Morena: corazones rotos

Golpe a golpe

 

+ La Polevnsky, Delgado y Rojas desautorizan el congreso de Bertha Luján 

+ Senadores y diputados provocan el rompimiento con Porfirio Muñoz Ledo  

+ Ana Lilia Cantúrosas desmiente a la prensa, por publicar sus expresiones 

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

La atomización de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), es cada día es más notoria y, también, cada vez estaría más su cerca su extinción como partido político, puesto que los aspirantes a dirigir ese membrete no se ponen de acuerdo, mientras los integrantes de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión ya cazaron pleito con el diputado Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega.

Este día, en la CdMx, tendrá lugar el Consejo Nacional Extraordinario –convocado por Bertha Elena Luján Uranga–, para designar a una comisión organizadora del proceso en que se elegiría la nueva dirigencia nacional.

Pero, acorde a una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, carecería de validez, como lo han exteriorizado Yeidckol Polevnsky Gurwitz, Mario Delgado Carrillo y Alejandro Rojas Díaz Durán.

De cualquier forma, la presidenta del Consejo Político Nacional (CPN), en clara violación a los estatutos, está dispuesta a marcar la pauta sobre el futuro de Morena (pese a la falta de quórum advertida), ya que el día último vence el período estatutario de Yeidckol.

Ante ello, Alejandro ha dicho: “El congreso patito va al fracaso, va a la ilegalidad y va a profundizar la crisis en la que su irresponsabilidad política nos tiene al borde del abismo… si el presidente Andrés Manuel López Obrador decide renunciar a su militancia en Morena, todos los morenistas de corazón nos iremos ras él… pues ni Luján ni Polevnsky representan el alma de Morena”.

Otro que se siente lastimado en el corazón es el diputado Muñoz Ledo y así lo dio a conocer hace días, en su cuenta twitter, tras ser ‘amordazado’ por sus propios compañeros de partido, durante una sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, donde compareció la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra.

La censura de ocho senadores y nueve diputados (de Morena), contra Porfirio, ocurrió cuando éste pretendía exhibir un video sobre la represión a centroamericanos (por parte de elementos de la Guardia Nacional), cuando los migrantes trataban de cruzar el río Suchiate para internarse en México.

En las imágenes difundidas a través de las redes sociales, que Muñoz Ledo no pudo reproducir ante sus homólogos, se ve claramente un exceso contra los indocumentados, aunque lo más lastimoso fue observar a niños y mujeres golpeados por los uniformados.

Ello originó que Muñoz Ledo aclarara: “Creo en un partido democrático y si Morena no lo es, no me salgo del movimiento (de la 4T). Morena se sale de mi corazón, de mi ilusión, y eso me da una pena inmensa”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador le dio la razón a Porfirio, al declarar, al día siguiente: “La opinión del diputado Muñoz Ledo la respetamos mucho… Porfirio es un dirigente excepcional. Un hombre de lucha que sabe muy bien, y lo ha llevado a la práctica, que la libertad no se implora, la libertad se conquista… Si hiciera falta, mi recomendación es que se abran todos lo foros, y que hablen todos. Prohibido prohibir. No hay porqué censurar, nosotros no vamos a censurar a nadie”.

Con relación a tantos desencuentros entre morenistas, en ocasiones anteriores el jefe del Ejecutivo Federal ha advertido: ‘O se ponen de acuerdo y trabajan en unidad, o renuncio como militante, recomendándoles no usar más el nombre de Morena…”

 

Carmen Lilia se desdice

No hay un solo político ni ha existido, que en su codicia por el poder rehúse escalar nuevos peldaños. Máxime cuando tienen la oportunidad de hacerlo, como en su época lo ‘capitalizó’ Carlos Enrique Cantú Rosas –fundador del Partido Auténtico de la Revolución Nacional (PARM)–, y ahora, sus retoños lo hacen, aunque Carmen Lilia diga lo contrario.

Se lo comento porque ella, como diputada plurinominal Morena, quiso y fracasó en su intento de liderar al grupo parlamentario (local) colgándose de la recomendación de Yeidckol Polevnsky Gurwitz.

Peleó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ‘su derecho’ –¿acaso esto no significa ambición?–, perdiendo y, aunque no se ‘somete’ a las directrices de su líder (Edna Rivera López), busca reflectores cotidianamente.

Dice no promoverse como aspirante a la candidatura gubernamental y, sin embargo, ha tratado de brillar más que su guía parlamentaria.

Hasta el grado de encabezar al grupo legislativo (de tres diputados) de Morena que no comulgan con su ‘pastora’.

Y hace bien, ya lo creo.

Sin embargo mal se ve al desacreditar a la prensa por un ‘desliz’, pues hay grabaciones que la desmienten.

Según ella, nunca se ‘destapó’ como aspirante a la candidatura.

Son conjeturas, advierte, en éste comunicado:

“Otorgué algunas entrevistas… al inicio de mis actividades legislativas.

“Entre varios cuestionamientos se me pidió mi opinión sobre declaraciones que en los días pasados se publicaron y me ubican como posible aspirante a la gubernatura en un futuro.

“En algunos medios informativos se ha sacado de contexto y/o dado otra connotación a mi respuesta, la cual di categóricamente y aquí me es necesario precisar:

“Yo en estos momentos estoy entregada a la diputación y en eso estoy totalmente enfocada. Agradezco que estén pensando en mí, es muy pronto para saber lo que pasará en un futuro.

“Siendo muy puntual, en ningún momento ‘me destapé’ para ninguna postulación política futura. Reitero: me encuentro sumamente enfocada y comprometida en sacar adelante mi trabajo legislativo, para lograr las reformas necesarias que trasformen Tamaulipas”, dijo.

Pero:

1) ¿Qué medios descontextualizaron su declaración?;

2) ¿Quiénes piensan en ella como probable candidata a la gubernatura?; y

3) ¿Por qué desmiente a la prensa, cuando su quehacer legislativo es tan pobre?

Basta ver las estadísticas del Congreso local.

Como fuere, ella, la hija un político-político memorable, miente al decir que no anhela surcar otros caminos.

Y mal hace, reitero, culpando a los periodistas por sus propios errores.

 

Caminante no hay camino

La encuesta más reciente de Consulta Mitofsky, respecto a la aprobación de 60 alcaldes, refleja el sentimiento ciudadano hacia el presidente municipal de Victoria.

Aparece en en el lugar 57 del sondeo practicado el día 20 del mes que cursamos.

Obviamente el edil desestima la medición, diciendo que tiene otros datos y en encuestas diferentes ocupa el primer lugar.

¿Usted qué opina?

 

Se hace camino al andar

Durante más de dos décadas, Guillermo Vizcaíno ha compartido su tiempo, conocimientos y recursos económicos con la gente de los ejidos y las colonias de Victoria. Y esa labor altruista le ha generado innumerables amistades y simpatizantes que, espontáneamente, lo animan a buscar una posición de representación popular.    

En 2016 tuvo ofrecimientos pero rehusó la oferta, pues su compromiso entonces era aplicarse a fondo en la campaña del hoy gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca; en 2018 igual le propusieron ser parte de la planilla albiceleste al ayuntamiento. Tampoco aceptó, aunque sí operó con entusiasmo para sacar avante la elección municipal.

Sobre todo entre los seccionales y líderes de colonos que tan bien lo ubican y, por cierto, de quienes ha recibido múltiples quejas por la pésima gestión edilicia.

Hace días, en su cuenta de Facebook, Memo deja en claro que ahora sí está dispuesto a participar.

¿En busca de qué posición y por qué partido?

Dice que en una semanas más lo definirá.

Esperemos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here