Dudas de 3,500 migrantes de Honduras sobre su destino

De los 5 mil migrantes originarios de Honduras que se encuentran en Baja California, 3 mil 500 de ellos aún no deciden si se quedarán en México o solicitarán estancia legal al gobierno de Estados Unidos, informó el embajador de ese país centroamericano en este país, Alden Rivera Montes. El diplomático acudió a una feria de empleo y visitó los albergues ubicados en Mexicali y Tijuana, además de entrevistarse con funcionarios estatales y federales abocados a la atención de los integrantes de la caravana migrante.

En Mexicali, Rivera Montes precisó que 2 mil de sus paisanos decidieron regresar a su país, y 2 mil 500 están en el albergue El Barretal, de Tijuana, y otros mil 500 distribuidos en refugios de esa localidad fronteriza: 900 más están alojados en la capital del estado.

El embajador mencionó que aproximadamente 100 hondureños han sido detenidos por elementos de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos al intentar cruzar sin documentos a ese país.

La invitación es que no intenten cruzar irregularmente, sino que apliquen a un procedimiento de solicitud de asilo de manera regular; ya tenemos a mil 500 hondureños que se han anotado en el libro para poder ser entrevistados por autoridades estadunidenses, en el entendimiento de que eso llevará seis u ocho meses para que todos sean atendidos, explicó.

Visita a albergues

Rivera Montes detalló que mil 200 hondureños solicitaron una visa humanitaria en Estados Unidos y el resto pidió refugio por medio del asilo político. Indicó que antes de que la caravana migrante llegara a territorio bajacaliforniano, en la entidad vivían menos de 100 hondureños.

Más tarde, el embajador visitó el albergue El Barretal, en Tijuana, acompañado de Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y El Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y Tonatiuh Guillén López, comisionado del Instituto Nacional de Migración.

Ahí analizaron acciones y estrategias de atención a la caravana migrante. En un recorrido por las instalaciones del refugio se conoció la atención médica que se brinda a los extranjeros, preservando siempre su derecho a la salud. Acudieron también al hospital móvil que instaló la Secretaría de Salud de Baja California en dicho albergue.

También visitaron las inmediaciones de la unidad deportiva Benito Juárez, en Tijuana, donde permanecen algunos centroamericanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here