Perorata repetida

Golpe a golpe

+ En marzo y julio del 2019, AMLO informó lo mismo, palabras más/menos  

+ Como Presidente, está obligado a atender personalmente al Gobernador

+ La falta de agua en las escuelas fue desatendida por Magdalena Moreno

Por Juan Sánchez-Mendoza

Es, sin temor a equivocarme, la inseguridad pública el ‘talón de Aquiles’ del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y los índices de violencia así lo determinan.

Ciertamente hace nueve meses recibió un país lleno de sangre porque Enrique Peña Nieto mostró impotencia para poner fin a la guerra que Felipe Calderón Hinojosa declaró al crimen organizado.

Concretamente el 11 de diciembre de 2006, en su natal Michoacán.

En su arrebato el hoy mentado ‘comandante Borolas’ dispuso sacar de los cuarteles a militares y marinos para sumarse a la batalla cruenta que se intensificó durante su mandato y se ha recrudecido hasta nuestros días.

Como solución a ésa estela de terror, el tabasqueño ha propuesto (a lo largo de casi dos años) amnistía para los grupos delincuenciales; y el 30 de enero del año que cursamos (ya como jefe del Ejecutivo federal), decretó el fin de la guerra.

Pero ante las críticas (por el alto número de víctimas) se vio obligado a acelerar la creación de la Guardia Nacional que, por cierto, todavía no tiene presencia en todo el país, aun cuando los sucesos sanguinarios siguen a la alza.

Esto se deduce al conocer los recuentos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp) en relación a las cifras de organismos autónomos y/o instituciones defensoras de derechos humanos, que por supuesto se contraponen, pero coinciden en que la inseguridad ¡es cada día más alarmante!  

Obviamente el mentado ‘Peje’, en su primer informe presidencial –que, por cierto, hoy rinde–, podría argumentar que ‘está en marcha un programa para acabar con los transgresores’. Pero acá en Tamaulipas pocos le creen ya que cotidianamente ocurren barbaries. Igual, o peores, que en Veracruz, donde inició actividades la Guardia Nacional, sin que disminuya la violencia y por el contrario se han registrado múltiples muertes en un mismo evento.

Diariamente es noticia nacional que la frontera tamaulipeca es azotada por enfrentamientos armados entre grupos delictivos, merced a ‘su defensa y/o posicionamiento de la plaza’, aun cuando se supone que es patrullada y vigilada por las fuerzas armadas, que igual hay que decirlo sí han cumplido su tarea, en proporción al mísero apoyo que reciben de la Federación. 

En fin, hay que analizar lo que al respecto exponga el Presidente (este día), antes de emitir cualquier diagnóstico al respecto.

El contenido

Desconozco si legalmente sea correcto que Andrés Manuel López Obrador haga un recuento público de sus actividades antes de enviar el documento, por escrito, al Congreso de la Unión –y es que el marco constitucional sólo establece la entrega de éste–, a través de la secretaria de Gobernación (Olga Sánchez Cordero).

Pero seguro estoy que recapitularía lo que al cumplir sus primeros cien días de mandato dijo –reproducidos en su informe de julio próximo pasado, al conmemorar un año de su triunfo electoral–, como son la cancelación de prebendas a sus antecesores; la conversión de la residencia (ex) oficial Los Pinos para convertirla en museo; la venta del avión presidencial que aún no se ha liquidado; la reducción presupuestaria; el combate a la corrupción; su oferta paternalista para premiar a los ‘ninis’ e inmigrantes; y sobre todo, dar perdón a los criminales garantizándoles empleo, vivienda y la reinserción al núcleo social mientras que los jornaleros, campesinos, empleados, obreros y millones de jóvenes mendigan por el pan nuestro de cada día.

En materia económica, los analistas puntualizan en su fracaso, porque la medición financiera coloca a México muy por debajo de los estándares al no alcanzar la puntuación del Producto Interno Bruto (PIB) esperado y sí, al contrario, haberse reducido.

Se habla fuerte y quedito de una recesión económica que sólo él y sus lacayos no quieren reconocer pese a la falta de circulante; incrementos a la energía eléctrica y combustibles –en Tamaulipas hay casos concretos que no admiten lugar a dudas–, como de desempleo grave; e, incluso, del cese  arbitrario de trabajadores en algunas delegaciones federales que lucen hoy incluso descabezadas.

Bajo este entendido, al mandatario federal, por lo que se ve, lo que le sobran son problemas.

Políticos tiene bastantes, pues en su propia casa nadie hace caso a su mandato.

Aparecen pleitos entre los grupos cúpula de Movimiento Regeneración Nacional (Morena); desobediencia en Baja California; falta de interés, o por conveniencia, de los ‘súper delegados’ para conformar cuadros de ayuda a fin de atender los distintos rubros, que, por su misma formación académica y/o política administrativa, incapaces se muestran para sugerirle al ‘Peje’ la anuencia contractual, bajo el rollo de que sólo él puede decidir.

En fin, ahora que López Obrador luce una relación estrecha con quien es el hombre más rico del mundo (Carlos Slim Helú) –el prestanombres del ‘innombrable’–, podría pensarse que el futuro del país seguirá por la senda neoliberal.

