El Amargoso.

0
6

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

14.07.2020.

 

 

EL AMARGOSO.

Hace dí­as en un grupo de whattsApps me pusieron el calificativo de “amargoso”. Todo fue porque una amiga, de mi época de estudiante universitario, puso en el grupo que poní­a a disposición de los integrantes del grupo, por 2 mil pesos diarios, una alberca, 2 tablones y 20 sillas. Le pregunte a partir de qué fecha, en la coyuntura, de que hoy por hoy, están suspendidas las fiestas. En fin, explico el fin netamente familiar.

 

Quien me conoce, sabe bien, que a partir de la pandemia he sido insistente en que se cumplan las medidas restrictivas: la sana distancia, usar el cubrebocas, usar el gel antibacterial, lavarnos con frecuencia las manos con agua y jabón. Yo sí­ creo, vaya pues, en la pandemia, en el covid-19. Y, por lo tanto, estoy atento a lo que sucede a mí­ alrededor… cada dí­a hay más contagios y fallecimientos.

 

CASI LLORANDO.

Ya no sé, en serio amigas y amigos, ni como son mis sentimientos cuando veo a personas que les vale; se me hace difí­cil pensar que no están informadas, que ignoran todo y que, por eso, pues andan como si nada. Pero me cuentan que el sábado, en Las Pilas (El Roble) habí­a buen número de gente, familias y más familias, bañándose, que llego la policí­a y una mujer, casi llorando, les pedí­a que abandonaran el lugar, repitiéndoles: ¿Por qué no entienden? ¡La gente se está muriendo¡

 

Hace dí­as se publicó que en el rio Los San Pedros (km, 22 por la interejidal) se apareció un cocodrilo de un metro, que fue capturado y enviado al zoológico. Les confieso, leí­ la nota y pensé: ha de ser para echar miedo a la gente… y es que ahí­, aunque no hay estacionamiento, la gente estaciona su carro a la orilla de la carretera, en pleno vado…. Y ayer a eso de las 6pm habí­a entre 12 y 15 vehí­culos. El calor es más fuerte que el miedo a los cocodrilos y al covid-19.

 

EL OXXO Y LA FRUTERIA.

Cerca de mi casa está un OXXO y una excelente fruterí­a. Digamos que soy cliente frecuente. Pues bien, he observado en ambos lugares un comportamiento diferente: La gente ya se acostumbró entrar al OXXO con el cubrebocas y guardar la sana distancia; incluso, cuando al interior hay 5 clientes, de inmediato alguien del personal cuida la puerta para regular que, al interior, solo haya 5 clientes.

 

En la fruterí­a es otra cosa. Con todo y que hay letreros, a la entrada, de que el cubrebocas es de uso obligatorio a más de uno (principalmente hombres) le vale, y ya estando caja, ni le dicen nada, cuando no deberí­an cobrarle si no lo usa. Y en los estantes, sea en el tomate, la lechuga o el aguacate, no se sigue la regla de guardar la distancia… Si uno está ahí­, no esperan a que termine. La cuestión es que, pese a que el OXXO cumple, es menos peligroso, lo obligan a cerrar.

 

NOS FALTA LA MITAD.

Yo estoy, en serio, preocupado y mucho por lo que está sucediendo. Cada dí­a la cifra de contagio y de fallecimiento crece; ya rebasamos a España e Italia en los dos indicadores. Entiendo que México es, mucho más grande en población, y que lo tanto la lógica indica que tendremos más casos, que el golpe será más duro, mortal e inevitable. No importa, si en Estados Unidos o la India hay más contagios y muertes, nos importa lo que está sucediendo en México.

 

Y la realidad, sin tener que buscar culpables, es solo una: estamos en el pico de la pandemia, aunque AMLO –él siempre tiene datos buenos-, afirma que ya se está desacelerando la crisis, estar en la cima significa que estamos a la mitad, que si ya llevamos más de 100 dí­as de confinamiento, pueden faltar otros 100 dí­as… y si, nos cuidamos, el daño o las consecuencias pueden ser menores.

 

Pues sí­, soy amargoso, por querer, desear, que la gente se cuide.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here