Repudia CIDH muerte de niña guatemalteca custodiada por EU

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) repudió este lunes la muerte de la niña guatemalteca Jakelin Caal, de siete años, mientras estaba bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

La CIDH condena la muerte de la migrante guatemalteca Jakelin Ameí Caal en la frontera estadunidense, y apremia a continuar con las investigaciones abiertas para determinar la causa de la muerte y cualquier responsabilidad a la que haya lugar, tuiteó la CIDH.

Caal, y su padre, Nery Caal Cuz, de 29 años, fueron detenidos la noche del 6 de diciembre cerca de la localidad de Lordsburg, en Nuevo México, junto a un grupo de 163 personas que se entregaron a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, en el trayecto hacia la estación de la Patrulla Fronteriza de Lordsburg, la niña presentó un cuadro de fiebre y vómitos, por lo que fue atendida por paramédicos.

Ya en el hospital, la menor sufrió dos ataques cardiacos a los cuales sobrevivió, sin embargo, el sábado 8 de diciembre a las seis de la mañana agentes de la Patrulla Fronteriza de Nuevo México y el mismo cónsul de Guatemala en Phoenix, Arizona (Oscar Padilla), informaron que lamentable la niña había fallecido.

La causa de muerte todavía no se ha establecido.

La Patrulla Fronteriza argumentó que la niña había pasado cuatro días sin consumir alimentos ni agua antes de empezar a vomitar y que dejó de respirar mientras era transportada a una de sus estaciones.

Sin embargo, la familia dijo, por conducto de su abogado, que antes de acercarse a la frontera Jakelin no había estado sin agua o comida, indicó el sitio de noticias guatemalteco República.

En tanto, Kevin McAleenan, comisionado de Aduanas y Migración, reconoció que las autoridades migratorias ocultaron por tres días a congresistas la muerte de Jakelin, con la finalidad de evitar la politización del caso.

En mayo pasado otra niña inmigrante murió luego de ser detenida por autoridades fronterizas de Estados Unidos.

La guatemalteca Yasmín Juárez y su hija de 19 meses fueron detenidas al entrar irregularmente a Estados Unidos por la frontera, y la niña falleció seis semanas y media después de ser liberada de un centro de detención de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas en Texas, pero la bebé no padecía ninguna enfermedad, denunció la madre.

En este contexto, unas 20 personas se manifestaron ante la sede de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en el estado de Nuevo México para exigir justicia por Jakelin Caal, informó la cadena latinoamericana Telesur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here