“¡Tulio, estaremos en el Vive Latino!”; 31 Minutos

CIUDAD DE MÉXICO.

Las calles de Chile han sido tomadas por la gente harta de la represión, de la injusticia y la corrupción. Una nueva generación despertó la revolución. Las marchas con bombo, platillo y cacerolazos han hecho eco en todo el globo. Intelectuales, celebridades, el pueblo, todos unidos para derrocar la tiranía.

¿Apoco pensaban que los periodistas de 31 Minutos, el noticiero más serio y prestigioso de la televisión internacional se iban a quedar encerrados en sus casas?

Bueno, quizá Tulio ha armado rejas gigantes alrededor de su mansión para que nadie entre”, bromea (¿o puede que no?) Pedro Peirano, cocreador del show y uno de los patrones supremos del noti, en entrevista telefónica con Excélsior. Después les ha dado crédito a sus muchachos por ser tan audaces y salir a reportar las movilizaciones. No es tan malo sólo por llevar el título del jefe.
Él y Álvaro Díaz le dieron vida en 2003 a este programa conducido por Tulio Triviño, supervisado por Juanín Juan Harry y dotado de información exclusiva por los periodistas Juan Carlos Bodoque, Mario Hugo y Ténison Salinas, entre otros, y jamás les pasó por la cabeza que esta pandilla de comunicadores se convirtiera en referente colectivo y símbolo de lucha, tanto que han sido protagonistas de las marchas por todo Chile, de una u otra manera.

La explosión social es impresionante. Nos dimos cuenta que la gente se apropió de los personajes y ahora sienten que son parte la comunidad. Los carteles que más politizaban (en las protestas) eran de Bodoque, de Tulio, de Calcetín con Rombos Man.
La apropiación de 31 Minutos es trascender a la realidad, que al final es lo que tiene que hacer cualquier personaje o historia que quiere ser clásica.
Nos da orgullo que los usen para manifestarse y que les hayan dado esta nueva lectura en el colectivo no sólo de Chile, sino de México”, opina el también guionista, de 48 años.
La interpretación que la sociedad les dio a los personajes fue usada para enaltecer en pancartas a Juan Carlos Bodoque como un reportero veraz y por encima del resto de medios de comunicación locales, los cuales fueron criticados por ser parte de los intereses del mandatario Sebastián Piñera, además de justificar la lucha como sinónimo de dignidad y no de guerra.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here