Que Sea Para Bien

Humo Blanco-Febrero-24-20

Por Clemente Castro González

El Paro Nacional de Mujeres, convocado por un colectivo veracruzano y que prendió a nivel nacional, a juzgar por lo que se mueve en plataformas digitales y medios, podría constituirse en uno de los referentes en éste tipo de luchas.

Porque resulta evidente que habrá un respaldo de millones de mujeres a lo largo y ancho de la República y eso se nota en la incorporación de personalidades que encabezan organismos de la sociedad civil, dependencias públicas, universidades, políticos y funcionarios e incluso representantes de instituciones religiosas.

Además, mujeres de peso específico en su desempeño profesional, activistas y ciudadanas comunes están puestas para sumarse al movimiento, el día nueve de marzo.

Con el añadido de que autoridades de los ordenes de gobierno, en declaraciones, externaron que no habrá ningún tipo de sanción para las mujeres que decidan participar en el evento.

Habrá que señalar que lo que se ésta animando y toma cada vez más fuerza no es algo que haya aparecido de la noche a la mañana sino que agrupaciones feministas animan desde hace décadas.

Aunque el detonante son los viles asesinatos de mujeres y una niña, que se acaban de dar en fechas recientes.

Pero el reclamo contra el machismo, la falda de igualdad y paridad de género, así como la violencia en contra de la mujer y la exigencia de los derechos sexuales y reproductivos, por ejemplo el aborto seguro, trae historia.

Sin duda que es buen momento para que, en la celebración del Día Internacional de la Mujer, que se da el 8 de marzo y el posterior paro debe ser propicio para que se responda al reclamo que se hace tanto en la confección de leyes, su cumplimiento y, desde luego, que se les haga justicia.

Necesario es escuchar y atender las voces de obreras, campesinas, trabajadoras domésticas, profesionales, amas de casa, empresarias, funcionarias, líderes y aquellas que se dedican a los asuntos de poder.

Tampoco debe perderse de vista que vivimos en una realidad en el que hay una marcada desigualdad socioeconómica, a la que no se sustraen ni mujeres ni hombres.

Ese es un punto que no deberá perderse de vista ya que, aberraciones como la exclusión, el abuso y la explotación puede tener de referente ese tipo de diferencias que se arrastra desde tiempos pasados.

En cuanto al movimiento especifico del próximo 9 de marzo, habrá que señalar que se desató la polémica debido a que mujeres están proponiendo que no se abandone el espacio de trabajo e incluso que sean los hombres los que paren sus labores.

Lo cierto es que a la convocatoria en mención acerca del paro y su contraparte, incluyeron el ingrediente político al que difícilmente pueden sustraerse éste tipo de acontecimientos en el cual derechas, izquierdas y el disque centro, quieren sacar su respectiva tajada.

Por lo pronto lo que viene es irreversible y habrá que estar pendiente de su realización, continuidad y, principalmente, resultados.

Desde luego que deberá observarse si algo genuino, sustentado y necesario no deriva en lo que no pocos temen, de que se constituya en soporte para la manipulación o tergiversación.

Se subrayar que, en primera instancia, quienes están en los órdenes de gobierno, lo mismo que los legisladores, sin excluir el sistema de administración y procuración de justicia y la clase política no pude ni deben desentenderse de las demandas que traen en su agenda las mujeres.

También incluye a la ciudadanos, agrupaciones no gubernamentales, instituciones religiosas y organizaciones y miembros de la iniciativa privada.

Porque lo que sucede son problemas que padecen las mujeres a diario, tienen su originan en la inseguridad, violencia y tratos desiguales que persisten en nuestro entorno y que se ven y no quieren verse.

Esperemos que, como bien lo establece el Frente Feminista Tamaulipeco y diversas organizaciones, el movimiento sea ajeno a partidos políticos y se orienta a exigir y defender los derechos humanos de las mujeres, lo que va más haya de intereses mezquinos y partidistas.

AL CIERRE

La legisladora Demócrata, NANCY PELOSI y el gobernador de Tamaulipas, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, se dieron el tradicional abrazo de amistad en las inmediaciones del Puente II que une a Laredo con Nuevo Laredo.

En el evento, la líder de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, fue reconocida como Señora Internacional 2020.

Al acto acudieron autoridades de los dos Laredos y por supuesto el alcalde, ENRIQUE RIVAS CUELLAR.

El acontecimiento da cuenta de las buenas relaciones y los lazos históricos y culturales que existen entre los habitantes de ambos lados de la frontera.

+.-Éste domingo se anunció la celebración de una marcha, en la ciudad capital, en demanda de mejores servicios de salud y medicamentos.

La invitación para dicho evento corrió a cargo del Doctor ARMANDO TREJO, alguien que se mueve en los ámbito de la burocracia sindical.

+.-Las que han coincidido en varios eventos son la alcaldesa de Reynosa, MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ, la ex diputada federal del tricolor, MARÍA ESTHER CAMARGO FÉLIX y la ex presidenta estatal priista, AÍDA ZULEMA FLORES PEÑA.

Se nota que hay respeto entre éstas mujeres que, así tengan causas partidistas distintas, saben que siempre habrá espacios para la coincidencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here