¿Madres sin festejo?

Golpe a golpe

 

 

+ Pastelerías, florerías y restaurantes, en la mira de la Coepris, desde ayer

+ La construcción de tres complejos de Seguridad Pública registra avances 

+ Con cubrebocas y camiones ITACE colabora en lucha contra coronavirus  

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

La pantalla grande durante décadas aquí en México, ha exhibido cintas con un contenido melodramático respecto al 10 de Mayo (fecha conmemorativa del Día de la madre), pero en realidad poco se acercan sus tramas a lo que en realidad piensan y sienten ellas –las que aún están con vida– y todo ser humano en esta festividad.

Hay quienes reniegan por carecer de su cariño; y otros no soportan su pérdida al darse cuenta cuan ingratos fueron como hijos; unos la recuerdan al calor de copas y, los menos, quienes aún tienen madre, llegan a su casa en apariencia para felicitarla, aunque ellos (y su prole) dejan ‘un desmadre’, con el rollo de festejarlas, pues la viejita limpia la casa, prepara viandas, los atiende, los soporta y al final del día carga otra vez con el aseo del hogar, a fin de evitarle ‘molestias’ a sus yernos o nueras, según sea el caso.

Este año las cosas serán diferentes… por el coronavirus.

Y es que la disposición oficial prohíbe reuniones.

Por si fuera poco los restaurantes, las pastelerías y florerías han sido, desde ayer, ‘prácticamente cerradas’.

Pero lo peor del caso, es que los panteones tampoco hoy abrirán sus puertas. Igual que en la víspera.

¿Bueno o malo?

Bueno, para dejar descansar en paz a las idas, sin que haya sobre sus sepulturas catarrines, música y lloriqueos hipócritas.

Malo, cuando por culpa del Covid-19 hay dolientes que no saben cómo ni cuándo o ante qué tumba llorar, en el caso de quienes se adelantaron en el camino hacia la eternidad a causa de la epidemia. 

Y es que por disposición ‘sanitaria’, los muertos por coronavirus –entre ellos centenas de mujeres de la tercera edad–, del hospital salieron para la cremación; y sólo a sus familiares les entregaron cenizas sin saber, ellos, a ciencia cierta, si corresponden a sus difuntos, porque nunca la oportunidad les dieron de ver su cuerpo ya sin vida.

Triste situación, así lo creo.

En el caso de las madres vivientes, salvo excepciones, hay quienes se sentirán liberadas por primera vez, de soportar molestias en su intimidad; y, aún cuando adoran a sus vástagos (varones o mujeres) y/o nietos prefieren estar solas. Con su marido, en caso de (él) coexistir, ya que, ‘para aguantar borrachos y nietos chiflados prefiero a mi marido’, han dicho.

Las cifras que ofrece el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, no puntualizan cuántos infectados de la tercera edad han fenecido –aunque las estadísticas a nivel mundial y nacional establecen que son el sector más vulnerable–, pero seguramente hoy (10 de mayo) habrá reclamos fuertes.

Sobre todo culpando al supremo Gobierno.

1) Por las pérdidas de madres a causa del virus; y

2) Ante la prohibición de festejar ‘en grande’.

Como sea hay que tomar conciencia de que sólo con el aislamiento se puede detener la pandemia.

 

Complejos

El gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, en gira de trabajo en Altamira, supervisó la construcción del Complejo de Seguridad que ahí se edifica, el cual registra un avance físico del 70 %, y forma parte de los edificios que, para fortalecer las acciones en materia de seguridad, erige su administración.

En total, a través de la Secretaría de Obras Públicas, el Gobierno de Tamaulipas construye tres Complejos de Seguridad: uno en Nuevo Laredo, otro en Reynosa y un tercero en Altamira, además de ampliar el de Ciudad Victoria, con una inversión cercana a 834 millones de pesos, que permitirá fortalecer la presencia y tareas de seguridad de la Policía Estatal en cada ciudad y región, beneficiando en su conjunto a una población de cerca de 2 millones y medio de habitantes.

Los Complejos de Seguridad en construcción contarán con dormitorios con capacidad para 320 camas, comedores, oficinas administrativas, canchas de usos múltiples, campo de entrenamiento táctico, bodega para el almacenamiento de insumos, estacionamiento interior para 150 unidades y explanada cívica.

Las instalaciones de seguridad en Nuevo Laredo, Reynosa, Altamira y Ciudad Victoria registran avance físico de 68%, 78%, 70% y 88%, respectivamente.

  

E-m@il: jusam_gg@hotmail.com

 

Caminante no hay camino

Hay, entre el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y la secretaria de Salud de Tamaulipas, Gloria de Jesús Molina Gamboa, diferencias en cuanto a las cifras que se manejan de infectados por coronavirus en Tamaulipas.

Él dice que los casos locales no se reportan en tiempo y forma ante la instancia federal; y ella argumenta que en las estadísticas no aparecen las pruebas hechas en laboratorios privados. Por eso la discrepancia.

¿A quién creerle si ambos un día dicen una cosa y al siguiente otra?

Lo peor del caso es que sus diferencias se han ventilado en las redes sociales y por eso mucha gente en Tamaulipas no acata las medidas preventivas. 

 

Se hace camino al andar

En esta cruzada preventiva contra el coronavirus, es importante la participación del Instituto Tamaulipeco de Capacitación para el Empleo (ITACE), pues además de fabricar miles de cubrebocas que el DIF reparte en los hospitales, ha puesto a disposición del personal paramédico, médico y de enfermería, seis camiones para transportarlo.

Las unidades prestan su servicio gratuitamente en Reynosa, Altamira y la capital del estado, con un horario de 12 horas: de las 8 a.m. a las 20:00 p.m.

A este respecto, el director general de la institución, Fernando Campos Martínez, ha comentado que es momento de sumarse todos a la causa que lideran la presidenta del Sistema DIF-Tamaulipas, señora Mariana Gómez de García, y el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

“Me enorgullece formar parte de la nueva etapa del ITACE, cuyo rostro ahora es más humano, sensible y comprometido con las causas sociales que requiere nuestro estado”, dijo.

De esta forma responde al llamado del mandatario estatal para formar parte del programa ‘Todos unidos por Tamaulipas’, diseñado para enfrentar al coronavirus desde todas las trincheras.

Los cubrebocas fueron elaborados por alumnos del ITACE con material de primera calidad y bajo la supervisión del personal docente del plantel Victoria, cumpliendo con la calidad exigida por las autoridades sanitarias,

Lo mismo se ha cuidado la sanitización diaria de los autobuses, a fin de que los usuarios viajen tranquilos cuando van a los hospitales o regresan a sus hogares.

 

Cicuta

El presidente municipal de Nuevo Laredo, Óscar Enrique Rivas Cuéllar, ha querido usar tanto el tema del coronavirus para posicionarse políticamente y por eso ya nadie le cree. Menos cuando sus esbirros arremeten contra gente desamparada –vendedores de dulces, por ejemplo–, para justificar ‘trabajo’ preventivo contra el Covid-19.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here