Hay problema…

Cena De Negros

Marco A. Vázquez

Sin tener un solo caso confirmado el presidente de El Salvador cerró sus fronteras a todos los extranjeros, canceló eventos deportivos y culturales, suspendió clases por 21 días con el argumento de que no pretenden sufrir el coronavirus, de que no arriesgarán a su gente ante la enfermedad que, según la Organización Mundial de la Salud ya es una pandemia, traducción, ya afecta a todo el mundo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ayer anunció la restricción de vuelos que conecten su país a Europa y a todos las naciones que presenten el problema del COVID-19, como también se le conoce al coronavirus, aunado a ello solicitó un monto de 50 millones de dólares para enfrentar la enfermedad que en la unión americana ya obligó la suspensión de los juegos de la NBA y muchos otros espectáculos que dejarán pérdidas millonarias, Trump,  en su defensa, afirmó que se tratará de mitigar el impacto económico con apoyos y pronunció lo siguiente, “las acciones de hoy pueden significar un mejor mañana”.

En México del martes a miércoles aumentó la cantidad de contagios confirmados de coronavirus en más del doble, pasamos de cinco a 12, la tragedia es que en este país es que las autoridades de todos los niveles siguen diciendo que estamos preparados pero no se conocen las medidas que estén tomando al respecto, por lo menos no una del tamaño de la que se animaron a hacer en El Salvador o ya por lo menos algo similar a Estados Unidos que bloqueo vuelos e ingresos libres de personas procedentes de los sitios donde la enfermedad ya afecta a muchas personas.

Es obvio que la Constitución protege a quienes deseen viajar o movilizarse dentro del país sin embargo esto, aunque parezca una exageración, es una emergencia, el coronavirus puede convertirse en una enfermedad que cause muchas muertes en caso de no atenderse y tomar medidas con tiempo.

Mire, todos los infectados que hay en México son personas procedentes de Europa o China lo que bien se pudo prevenir vigilando los vuelos en que llegaron y para sufrir menos daños ya por lo menos deberían estar monitoreando a quienes viajaron con ellos, los que tuvieron contacto y, que se sepa, no se ha hecho mucho al respecto.

Vaya, imagínese con cuantas personas tuvo contacto cada infectado de coronavirus, con cuantas personas se han relacionado los que viajaron con él en el avión y pudieron ser infectados sin darse cuenta hasta ahora, eso, créalo, da miedo y podría ser incontrolable de no tomarse medidas más drásticas en forma inmediata.

Obvio que no se puede aislar México del mundo, no podemos declararnos en cuarentena como ocurrió en El Salvador lo que parece una medida extrema, pero si deberían existir medidas de salud que permitan restringir vuelos a países con problemas graves, medio Europa, China y otros de Asia.

El daño sería duro para nuestra economía, sin duda, pero lo que se pueda perder en intercambio comercial, turismo o desarrollo intelectual es poco si se toma en cuenta lo que podría costar una epidemia de coronavirus de no frenarse las infecciones, más en un país como el nuestro cuyos servicios de salud son de deficientes a muy malos.

Ojalá entre en razón el gobierno federal y, de entrada, comience un rastreo de todas las personas que han tenido contacto con los infectados y, en lo posible, con quienes ya tuvieron relaciones cercanas con ellos, ponerlos en cuarentena si es necesario.

Para Tamaulipas, sin el menor ánimo de asustar, las cosas no serán muy fáciles, acá hay mucho intercambio comercial con Estados Unidos y, por si ello fuera poco, el último caso que se confirmó fue en Monterrey, otro centro de población muy concurrido por los tamaulipecos.

Hay problema y de verdad que puede ser muy serio, no lo tome a la ligera, practique y enseñe a sus hijos a lavarse las manos, a no tocarse la cara en lo posible, que usen el gel antibacterial y el cloro para el aseo del hogar, el coronavirus ya es pandemia según la OMS así que, por lo que más quiera, no se convierta en estadística, protéjase.

En otras cosas… Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara que el nuevo brote de coronavirus COVID-19 se ha convertido en una pandemia, el gobierno de Tamaulipas a través de la Secretaría de Salud reforzó las medidas de prevención, vigilancia y capacitación al personal médico y de enfermería.

«Lo importante es mantenerse informados a través de las fuentes oficiales, evitar miedos injustificados y seguir las medidas preventivas que a diario emitimos en las páginas del Gobierno del Estado» destacó la secretaria de Salud, Gloria Molina Gamboa.

Subrayó que se han blindado la frontera, aeropuertos y puertos marítimos para identificar signos y señales de alarma de la enfermedad, de acuerdo a las definiciones operacionales, en personas que ingresen al estado.

Este miércoles, la Secretaría de Salud, efectuó una reunión con instituciones del sector como son el IMSS y el ISSSTE en Reynosa, para analizar el plan de trabajo y estandarizar procedimientos orientados a prevenir y actuar, de acuerdo a protocolos internacionales, ante casos sospechosos o confirmados de COVID-19.

Reiteró que Tamaulipas se mantiene sin casos confirmados ni sospechosos del nuevo coronavirus.

Coloque en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here