Transparencia y Rendición de Cuentas

Los Hechos

Por: José Inés Figueroa Vitela

En febrero, la Auditoría Superior de la Federación dio a conocer el Tercer Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2018.

El documento abre con alusiones a Tamaulipas, particularmente en cuanto al proyecto Construcción del Nuevo Hospital General de Matamoros, uno de los entes de inversión público-privada, en el que plantean una serie de inconsistencias.

“Se pagaron 18.2 millones de pesos en un contrato de obra publica en 171 conceptos, integrados en las partidas de acabados, cancelería y puertas, carpintería, instalaciones hidrosanitarias, muebles sanitarios y accesorios, instalaciones eléctricas, gases medicinales, mobiliario, elevadores, aire acondicionado sin que los trabajos estuvieran ejecutados”; igual de 2.3 millones de obras exteriores y 350.6 millones de equipos no suministrados.

Los dos contratos de obra publica se suspendieron sin especificar si eran totales o parciales y el tiempo de duración, concluye la anotación.

Entre otras particularidades sobre programas específicos de inversión federal, ubica a Tamaulipas en el segundo lugar, con montos por aclarar de la Ley de disciplina financiera por 3 mil 386.5 millones de pesos del gobierno y 13.6 millones del Congreso Local.

En los proyectos de desarrollo regional, la posición es quinta, reflejando montos observados por 67.4 millones de pesos.

La posición segunda se retoma en el rubro de Participaciones Federales, en las que hay un monto por aclarar por el orden de los 9 mil 469.1 millones de pesos, solo superado por el estado de México que refleja 14 mil 920 millones “opacos”.

El 39.1 por ciento de los ingresos domésticos son participaciones federales.

Hay pliegos de observaciones por 691.9 millones de pesos, de los que 682.7 son del ejecutivo y 98.7 corresponden a los otros dos poderes y entes autónomos.

Se han expedido solicitudes de aclaración por 8 mil 777.2 millones de pesos, 5 mil 573.2 del ejecutivo y mil 16.6 a los otros poderes y entes autónomos.

El índice de desempeño reportado por la Auditoría Superior de la Federación ubica a Tamaulipas en la posición 25, con un 75.7 por ciento; Querétaro puntea con el 98.4 y Colima, con el 60.3 aparece “colero”.

En el gasto federalizado programable, Tamaulipas aparece en la tercera posición con 3 mil 857.6 millones de pesos observados de los que están por aclarar 3786.8 y en recuperaciones operadas son 70.7 millones.

El informe está contenido en 319 páginas -aparte los anexos- con un cúmulo de información que habla de transparencia y rendición de cuentas.

Los bemoles y las interpretaciones se antojan interminables.

Ya habrá tiempo para abundar.

Los tres diputados locales del PRI, abandonaron el Congreso antes de que el gobernador emitiera su Informe de Gobierno, para manifestar su inconformidad con la manera que tiene de gobernar.

Los legisladores lamentaron que haya caído la percepción de aceptación ciudadana en la administración estatal y enfatizaron que el bienestar de la población está por encima de los intereses políticos.

“Vemos un gobernador errático, superfluo y sin proyecto, en la recta final de su administración”, declaró uno de ellos y afirmó que por parte del mandatario no han recibido respuestas, y mucho menos disposición, para trabajar de la mano en pro de la entidad.

Sostuvo que es evidente la incapacidad del Gobernador para resolver el problema de la deuda pública y agregó que a lo largo de su administración ha tenido presupuesto creciente y herramientas financieras para salir del paso de manera paulatina, pero no lo ha hecho.

Por eso -dijo- hay un Sector Salud sin medicinas ni equipamiento, una inseguridad galopante en todos los rubros, cero acciones relevantes en los municipios, no aporta a la generación de empleos, encarecimiento de servicios, nulo apoyo al campo, maltrato a los empleados estatales y represión a diversos sectores.

Ese CORRAL es un loquillo -dirían los chamacos- y los chihuahuenses lo están pagando de a feo, según esa nota publicada en un cotidiano de allá mismo.

Acá es diferente.

El IV informe del Gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA ha causado muchas expectativas, por saber qué es lo que dirá a los tamaulipecos en su comparecencia del

próximo sábado, ante el Congreso primero y después en evento con algunos representantes de la sociedad civil, que han sido convidados al gran salón del Polyforum Rodolfo Torre Cantú.

Los tamaulipecos ya saben todo lo que ha hecho este gobierno, porque son testigos cotidianos de todo ello, pero escucharlo en voz del orquestador, luego despeja algunas dudas y aclara las ideas.

Y aunque acá también los diputados priístas son solo tres, en su condición de oposición marginal, no se alborotan como sus pares chihuahueños; más bien han sido los más entusiastas reconocedores de la obra gubernamental panistas y sus praxis.

El reclamo unísono es al gobierno federal, que se ha negado a responder a los clamores de justicia fiscal, para que regrese más, de lo tanto que desde Tamaulipas le mandamos todos, vía impuestos, para satisfacer las tantas aspiraciones, anhelos y necesidades de “los de acá”.

De que la perra es brava, hasta los de casa muerde, dicho con todo respeto, en la alusión al dicho, para ilustrar el tema.

El Senador tamaulipeco y morenista, AMÉRICO VILLARREAL GUERRA, expresó un firme exhorto, para que la Secretaría del Medio Ambiente y la Comisión Nacional del Agua, expliquen primero, y corrijan enseguida, el mal manejo de las corrientes del Río Bravo.

Propuso se construya un modelo de gobernanza hidrológica que preserve el agua y el derecho de todos los mexicanos para acceder al vital líquido, especialmente los de la desembocadura, en Coahuila y Tamaulipas, a quienes, la sobreexplotación ilegal río arriba les está privado del vital líquido.

El tratado internacional de 1944, manoseado por VICENTE FOX Presidente, concediendo a los vecinos del norte hasta corrientes no aforadas y la prolongada violación a la ley de aguas federales, acentúan los estragos de la sequía y creciente demanda del vital líquido.

Por eso la mayoría de los Senadores presentes secundaron la propuesta del representante tamaulipeco para llamar a cuentas a los titulares de la CONAGUA y SEMARNAT y exigirles que metan orden, haciendo valer la ley y las responsabilidades que se les confiaron.

En Nuevo Laredo, el alcalde ENRIQUE RIVAS CUELLAR, sus colaboradores y la sociedad en general dieron la bienvenida a la distinción de oro que se les dio, con la recertificación como un gobierno caracterizado por la equidad, la apertura y disposición para con sus estructuras laborales.

Tras una auditoría de una semana, practicado por la certificadora nacional autorizada, dentro del programa alentado por el Instituto Nacional de la Mujeres, la Secretaría del Trabajo y

Previsión Social y la Comisión Nacional de Prevención de la Discriminación, se identificó el crecimiento constante en las medidas y acciones para el mejor entorno laboral de las mujeres, dentro del ayuntamiento local.

Hay algunos lugares del país donde se certifica en esos estándares a alguna dependencia; en el caso del ayuntamiento del primer puerto fronterizo son todas, las 11 secretarías que lo componen las que llevan las mejores prácticas en un plan integral de trabajo.

Eso es lo que pone a Nuevo Laredo en la vanguardia estatal y nacional. “Aquí se hacen las cosas bien”, dice y repite el alcalde RIVAS CUELLAR, imprimiendo acción a sus expresiones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here