La clase media

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

29.06.2021.

LA CLASE MEDIA.

En más de una ocasión, cuando hemos llenado formularios o encuestas, observamos cómo se busca obtener de nosotros una clasificación. Nos clasifican por la edad, pero también por los ingresos, y en algunos casos son más atrevidos y nos preguntan si somos de clase baja, media o alta. Las fronteras entre unas y otras, la verdad, son difícil de identificar.

Claro, si le preguntan a Carlos Slim, difícilmente puede decir que es de clase media, menos de la la clase baja. Y es que, en términos de cuantificación o de calificación, hay muchas escalas: unos dicen clase media baja, es decir, más cerca de ser pobre, o clase media alta, que sueña con ser rico. Y si, en todo esto, entra lo que AMLO fustiga: el ansia aspiracioncita, el pobre, ser de clase media; el de clase media, pues ser rico.

LAS CLASES SOCIALES.

La historia nos muestra que siempre, de siempre, ha existido una clasificación social. Lo hubo, por decir, entre los griegos, como también entre los aztecas o entre los egipcios. Pero también, esas clasificaciones, han evolucionado con la humanidad. Entre los griegos, por ejemplo, había personas que no podían ser ciudadanos; en una época hubo esclavos y amos; en otra, siervos o campesinos y señores feudales.

Carlos Marx genero toda una explicación ideológica que determina que la ubicación en una clase social dependía de la posición que se tenga en un proceso de producción, así para el solo había dos clases sociales: los proletarios, los trabajadores; y por el otro lado, los dueños de los medios de producción, los propietarios y patrones. La revolución pregonada por Marx no llego, se entiende, por culpa de la clase media, por sus aspiraciones.

ASPIRACIONISTA Y MANIPULADA.

El Presidente AMLO desde su campaña y luego como Presidente, ha establecido que primero son los pobres, los que no tienen nada; por eso, entiéndase, la creación de sus programas sociales en apoyo de adultos mayores, jóvenes estudiantes o emprendedores. Y en todo momento, en su discurso, ha establecido que el enemigo son los conservadores, los dueños del dinero, de las grandes empresas, industrias y negocios.

Las elecciones del 6 de junio, sin embargo, saco a flote a una porción de la sociedad (ni pobre ni rico) que es identificada como clase media: y el Presidente, a esa clase social, le adjudica las derrotas de su partido, digo, porque es una población aspiracionista, que ambiciona tener más y más, y que por eso, en cierto momento, es sujeta a la manipulación. Es, o fue, la explicación de porqué en la CdMx MORENA perdió buena parte de las alcaldías.

MOVILIDAD SOCIAL.

Por años, o sexenios, el liberalismo o hasta el neoliberalismo (sexenio tras sexenio) nos inculco una idea o principio: que la educación es una palanca o instrumento de desarrollo. Y de esto, en lo personal, estoy plenamente convencido, me pongo incluso como ejemplo: nací en un ejido, mis padres no terminaron la educación primaria, uno agricultor la otra ama de casa; y fue precisamente la educación, el avanzar, ir a la universidad, tener una profesión, es como mis condiciones de vida cambiaron al igual que la de  profesional, la entrega al trabajo, les ayudo a mejorar sus condiciones de vida.

Ese es el poder de la clase media: sus aspiraciones, sus ansias de superarse, no se hacen ricos, pero esa ansia de superación, de vencer obstáculos, consiguen paso a paso obtener mejores condiciones de vida. Otros, lamentablemente no lo logran, y ahí es donde está la falla del Estado y Gobierno: incapaces de combatir a la pobreza, incapaz de mejorar el modelo económico, incapaz de generar más empleo y mejores salarios.

LOS CULPABLES.

De entrada, es necesario recapitular: AMLO culpa, de manera general, a la clase media, aspiracionista y manipulable, de la derrota de MORENA en CdMx; pero, en lo particular, reconoce que no se hizo todo, todo, el trabajo en sus programas sociales, la recriminación, cuentan, se la hizo a la Jefa de Gobierno, pero fue más allá con Gabriel García Hernández: el responsable de los Servidores de la Nación, el brazo operativo de la clientela electoral vía programas de bienestar social del Gobierno Federal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here