Por tanto, no le extrañe si el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México se torne realidad (ante la cancelación del de Santa Lucía), ni que la nueva refinería de ‘Dos Bocas’ (en Tabasco), y la importación de gas, tanto como el encarecimiento de la energía eléctrica, en lo subsecuente se oficialicen.

Reclamo válido

La solicitud del gobernador de Tamaulipas, José Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador, para solicitarle apoyo ante el clima de inseguridad que padece el estado, debe atenderla el mandatario federal, aun cuando haya ordenado a los secretarios de Seguridad y Protección Ciudadana (Francisco Alfonso Durazo Montaño), Defensa Nacional (general Luis Crescencio Sandoval González) y Marina (almirante José Rafael Ojeda Durán), reunirse con él.

Más cuando el problema de la inseguridad pública en Tamaulipas está latente y amenaza a toda la sociedad.

Hasta donde entiendo, el Presidente lo es de todo el país.

Y bajo este principio, obligado está a dialogar con el Gobernador, pues el tema a los dos atañe por igual.

Máxime cuando Tamaulipas es el estado que genera más impuestos a la Federación vía los puentes binacionales y puertos marítimos.

Es altamente productiva en materia agropecuaria, hidrocarburos, caza, pesca y generación de energía eólica, cuando menos.

En fin, es la entrada a México.

De ahí que merezca atención puntual del mandatario federal, como en todo su derecho reclama el Gobernador.

Universidad

La violencia contra las mujeres es un acto deleznable, por lo que la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) organizó un foro donde participaron funcionarias de distintos ámbitos gubernamentales, legisladoras y profesionistas de diversas disciplinas, para discutir cómo y dónde garantizar sus derechos.

Ahí la maestra María del Pilar Magdalena García Hernández expuso temas como el derecho a una vida libre de violencia; economía y violencia, un vínculo para visibilizar; el derecho a la salud y vida plena; violencia en el espacio público; violencia en el ámbito institucional; y la expresión más dramática y radical: el feminicidio.

Se refirió a los convenios internacionales que México ha firmado para combatir la violencia contra las mujeres. Afirmando que para hacerlos respetar hace falta sensibilizar a toda la sociedad. Especialmente a los hombres porque los cambios se hacen con la participación de todos; y valoró los esfuerzos que se hacen en todos los ámbitos gubernamentales como la creación de institutos para atender las necesidades de las mujeres y la mayor participación del sector femenino en las tareas legislativas, ejecutivas, judiciales, además de su incidencia en las organizaciones de la sociedad civil.

E-m@il

jusam_gg@hotmail.com

Caminante no hay camino

Hace días le advertí en este mismo espacio, que al iniciarse el ciclo escolar 2019-20 habría planteles carentes de agua y otros sin maestros, sugiriendo a la subsecretaria de Educación Básica (Magdalena Moreno Ortiz) atención preventiva.

Pero hizo caso omiso.

Y hoy enfrenta un problema mayúsculo, pues la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) no responde a su petición, porque, simple y sencillamente, tampoco tiene capacidad (ya que el suministro está sujeto a sectores y las pipas disponibles), pero se da el caso de que en su mayoría las escuelas adolecen de tinacos.

¿Y así cómo procurarles el servicio?

Lo por del caso es el ausentismo que esto generaría, como igual la falta de mentores en las aulas.

Y eso que la subsecretaria se comprometió a solucionar el problema al menos con meses anteriores al inicio del nuevo ciclo.

Se hace camino al andar

Apenas rindió su primer informe de actividades legislativas en Tampico –es un yerro evidentemente, pues su tesitura como senador es estatal–, duró le llovió al senador Américo Villarreal Anaya por parte de sus malquerientes al filtrar que se fue de un changarro de Ciudad Victoria sin pagar la cuenta.

No obstante la propietaria niega que así haya sido, mientras él arguye, en petit comité, haber estado nunca en ése establecimiento, lo que me lleva suponer que se trata de ‘fuego amigo’ para desacreditarlo en el tempranero hándicap de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) por la candidatura gubernamental.

Hay que ver, simplemente, quiénes reprodujeron la versión, para darse cuenta de qué lado masca la iguana, en su codicia de formar parte del Comité Directivo Estatal (CDE), siendo que en el proceso electoral inmediato mostraron el cobre por su incapacidad de convocatoria.

Observando más a fondo en el evento Américo aparece cuerpeado por Yeidckol Polevnsky Gurwitz y Ricardo Monreal Ávila –las principales figuras del membrete inventado por López Obrador–, se deja querer por Álvaro Garza Cantú (integrante de una de las familias más influyentes del estado), y otros personajes con presencia política-económica estatal.

Hasta por la panista Maki Esther Ortiz Domínguez y los naranjas Paty Pimentel (diputada plurinominal) y Mario Alberto Ramos Tamez (legislador federal en funciones); alcaldes, otros integrantes del Congreso de la Unión y centenas de simpatizantes del partido guinda.

Empero, de lo que más se habla, fuera de todo chismorreo, es cómo y por qué Américo logró juntar a Polevnsky con Monreal, pese a su diferencia pública por la supremacía en Morena y lo más fuerte, por la influencia ante el Presidente.

Cicuta

No observo, en ningún municipio, atracción por los informes de los ediles.

Y en cambio, sí, hartazgo poblacional.

¿Será porque ningún edil ha cumplido con su quehacer?

Y, que conste, me refiero a los 43 .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here