Viene lo más grave

HUMO BLANCO-ABRIL-14-20

 

Por Clemente Castro González

En sesión del Comité Estatal para la Seguridad en Salud, el gobernador, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, dio a conocer medidas para enfrentar la pandemia del coronavirus, ahora y en las semanas por venir.

Habló de que se construyen 8 hospitales móviles y 18 filtros ambulatorios que serán instalados en los hospitales y clínicas de la entidad.

Los municipios en los que se trabaja al respecto son Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria, Mante, Altamira y Tampico.

Previó que para finales del presente mes se estarán dando el mayor número de contagios por lo que se contara con cerca de mil camas a fin de atender a los enfermos

Habló de que habrá cuatro hospitales COVID-19 para atender a las personas que requieran ser internados.

El lo específico precisó que son el Hospital 270 del IMSS en Reynosa, el de Especialidades en Victoria, así como el General de Altamira y el de la Marina Armada de México ubicado en la Pesca.

También se contempla adecuar más hospitales y hasta utilizar los que son de carácter privado.

En conjunto, a decir del jefe del ejecutivo, se tendrá, en general, el soporte de 940 camas para dar atención a los enfermos.

Por cierto, el mandatario señaló que, en el estado, es obligatorio para la población el uso de cubrebocas.

GARCÍA CABEZA DE VACA dijo que ya no se permitirán visitas de los estados de Nuevo León y Coahuila y tampoco los tamaulipecos podrán acudir a esos estados.

Lo anterior son parte de los acuerdos que concretaron los gobernadores de las tres entidades.

Sin dejar éste tipo de asuntos, les compartimos que, de acuerdo a AMBROSIO RAMÍREZ PICASO, ex dirigente del PRI en el municipio de Victoria y en la actualidad Asesor Financiero y Patrimonial, en menos de tres semanas se incrementó la venta de pólizas de seguros de gastos médicos mayores.

Es parte de los efectos que provoca la pandemia que estamos viviendo y el que las familias consideren la necesidad de contar con un recurso que les permita hacer frente a un gasto que puede ir de los 60 mil hasta más de un millón de pesos.

Desde luego que habrá que tener solvencia económica para entrarle a una “inversión” de éste tipo para asegurar la atención en hospitales privados.

RULETA

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dio cuanta sobre la estrategia de ataque a grupos del crimen organizado, en la cual se da importancia a la investigación para atacar lo del lavado de dinero.

En ese sentido, entre los estados que mayores casos de denuncias se presentaron, el año pasado, se ubica a la Ciudad de México (CDMX) con 16 casos, al igual que Tamaulipas y Nuevo León, con 16 y 12, en forma respectiva.

Lo que fluye en el ambiente es que existe un entramado, creado por criminales, en los que incluso pueden participar empresarios de reconocida trayectoria.

Algo que no es novedad es la aparición de nuevos “ricos”, que operan negocios sin mayor clientela pero sus ganancias son notables.

De hecho no faltan los membretes de empresas que se dedican a “blanquear” dinero, lo que no es raro en las entidades en las que las agrupaciones delincuenciales tienen presencia y determinado dominio.

En sexenios anteriores, desde la federación se ponderaba la eliminación o encarcelamiento de los llamados “objetivos” prioritarios lo que propicio detener a grandes capos pero dejaban intactas sus propiedades y fortunas o únicamente se tocaban por encimita.

Lo que se entiende es que, en éste tiempo, el plan es pegarle a los criminales en lo que es básico en cuanto a su poder.

AL CIERRE

Se entiende que los ciudadanos hagan lo necesario para protegerse del coronavirus. Eso es lo recomendable.

Pero lo que no cabe es la discriminación de nadie y menos de trabajadores de la salud.

De esto se ha dado cuenta en no pocos comentarios de que personas “nefastas”, tratan de alejarse de manera rápida cuando ven a un médico o enfermera.

Se les olvida que son dichos profesionales los que pueden salvarles la vida a ellos o sus familiares y amigos.

Una actitud parecida es la que se dio en un grupo de whatsApp, en un fraccionamiento de la ciudad capital, en donde varios vecinos dieron rienda suelta a su ignorancia y maldad al pedir que no se acercaran a

un determinado sitio debido a que por tal sector residía un ciudadano que había dado positivo al virus.

Como si el enfermo y sus familias no tuvieran suficiente con el confinamiento, atendiendo a las instrucciones de Salud.

En contraparte a tales predisposiciones que lindan en lo aberrante, hay familias que se organizan para ayudar al prójimo con despensas, dada la critica situación que enfrentan al no poder salir a la calle a ganarse el sustento.

Se trata de humanismo, solidaridad con los que menos o nada tienen. El añadido es que aquellos que hacen el bien no lo hacen para salir en la foto. Es decir, sin el menor interés de figurar en la política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here