Cruz Azul y América apuestan todo para el domingo

América y Cruz Azul dejaron con gran tensión la final del Torneo Apertura 2018 al empatar 0-0 en el duelo de ida, donde a ambos les fue complicado generar peligro. El título se definirá el domingo, cuando los celestes sean locales en el estadio Azteca e intenten romper el ayuno de 21 años sin campeonato.

Las Águilas fueron las más afectadas en este encuentro, luego de que perdieron por lesión a sus atacantes Mateus Uribe y Roger Martínez, por lo que están en duda para el encuentro de vuelta.

La Máquina llegó como la mejor defensa del torneo y enfrentaba a la ofensiva más peligrosa, el América, lo que provocó que el juego se cerrara en el medio campo. Los celestes tuvieron su primera llegada con un tiro de esquina de Elías Hernández, un disparo que remató con potencia Igor Lichnovsky, pero que fue atajado de un manotazo por el arquero Agustín Marchesín.

Los americanistas contratacaron con una jugada de Diego Lainez, quien logró filtrarse por el costado izquierdo y envió un centro que rescató Renato Ibarra, pero en el remate voló el esférico.

Después de los primeros momentos de tensión, el duelo se trabó. América apostó por incomodar a los atacantes celestes Édgar Méndez y Elías Hernández, quienes a pesar de pelear el esférico les costaba mantenerlo bajo su dominio.

Para las Águilas el duelo tampoco fue sencillo: La Máquina respondió con la misma estrategia y bloqueó las bandas para detener los ataques del rival. Ninguno podía acercarse a la meta del contraria.

La afición americanista, que pintó de amarillo el estadio Azteca al llenarlo, alentaba a su equipo: Vamos, vamos América, esta noche tenemos que ganar, cantaban para reclamar la ventaja en casa.

El plantel celeste comenzó a caer en el nerviosismo; buscaba el ataque, pero perdía el balón en la media cancha. La angustia los asaltaba y Milton Caraglio cometió una fuerte entrada sobre Bruno Valdez: parecía roja aunque el silbante Fernando Guerrero marcó amarilla. Caixinha lanzaba órdenes y le pedía a su equipo que se calmara. En el terreno de juego había pocas emociones, pero en las gradas los aficionados molestaban a los jugadores de ambos bandos con un láser.

El complemento comenzó emocionante, cuando Roger Martínez desbordó por el carril derecho y envió un pase a Mateus Uribe, quien definió con potencia, pero el disparo fue rechazado por Jesús Corona.

Después llegó la controversia: Bruno Valdez soltó un golpe en el rostro sobre Iván Marcone, quien quedó tirado en el césped por unos instantes. Los celestes reclamaron, pero el árbitro Guerrero no señaló la falta.

De pronto, el América se vio en complicaciones cuando Mateus Uribe se lesionó en una pierna tras un choque con Lichnovsky, y con gesto de dolor abandonó el juego. Ovacionado, Oribe Peralta entró al encuentro.

Las Águilas terminaron el duelo con otra baja, cuando Roger Martínez también salió lesionado y tuvo que entrar Cecilio Domínguez. De último minuto, el América se salvó tras un disparo de Édgar Méndez, que pegó en el travesaño. Al término, Marchesín y Miguel Herrera salieron tan molestos que tuvieron que ser controlados.

Caixinha señaló que aunque el partido fue cerrado, Cruz Azul fue mejor, demostró carácter, y destacó que con el marcador empatado ahora sí será una final el partido del domingo.

Polémica por el VAR   

El técnico azul dijo estar a favor del VAR, pero al ser nuevo se le debe dar tiempo a los árbitros para que aprendan a trabajar con esta tecnología. Indicó que le agrada que hayan invitado al presidente Andrés Manuel López Obrador para entregar el título, ya que le da más formalidad al protocolo.

Miguel Herrera, de su lado, apuntó que no le interesa quién nos entregue la Copa, nosotros la levantaremos. Insistió en que los silbantes aún no están preparados para usar el VAR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here