Descobijar al Amigo

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

02.07.2020.

En las clases de comunicación interpersonal hay teorías diversas que explican la relación entre dos personas. Por ejemplo, unas dicen que no hay amigos, que hay intereses; y otras, explican que, en todo caso, quien es tu amigo, si la relación cambia, se puede convertir en tu peor enemigo: porque te conoce, sabe cómo eres y hasta es poseedor de uno que otro secreto.

Es descobijar al amigo: descubrir sus fortalezas y debilidades. Por eso, bien que dicen, los pleitos de comadres siempre son de pronóstico. Y estos pleitos, ubicándolos en otros contextos, devienen en los traidores, como sucede en la política y, entiéndase, en el mundo de los negocios y hasta en la delincuencia. Y eso es lo que hará, se presume, Emilio Lozoya al aceptar su extradición a México.

RECLUTAMIENTO POLITICO.

Siempre hemos conocido que el reclutamiento político en México tiene varias aristas: las más conocidas son dos, la familia y el grupo de amigos; se puede agregar uno más, la que se establece con los negocios, compartir prebendas y privilegios nacidos de la corrupción y la impunidad. Por eso, Jesús Silva Hersong, bien que decía que cada sexenio había una comalada de nuevos ricos… claro, todos parte de la familia revolucionaria.

Siempre, en ese contexto de corrupción e impunidad, se decía que el hilo se rompe por la parte más delgada. Así, durante uno y otro sexenio, para salvar a unos, y dar ejemplos de combatir la corrupción se encarcelaba a uno u otro miembro de la camarilla en el poder. Era una especie de sacrificio… y todo seguía igual, robando, saqueando el erario público, se obtenía una riqueza explicable por el cargo que se ocupaba.

EXTRADICCION DE EMILIO.

Nadie desconoce que en el gobierno de Enrique Peña Nieto la corrupción campeo en todos los órdenes. Y el caso Odebrecht estallo fuera de México como un caso descomunal de corrupción; lejos de nuestras fronteras los implicados cayeron, hasta Presidentes; pero en México no sucedió nada, hasta que la 4T busco y busco y Emilio Loyoza fue señalado, huyo y lo pescaron en España: ya acepto la extradición y la versión es que acepta colaborar en la investigación.

Lo implican en la compra de una planta de fertilizantes a sobreprecio. Se sobre entiende que, al ofrecer cooperar, puede implicar a otros y otros; dado que al dar seguimiento a transferencias se presume que hubo desviación de recursos, incluso a campañas políticas. Puede implicar a integrantes de su grupo interno; pero la expectativa es que, para el gobierno actual, es ir hacia arriba. Por Luis Videgaray o incluso hasta por Peña Nieto, si eso facilita su liberación o disminuye su castigo.

HABLAR PARA PROTECCION.

En una de las conferencias mañaneras el Presidente AMLO se refirió al fraude electoral de 2006. Recordó la conversación de Eugenio Hernández Flores, como gobernador de Tamaulipas, con Elba Esther Gordillo, que lo conmina a aprovechar la situación porque el PRI esta frito. Y AMLO, en la conferencia, les pidió que hablaran, que dijeran todo lo que sabían del fraude, para que se

conozca todo el embrollo. Recordó que la maestra, ya fue juzgada y en el caso de Eugenio, hasta sugirió que podía ser testigo protegido.

Si Lozoya acepto la extradición, pese a la recomendación de no hacerlo de uno de sus abogados, es porque ya tiene definida una ruta de lo que puede aportar como colaboración a la investigación que se le sigue. Ya tomó la decisión de descobijar a uno que otro de sus amigos, cómplices pues, de los actos de corrupción que le imputan. Para unos, ya hablo e incluso, ya debe tener un preacuerdo.

AMIGOS Y ENEMIGOS.

En el contexto de la detención y ahora extradición de Lozoya, quiérase o no, se recuerda la expresión muy popular, al menos entre algunos políticos: que las más de las veces, los amigos son de mentiritas y los enemigos de verdad. Emilio ya sabe quiénes son sus amigos y quienes sus enemigos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here