Quiero Creerle a Xico.

Desde Esta Esquina.

Meliton Guevara Castillo.

1.09.2020.

Quiero Creerle A Xico.

¿Sera cierto lo que dijo Xicoténcatl González Uresti en su informe de gobierno? Informo que con una inversión de 280 millones de pesos la COMAPA dará una solución de fondo al problema del agua. La cuestión es que, como dijo un Presidente Municipal: son palabras, no hechos. Así, en este caso, los hechos anunciados aún no se convierten en realidad… a menos, eso quiero pensar, que tiene que ver con el mega corte de ayer miércoles.

El problema que tenemos los victorenses, con la autoridad municipal, es que desde hace mucho tiempo, desde que inició su gobierno, su credibilidad se vino por los suelos: precisamente porque sus palabras no corresponden con los hechos. Por eso, el año pasado, y este, la percepción generalizada es que no había nada que informar. Si no hay obras, no hay nada que sea vea o que se sienta, no se puede presumir nada.

EL GUARDADITO.

Con mucha anticipación se anunció el mega corte de agua de este miércoles. Al grado que, a diferencia de otras ocasiones, ahora prefirieron consignar el nombre de las zonas en donde si habrá agua. El motivo: cambiar la tubería en un tramo del acueducto Guadalupe Victoria. Al respecto, informa el Presidente Municipal, que este trabajo se hace con una inversión de 280 millones: 200 aportados por el Gobierno Estatal.

Y el resto, los otros 80 millones, fueron el guardadito que el gobierno municipal hizo con las aportaciones del FAIS (Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social) que son federales: entiendo, así se publicó, que fue el monto correspondiente a dos años y, por ello, asumo que se recibía, no se usaba, se guardaba pues, hasta completar los 80 millones de pesos… imagino que también se invirtieron los intereses.

QUIERO CREERLE.

En el trienio pasado iniciaron los problemas de abasto de agua en Teocaltiche. Fui testigo de cómo llego una cuadrilla, levanto una tapa, entro un trabajador, hizo manipulaciones, y a partir de ese día disminuyo el caudal y la presión en el área. En aquel momento pedí una explicación a COMAPA y, la respuesta, fue: por error se movió una válvula y disminuyo la presión. Nunca se arregló: se complicó, al grado que ahora, ni el tinaco que está en tierra firme a veces no recibe ni una gota de agua.

Viene a cuento lo anterior por Xicoténcatl González informa que se cambiaron 123 válvulas de seccionamiento, para dirigir a sectores específicos el agua; pero que también se cambiaron 39 válvulas reguladoras de presión. En pocas palabras, si en los hechos se confirman las palabras del Presidente Municipal, en los subsiguientes días debemos de tener evidencias palpables en cada una de nuestras casas: deberá notarse, entiéndase, una mejor distribución del agua y una mejor presión.

¿SOLUCION DE FONDO?

Xicoténcatl se atreve a informar que, con estos trabajos, se da una solución de fondo; que la tubería hidráulica será, tendrá vida pues, para 100 años. Quiero creerle, pero no creo que sea una solución de fondo al problema: la tubería hidráulica, unas y otras válvulas, lo que garantizan es que el agua se pierda menos y se distribuya mejor. La cuestión es que, una y otra vez, el organismo rector del agua a nivel estatal, a dicho que el problema del agua es el abastecimiento… que no hay, hay escases.

En la elección local anterior, tanto los candidatos a Presidente Municipal, como a diputado local, tomaron de bandera el problema del agua. En aquella ocasión, Eduardo Gattas retomo la construcción de la segunda línea del acueducto de la Presa a la Ciudad: que fue autorizada, luego desautorizada, con el pretexto de que si había agua, pero que se gastaba mucha, se desperdiciaba, por el estado de la tubería y que, además, los victorenses no cuidábamos el agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here