Van Por La Presidencia

Humo Blanco-Enero-6-20

Por Clemente Castro González

El presente año será de intensidad política y de entrada habrá movimientos en el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM), porque se sustituirá a la presidenta del organismo.

Recordemos que a MARÍA DE LOS ÁNGELES QUINTERO RENTERÍA, desde el Instituto Nacional Electoral (INE), le dieron el aval para que continuara dirigiendo al Instituto a fin de sacar adelante las elecciones de diputados locales, debido a que, a juicio del los integrantes del INE, quienes concursaron para el cargo de presidente no reunieron los requisitos.

Eso sucedió en marzo del 2019, pese a que había ocho finalistas, los cuales pasaron una serie de filtros.

Pero los jerarcas del ente federal decidieron que era mejor lo ya conocido que lo nuevo por conocer y así siguió QUINTERO RENTERÍA al frente del IETAM, conduciendo unos comicios que no salieron invictos en cuanto a cuestionamientos.

Al tiempo los plazos se cumplen y en la actualidad hay nueve aspirantes a la presidencia del IETAM, mismos que serán entrevistados por comisiones de consejeros del INE, conformadas para eso.

Esto tendrá lugar el próximo 10 de enero, acorde a una agenda ya establecida para recibir a cada aspirante.

Los que participan son ANEL SÁNCHEZ JOHNSON, SILVIO BRUSSOLO GONZÁLEZ, EDGAR IVAN ARROYO VILLARREAL, MARÍA ELENA RODRÍGUEZ SALAZAR, KRISNA JUDITH VILLADO MEJÍA, JOSÉ FRNACISCO SALAZAR ARTEAGA, MARÍA CONCEPCIÓN REYES REYES, ERNESTO RENDÓN AGULAR y JUAN JOSÉ GUADALUPE RAMOS CHARRE.

De éste grupo, trascendió que hay figuras del INE que muestran inclinación por un par de personajes. En éste caso JOSÉ FRANCISCO SALAZAR ARTEAGA y JUAN JOSÉ GUADALUPE RAMOS CHARRE.

Al parecer en el ámbito estatal les convendría SALAZAR ARTEAGA, el cual se desempeña en el puesto de Secretario Ejecutivo del IETAM y antes estuvo en calidad de Director Ejecutivo de Prerrogativas.

Es decir, el prospecto a consejero presidente sabe el tejemaneje del Instituto y podría no estar al margen de determinada influencia de carácter político.

Se supone que en el 2017 le ordenaron a SALAZAR indagar si ALFONSO TORRES CARRILLO era elegible para ocupar el cargo de Secretario Ejecutivo del Instituto.

El punto es que dicho personaje, que en la actualidad despacha en un alto cargo del Congreso tamaulipeco, duró solo tres días en el puesto en mención debido a critica de lideres de partidos y el consiguiente veto emitido desde el INE.

Lo cierto es que, a más tardar el 23 de enero del presente año, el INE deberá nombrar presidente del IETAM y tomarle la protesta de ley.

También esta en puerta lo de la renovación del organismo local electoral debido a que concluyen su periodo los consejeros MARÍA DE LOS ÁNGELES QUINTERO RENTERÍA, NOHEMÍ ARGUELLO SOSA y OSCAR BECERRA TREJO, aunque todavía les tocará las elecciones venideras en tanto que dejarán la gratificante nómina del IETAM hasta septiembre del 2021.

Es indudable que, en su oportunidad, los ojos del INE van a estar puestos en la labor que hagan los consejeros electorales tamaulipecos porque se trata de evitar que los factores de poder estatales influyan en el actuar del árbitro que le toca coordinar las elecciones.

La referencia es que en el 2020 arranca el año electoral y que, en el 2021, habrá comicios para presidentes municipales y diputados federales.

RULETA

En los asuntos de poder en nuestro país lo que suena a ficción suele ser la realidad.

Como por ejemplo, esa versión de que, en su tiempo, al ahora ex gobernador de Veracruz y presidiario, JAVIER DUARTE, el Secretario de Gobernación, MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG, en el sexenio de ENRIQUE PEÑA NIETO, le comunicó al mandatario estatal la orden presidencial de que dejara el cargo y se escondiera para hacer una transición tersa y dar manga ancha a MIGUEL ÁNGEL YUNES LINARES, para hacer y deshacer en la administración estatal, a la que llegó por la vía electoral.

Ello incluía llamar a cuentas a JAVIER pero permitir impunidad a su familia, por aquello de los no pocos millones de pesos que se habían agenciado del erario público.

Al fin de cuentas la situación se salió de control y YUNES fue implacable contra DUARTE y OSORIO y PEÑA dejaron a su suerte a alguien que les sirvió desde la gubernatura.

Y lo que son las cosas, mientras el ex jefe del ejecutivo veracruzano purga una condena de nueve año por diversos cargos y se le acaba negar la reclusión domiciliaria, OSORIO CHONG es Senador de la República, mientras que PEÑA NIETO se da la gran vida sin el menor problema económico, legal y menos de conciencia.

Otra sacrificada es ROSARIO ROBLES y no tanto debido a que sea inocente igual que no lo es DUARTE, pero no puede disociarse de su actuar la llamada “institucionalidad” que de ser desmenuzada, en cuanto a las relaciones de complicidad que se tejen, en la cadena de presuntos criminales estría el inculpado y habría que ver hacia abajo y, por supuesto, arriba.

Eso me recuerda al ex Secretario de Seguridad Pública federal, GENARO GARCÍA LUNA.

AL CIERRE

Se supo que MANUEL MONTIEL GOVEA, un reconocido y respetado veterano de la comunicación social, tuvo un grave problema de salud.

Va desde éste espacio nuestra solidaridad con su familia y el deseo de que Don MANUEL mejore.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here