Frente Amplio expulsa a Almagro por sus críticas a Cuba y Venezuela

En foto de abril de 2018, el secretario general de la OEA a su llegada a Lima, Perú, a la Cumbre de los Ocho.

El Frente Amplio (FA), coalición izquierdista que gobierna Uruguay desde 2005, expulsó de sus filas al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, con quien mantiene serias discrepancias por sus críticas contra los gobiernos de Venezuela y Cuba.

La decisión que tomó el Plenario Nacional del FA, publicada en sus redes sociales y que no incluyó más detalles, fue expulsar al señor Luis Almagro de los registros de adherentes. Para adoptar la medida se tomó en cuentan un fallo unánime –de 168 votos– del Tribunal de Conducta Política del FA que imputa a Almagro la violación más grave de los principios de la coalición.

El secretario general de la OEA se defendió el viernes pasado en una dura carta que envió al tribunal en la que acusó al plenario de falta de ética e indecencia. He tenido durante este proceso las mismas garantías que un preso político en Venezuela o en Cuba, rebatió.

Afirmó que no tuvo garantías de un proceso justo y acusó al mecanismo de falta de transparencia: Definitivamente sí, nos separan principios fundamentales, donde ustedes están parados en la defensa de la dictadura venezolana y de sus violaciones de derechos humanos y de la defensa de una dictadura arcaica, perimida y fracasada que ha despojado los derechos de su pueblo como la cubana. Definitivamente sí, tenemos diferencias irreconciliables en principios de derechos humanos y democracia.

Almagro respaldó este año una misiva enviada por Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú a la Corte Penal Internacional para pedir que investigue al gobierno de Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad.

Hace una semana, Almagro, quien buscará un nuevo periodo al frente de la OEA, lanzó una ofensiva contra el gobierno de Cuba, al que califica como la dictadura más antigua de América, y acusa de “crímenes de lesa humanidad y exportar violencia” a Venezuela y Nicaragua.

El gobierno uruguayo es cercano al de Venezuela y el FA, muy cercano a Cuba. En esta fuerza política militan algunos ex guerrilleros del desaparecido Movimiento de Liberación Nacional Tupamaro, activo en Uruguay durante los años 60 y 70 inspirado en la revolución cubana. También el ex presidente José Mújica y el actual mandatario Tavaré Vázquez militan en ese partido.

El plenario del FA, máximo órgano de esta coalición de partidos que abarca a socialistas, comunistas en convivencia con sectores ortodoxos económicos, también inhabilitó para las próximas elecciones nacionales al ex vicepresidente Raúl Sendic y al senador Leonardo De León, ambos de sector Lista 711, por estar involucrados en casos de corrupción.

La justicia uruguaya rechazó en esta semana la apelación Sendic y quedó confirmado el inicio del juicio en su contra, resuelto en mayo, por los delitos de peculado y abuso de funciones cuando integró el directorio de la petrolera estatal Ancap (2005-2008 y 2010-2013).

De León, por su parte, incurrió en múltiples actos indebidos en perjuicio del interés y patrimonio públicoscuando presidió, hace pocos años la empresa estatal Alcoholes del Uruguay, según el dictamen del tribunal de ética partidaria en el que se basaron los 175 integrantes del plenario para inhabilitarlo.

La sanción contra Almagro, Sendic y De León se produce a menos de un año de las elecciones nacionales en Uruguay, programadas para octubre de 2019, y cuando los sondeos de intención de voto ubican al FA adelante, pero con riesgo de perder en una casi segura segunda vuelta ante el Partido Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here