Trote desigual

 

Golpe a golpe

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

En esta agrietada ruta con destino a la sucesión gubernamental del 2022 trotan con dificultad corceles de las cuadras guinda, albiceleste, tricolor y naranja. Más atrás trastrabillan jamelgos trasijados de los fierros amarillo cenizo con negro, verde, y rojo con amarillo.

A simple vista, se observa que la caballada más nutrida le pertenece a la mentada Cuarta Transformación, pero sus equinos avanzan un tanto dispersos entre sí. Y cuando se juntan, tropiezan. ¿Por meterse las patas con toda intención?

Menos ejemplares luce la tropilla de la derecha, aunque igual asoma distanciamiento en la accidentada senda que conduce al hipódromo para jugarse al ejemplar más entendido, dócil, veloz y fuerte.

Mientras tanto el penco naranja pajarea por no tener bien definido el derrotero que, más adelante, habrá de marcarle el propietario del hierro.

En los días más recientes, han mostrado interés de incorporarse a la travesía de precalentamiento nuevos jacos, algunos con más experiencia que otros. No obstante, por una mal llamada domesticación, aguardan ‘la señal’ de sus caballerangos para entrar primero al senedero escabroso y después a la pista de ensayo donde, precisamente, se escogerá al mejor para correrlo en el hándicap sexenal.

Obviamente, esto sólo ocurre en los corrales guinda y albiceleste, ya que en los demás (incluyendo al naranja) se infiere que sólo participarían formalmente en alianza con alguna de ambas cuadras, por carecer de un caballo o yegua garante de triunfo.

Así como lo hicieron en la contienda recurrente más reciente, donde se jugaron 15 gubernaturas y 300 diputaciones de mayoría relativa, cuyo resultado le fue desfavorable a la alianza ‘Va por México’ –integrada por el PAN, PRI y PRD–, en tanto la coalición ‘Juntos haremos historia’ (que conformaron morena, PVEM y PT) se alzó con laureles significativos.

Quienes ya se han sumado a la contienda adelantada (por parte del partido lópezobradorista), además de

1) Américo Villarreal Anaya, son:

2) Felipe Neri Garza Narváez, advirtiendo que: ‘No sólo quiero ser el candidato de morena, sino también el gobernador de Tamaulipas’;

3) Maki Esther Ortiz Domínguez –recientemente expulsada del PAN por haberle jugado las contras–, pues, según ella, el estado ‘necesita de una mano femenina para avanzar’; y

4) Alejandro Rojas Díaz Durán, el militante más punzante de morena en contra del régimen establecido.

Otros que levantan la mano tibiamente, son:

5) Héctor Martín Garza González, quien comentó ayer a un grupo de periodistas que: ‘No la busco, pero tampoco me descarto’; y

6) Rodolfo González Valderrama, aunque éste, sólo a trasmano deja ver sus intenciones, sin aceptarlas públicamente.

Y hay quienes fincan filtrando en redes sociales su apetencia, como:

7) Erasmo González Robledo, pero pidiendo ‘tiempo’ para definirse;

8) Mario Alberto López Hernández, ‘La Borrega’, por ‘disciplinado’; y

9) Adrián Oseguera Kernion, quien luce confrontado con Erasmo por éste querer restarle poderío en la zona conurbada del sur.

Cada uno (de ellos) le apuesta a su propio arrastre o cercanía con el jefe del Ejecutivo federal, pese a que la munícipe reynosense opere (otra vez) para conven$er a Mario Martín Delgado Carrillo, para éste, siendo el dirigente de morena ¡nominarla! candidata a la gubernatura!, como en su oportunidad lo hizo al destapar a Carlos Peña Ortiz (a) ‘El Makito’ su hijo, entregándole la candidatura guinda a la alcaldía fronteriza.

Dicen po ahí, que igualloharí por mediode fuertes ‘cañona$sos’.

Respecto al PAN, el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, como en su oportunidad se lo comenté, destapó (prácticamente) al secretario General de Gobierno, César Augusto Verástegui Ostos en una gira de trabajo que realizó por el muninicipio Villa de Casas.

Y hace días, en Miquihuana, acerca de Gerardo Flores Peña advirtió que ‘sería gran gestor, en la Cámara de Diputados, para que Tamaulipas alcance mayores recursos presupuestales’.

Empero, las malas lenguas interpretaron esto como otro ‘destape’, al relevo sexenal.

Jesús Antonio Nader Nasrallah (el alcalde de Tampico), por su parte hizo bien al reclamar su derecho (propio) a la postulación, por ocupar, en el mosaico nacional durante su ejercicio uno de los primeros lugares, así como en los ámbitos nacional e internacional.

Hoy, estos tres personajes recorren un sendero escabroso.

Igual o menos tortuoso que que otros rocines, opositores, que andan la brecha para alcanzar la llanura o las praderas donde florezca el pasto bien sembrado, por lo que debe esperarse qué otros ejemplares cruzcen el pantano sin mancharse.

Y para eso restan pocas semanas, en el entendido de que la carrera por el relevo sexenal inicia la primera quincena de septiembre próximo.

Estemos pendientes, pues el rocoso camino asoma más sorpresas.

 

MC: ruta avanzada 

En cuanto al precandidato gubernamental de Movimiento Ciudadano (MC) –ya lo es Arturo Díaz Gutiérrez Navarro (por disposición de Dante Delgado Rannauro, el propitario del partido)–, hay quienes dicen y aseguran que será un mal abanderado.

Pero (en el fondo), se ha conjeturado mucho en contra suya, por ser empresario.

Inclusive nadie durante y después de su ejercicio edilicio lo acusó de haber desviado un solo centavo.

Ciertamente, Arturo pertecene a un grupo económico privilegiado.

Desde su nacencia, pero él no lo pidió.

Al frente del Ayuntamieto de Victoria, dio resultados tangibles.

Quizá excendiéndose en atenciones hacia la población.

Pero, insisto, nadie podría acusarlo de rata, aunque sí, por omisión.

 

Los otros 

Como se acostumbra, los partidos del Trabajo (PT) y el Verde Ecologista de México (PVEM), le jugarían ‘a las ‘pegadas’ (en 2022) a morena, para seguir teniendo presencia, bajo su cobijo.

Empero, el entendimiento pobacionlal marcará esta elección.

 

Cicuta 

Rondan que rondan, en el ambiente, escenarios indeseables.

¡Cuidado, amigos!

La propagación del coronavirus, es real.

Sé de infectados, que, por no atender las medidas preventivas, hoy, tienen problemas graves.

Y sé, también de otros, que, por negligencia, o valemadrismo, están, igual contagiados.

Afortunadamente el virus o bacteria no ha tocado a mi puerta.

Pero a Usted, lector, le pido que propague en sus redes sociales toda acción tendiente a protegernos.

Gracias.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here