Mario, cuña para Xico

Golpe a golpe

 Por Juan Sánchez-Mendoza

 

La renuncia del diputado federal Mario Alberto Ramos Tamez a Movimiento Ciudadano (MC), para incorporarse a las filas del Partido Acción Nacional (PAN) y por supuesto a su bancada en la LXIV Legislatura, es una señal de que el alcalde de Victoria, Xicoténcatl González Uresti, quedaría al margen, si no es que prácticamente borrado, de los trabajos para reacondicionar las plantas de rebombeo de agua potable.

Y es que éste ‘discípulo’ de Gustavo Cárdenas Gutiérrez, actualmente, es uno de los 15 secretarios de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento, que encabeza como legislador morenista Feliciano Flores Anguiano.

A esto hay que sumarle que Ramos Tamez ha pedido investigar al edil en distintas ocasiones, por presumir su involucramiento en actos corruptos.

Hasta el grado de que el 26 de agosto del año que nos antecede, logró en la tribuna cameral un punto de acuerdo para que la Auditoría Superior y la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción –las dos estatales–, fueran exhortadas para realizar las averiguaciones correspondientes y en su caso, sancionar las diversas irregularidades en la adjudicación de obras y servicios del gobierno municipal.

 Incluso, el diputado ofreció al alcalde en más de dos ocasiones ayuda para gestionar, según él, hasta 60 millones de pesos de recursos federales para enfrentar el problema del desabasto del vital líquido.

Pero el munícipe rechazó la propuesta.

Y en lo sucesivo habrían de fumar ‘la pipa de la paz’, pero tampoco es necesario, ya que el edil ha caído de la gracia del jefe político doméstico en tanto el otro, Mario Alberto, se apresta a solucionar (en parte) el problema.

¿A qué costo para Acción Nacional?

El diputado argumenta que “fue una decisión muy pensada y muy trabajada”.

¿Acaso con miras futuristas?

Él lo niega, pero la percepción es que sí, porque desde su incorporación en política, hace apenas seis años, ha mostrado un ‘colmillo’ negociador –quizá ‘afilado’ por su mánager, el otrora ‘Muchacho alegre’–, y eso provoca todo tipo de conjeturas.  

Lo cierto, es que deja al membrete propiedad del ‘comerciante político’ Dante Delgado Rannauro, por el cual fue secretario de organización estatal y de asuntos municipales, delegado especial en Tamaulipas, regidor en el Ayuntamiento de Victoria y diputado federal.

Obviamente, su adhesión al membrete albiceleste despierta suspicacia entre los interesados en ser candidatos a la alcaldía pues, en política, nada es circunstancial…

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here