Espera gobierno entrante lograr este mes un acuerdo con empresas constructoras

Nadie quiere pleito, aseguró Gerardo Ferrando Bravo, próximo director del Grupo Aeroportuario de Ciudad de México (GACM), sobre la postura asumida por los directores de 13 empresas que participan en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) cuando se reunieron el lunes con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Esas empresas concentran 92 por ciento de la contratación de obras del proyecto de Texcoco y a todas se les dará un finiquito cuanto antes, para lo cual se realizarán reuniones con cada uno de sus directores a finales de esta semana para ver en qué situación se encuentra cada contrato, dijo Ferrando en una entrevista radiofónica.

Ingenieros Civiles Asociados (ICA), de Bernardo Quintana; Grupo Carso, de Carlos Slim; Grupo Hermes, de Carlos Hank Rhon; Constructora y Edificadora GIA, de Hipólito Gerard Rivero, quien es cuñado del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, y Grupo Empresarial Ángeles, de Olegario Vázquez Raña, son las empresas que concentran casi la mitad de las obras del NAIM de Texcoco, según ha difundido la organización no gubernamental Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (Poder, por sus siglas en inglés).

Si bien Ferrando Bravo dijo que la continuación de los trabajos en Texcoco no corresponde decidirla al equipo de transición, consideró que abordará personalmente el tema con los constructores para ver si podemos llegar a acuerdos para no tener que esperar al primero de diciembre en situaciones que sean finalmente claras y convenientes, que estén dentro de la responsabilidad que nos corresponde.

Al encuentro con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, indicó, asistieron todos los directores de las empresas que fueron invitados y que tienen un peso específico en la obra.

Las aves volverán cuando haya calma total

Las aves que modificaron sus rutas de migración por la construcción del aeropuerto de Texcoco regresarán a la zona una vez que ésta entre en una calma total y ya no haya máquinas ni concentración humana por la obra, afirmó José Sarukhán, presidente de la Comisión Nacional para el Conocimiento y el Uso de la Biodiversidad (Conabio).

El lugar ha sido considerado tanto por la Conabio como por grupos ambientalistas como ruta central de migración de aves de América del Norte, así como el refugio más importante de hibernación de aves acuáticas y endémicas del Valle de México.

Un estudio de la Conabio, la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras y la Comisión Nacional del Agua indica que mil 700 hectáreas de lagos permanentes y 2 mil charcas someras estacionales de la zona, dan refugio a entre 100 mil y 150 mil aves acuáticas durante el invierno.

Entrevistado durante el Foro Geoespacial de América Latina: haciendo una diferencia para millones de personas, José Sarukhán expresó que nunca se solicitó a la Conabio un estudio sobre el daño ambiental que las obras del aeropuerto podrían haber ocasionado a la zona. Aun así el organismo proporcionó, dijo, toda una serie de datos y sugerencias para minimizar el impacto ambiental, particularmente a las aves migratorias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here