Premian al editor Miguel Arturo

Expediente

Azahel Jaramillo H.

 

¿Cómo están? Les comparto que este fin de semana, en la muy emblemática ciudad de Xalapa, Veracruz, el Club de Periodistas de México entregó la medalla “Defensor de la Libertad y promotor del progreso” al jefe máximo del grupo informativo La Red de Altamira, Miguel Arturo García Rodríguez.

Miguel Arturo, a lo largo de 35 años de periodista, ha laborado en importantes medios de Nuevo Laredo, Matamoros, Victoria y ahora en el sur del estado, como son Laredo Ahora, El Bravo, El Mercurio, La Red Altamira.

En Xalapa, que es la ciudad capital del estado de Veracruz se encuentra el segundo museo de Antropología más importante del país. El primero, ya saben está en la ciudad de México. Felicitaciones.

Dos.- Consternación en el medio educativo de Madero y Tampico causó el fallecimiento este domingo de la Profesora Raquel Gómez Basurto, maestra por siempre de la materia de Ingles en la Secundaria “20 de Noviembre”, de la cual algunos años fue Subdirectora. Gran persona mi estimada maestra de Ingles en la “Veinte”. Raquel Gómez Basurto. Descanse en paz

Tres.- Estamos en pandemia y eso ha afectado en este país a millones que han visto reducidos sus ingresos (en el mejor de los casos) o bien han perdido su empleo, su modo de vida, sus ingresos y muy seguramente su autoestima.

En este marco hablemos del trabajo infantil en México, de acuerdo a información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI. Para empezar han de saber que  la Organización Internacional del Trabajo, OIT, instituyó el 12 de junio como el Día mundial contra el trabajo infantil.

Precisa la OIT que con esto se busca hacer del conocimiento de todos los riesgos en los que se encuentran las niñas, niños y adolescentes que realizan algún tipo de trabajo infantil.

Según esto  se estableció poner fin a cualquier forma de trabajo infantil para 2025.

Y es que ingresar al mercado laboral a edades tempranas puede traer consecuencias que afectan el

desarrollo de las niños y adolescentes. Un menor de edad que trabaja puede, por un lado, disminuir el tiempo y calidad invertido en el estudio u otras actividades que favorecen su crecimiento y, por otro, exponerse a sufrir algún problema físico o psicológico por realizar actividades no adecuadas.

El INEGI tiene estos datos, de acuerdo a trabajo realizado en 2019: El trabajo infantil se define como la participación de las niñas, niños y adolescentes en formas de trabajo prohibidas que, de acuerdo con la legislación nacional así como los convenios y recomendaciones internacionales, se refiere a la participación de personas de 5 a 17 años que durante.

Los resultados estiman que 3.3 millones de niñas, niños y adolescentes están ocupados en formas de trabajo prohibidas, cifra que representa 11.5% de la población de 5 a 17 años.

El total de niñas, niños y adolescentes en condición de trabajo infantil, 1.8 millones se desempeñan en una ocupación no permitida, 262 mil realizan alguna ocupación no permitida y quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas y 1.3 millones realizan exclusivamente quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas.

De los 3.3 millones de menores de 5 a 17 años en situación de trabajo infantil, 61% (2 millones) son hombres y 39% (1.3 millones) son mujeres. La tasa de trabajo infantil por sexo muestra que 13.6% de los hombres está en esta situación y el porcentaje de mujeres es de 9.2 por ciento.

Con respecto a la población en trabajo infantil, 52.1% tiene de 15 a 17 años (grupo que está en la edad

legal para laborar pero entra en esta categoría por realizar actividades o servicios domésticos peligrosos); por debajo de la edad mínima para trabajar, 37.2% tiene de 10 a 14 años y 10.7%, de 5 a 9 años.

Define el INEGI que una niña, niño o adolescente ocupado es aquel que participa en la producción o la prestación de

Servicios.

Vale decir que la Ley Federal de Trabajo vigente establece que la edad mínima para trabajar es de 15 años, quedando

prohibido el trabajo por debajo de esta edad y todo empleo que esté definido como peligroso para una persona que tenga por debajo de los 18 años. A partir de esto se clasifica el trabajo de la población de 5 a 17 años en: ocupación permitida y no permitida. Así, 93.8% (2 millones) de la población de 5 a 17 años ocupada, está en ocupación no permitida. Por sexo, esta situación se presenta en 96.1% (1.4 millones) de los hombres ocupados y en 88.6% (0.6 millones) de las mujeres ocupadas.

Anota el organismo del Gobierno Federal que un Subgrupo más que conforma el trabajo infantil, es aquel que realiza quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas, es decir, durante horarios prolongados, en un medio insalubre que supone la manipulación de equipos peligrosos, cargas pesadas o que se realiza en lugares definidos como peligrosos.

De la población de 5 a 17 años, 5.3% (1.5 millones) realiza quehaceres domésticos en condiciones inadecuadas. Por sexo, esta situación se da en 5% (0.7 millones) de los hombres y 5.6% (0.8 millones) de las mujeres.

El trabajo peligroso puede ser aquel en el que los menores están expuestos a abusos de orden físico, psicológico o sexual; se realizan bajo tierra o agua, en alturas peligrosas o espacios cerrados; se utiliza maquinaria, equipos o herramientas peligrosas; se realiza en medios insalubres; con temperaturas, ruido o vibraciones perjudiciales; se da en horarios prolongados o nocturnos, o son trabajos que

retienen injustificadamente a la niña o niño.

Al observar a la población de 5 a 17 años en trabajo no permitido, destaca que, seis de cada 10 (60%) están en ocupaciones peligrosas y cinco de cada 10 (47.9%) participan en sectores de actividad peligrosos. Un 64.1%  son masculinos y 49.9% femeninos.  NOS VEMOS.

??

??Azahel Jaramillo Hernandez

azahel_jaramillo@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here