Ahí está el reto

HUMO BLANCO-ABRIL-15-20

Por Clemente Castro González

La afirmación ahí esta y el reto también para que se aclare lo de la presunta entrega de 734 millones de pesos por parte de la federación al gobierno del estado, cantidad que estaría destinada a combatir la pandemia del coronavirus.

Según el senador del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, tal recurso se envió a la entidad pero, de acuerdo al senador, ISAMAEL GARCÍA CABEZA DE VACA, eso no es cierto.

En su mensaje, que se difundió en redes sociales a través de un video, el legislador de filiación panista exigió que el morenista compruebe lo que afirma.

Con similar enfoque, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, GERARDO PEÑA FLORES, dio a conocer que se solicitó por oficio, a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, información para saber si habían recibido recursos adicionales a fin de atender la emergencia provocada por el COVID-19 y que la respuesta fue negativa, lo que coincidió también con la referencia dada por la Secretaría de Salud.

Sobre el tema, PEÑA FLORES pidió a VILLARREAL GUERRA precisara en “dónde esta el dinero” del que habla.

Habrá que esperar si se da la aclaración de AMÉRICO y ésta tendrá que ser contundente o de lo contario quedará mal parado ante la opinión pública en tanto que se trata de un asunto muy delicado.

Cabe señalar que la polémica se da debido a que, él senador de MORENA, externó su desacuerdo con el gobierno de la entidad y el Congreso tamaulipeco por la aprobación para que se contrajera deuda por un monto de cuatro mil 600 millones de pesos.

Esto con el fundamento de que dicha cantidad se utilizará, básicamente, para atender la emergencia que provoca el coronavirus y respaldar la economía del estado que reciente los efectos.

A juicio de legislador lo que se hizo no es lo adecuado aunque debe señalarse que eso lo decidió, acorde a sus facultades, la mayoría de los integrantes del Congreso.

Dado lo que ocurre, lo más probable es que se ahonde el desencuentro entre quienes defienden lo que se hace a nivel del estado y la contraparte que es afín a lo que se marca desde la federación.

En todo caso no hay por que rasgarse las vestiduras, en tanto que disentir y poder manifestarlo en libertad son rasgos distintivos de un país que se precie de ser democrático.

Al tiempo se verá, en los resultados y la correspondiente aprobación de los ciudadanos, lo que se hizo de manera adecuada y aquello que desentonó.

Si bien la prioridad es la atención de la emergencia sanitaria tampoco debe perderse de vista el aspecto político.

Así suele ocurrir.

RULETA

En fechas recientes la Federación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (FECANACO-SERVYTUR) en la entidad, en voz de su presidente, JULIO ALMANZA ARMAS, “decretó” la suspensión del pago de impuestos a los tres ordenes de gobierno dada la difícil situación que padecen los adheridos a dicho organismo.

Se quejan los empresarios de que no están recibiendo el apoyo que demandan y, por tanto, se pierden empleos, a la par de que hay negocios que pueden ir desparecer.

Mencionaron que entre lo que no pagarían se encuentra el Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto Sobe la Renta (ISR), y varios más, al igual que no atender los cobros de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

No se duda que en lo estatal o municipal, se les atienda en lo que corresponde a su competencia pero no será fácil que lo logren en cuanto a la federación.

Sucede que la Procuraduría Fiscal de la Federación acaba de echar abajo un caso de una suspensión de pago de impuestos promovida por una empresa de San Luis Potosí y a la que un juzgado potosino le había dado para adelante.

Esto significa que los recursos que se promuevan, en similar sentido por parte de los afectados, podrían no proceder.

De modo que ALMANZA tendrá que afinar bien su estrategia jurídica o él y compañeros de gremio podrían acarrearse problemas legales si hacen efectivo el “decreto” formal que acordaron.

No es exagerado pensar que podría salirles peor “el remedio que la enfermedad”, aunque los quejosos están en su derecho de proponer y presionar.

AL CIERRE

El que pidió “coperacha” a la diputada local del Movimiento Ciudadano (MC), PATRICIA PIMENTEL RAMIREZ, fue el alcalde de Victoria, XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI.

Según esto, lo que aporte la legisladora sería para adquirir un túnel sanitizante a utilizar en el Hospital General o Infantil.

El munícipe aseguró que con su sueldo esta elaborando insumos médicos para el personal de salud con el propósito de que se protejan del contagio del COVID-19.

Al cierre de ésta colaboración todavía no se daba la respuesta de PIMENTEL RAMÍREZ pero es de esperar que le de su “barrida y trapeada!” al alcalde, mismo al que acusa de tener un deficiente desempeño en el cargo, por decir lo menos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here