron a crear un verdadero proyecto de gobierno y que en ese sentido Nuevo Laredo merece mejor destino y este solo se los puede dar la candidata de lo que se presumía era su peor enemigo, el PAN, Yalheel Abdalá.

Los que renunciaron a Morena lo hicieron en un evento público encabezado por Daniel Soto, José Domínguez, Miguel Ángel y Sergio Tamez entre otros

Con el acto de ayer la candidata del PAN, Yalheel Abdalá, sumó a más estructuras a su favor, antes el hermano de un exalcalde priísta y dirigente obrero había exhibido fotografías con la candidata y presumir que iban a ganar en aquel municipio, así las cosas de los que hacen política.

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande…marcovazquez20001@hotmail.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here