Un doble mensaje en recortes a presupuestos

PRESENCIA

ANA LUISA GARCÍA G.

13-09-2020

 

            < Un doble mensaje en recortes a presupuestos

            < Violaciones en la elección interna de Morena

            < Elementos para impugnar un proceso

 

1.- El recorte presupuestal aplicado a Tamaulipas para 2021 por seis mil millones de pesos no es poca cosa, sobre todo si tomamos en cuenta que representa un 5.7 % del total, el argumento en este caso es la pandemia, pero el año pasado también se aplicó un recorte de 2 % sin justificación. Menos dinero castiga las operaciones de cualquier gobierno e impacta en los ciudadanos, es también un arma de dos filos cuando se trata de un año electoral, por eso cuando se le “chispoteó” al presidente, como diría la chilindrina, que la pandemia “vino como anillo al dedo”, sabía muy bien de lo que hablaba.

Son 21 estados los castigados, algunos con recortes de hasta 19 por ciento que es el caso de Baja California Sur. Claro que la propuesta entregada por la Secretaría de Hacienda está a discusión en la Cámara de Diputados, donde hay mayoría morenista y que por tanto sacarán adelante la propuesta del Gobierno Federal y no hay CONAGO que valga, y los diputados federales de Acción Nacional, de Movimiento Ciudadano y los pocos que hay del PRD, todos ellos de real oposición no son el contrapeso suficiente para obtener modificaciones de peso.

Por otra parte los efectos de la pandemia en la economía de Tamaulipas tendrá sus impactos, partiendo de que muchas empresas cerrarán de manera definitiva, que el turismo está devastado y pega fuerte no sólo a hoteles y restaurantes, sino a un buen número de negocios de la economía informal vinculados a esta actividad.

Este descenso en la actividad productiva representará menos ingresos por concepto de impuestos al Estado. Urge hoy más que nunca una revisión del pacto federal en el tema fiscal y por la vía legal, porque por gestoría y diálogo no se le ve éxito.

Por lo pronto hay que apretarse el cinturón en todos los sectores tanto institucionales como los del sector productivo.

Los recortes al presupuesto pegarán en el gasto programable que se refiere a subsidios que se canalizan a través de programas de apoyo en beneficio de las familias tamaulipecas, son recursos que se concretaban a través de convenios de coordinación en salud y seguridad pública por citar los de mayor relevancia.

Los estados que registraron el mayor incremento en el gasto programable son, Yucatán, Tabasco y Quintana Roo con incrementos del 24 y 14 por ciento y es que en esas entidades está puesta toda la atención del Gobierno Federal con los proyectos del Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas.

Lo peor del caso es que estas obras tardarán 3 y 4 años para terminarse, o quizá más porque vendrá encarecimiento y la crisis de la epidemia que se calcula pegará fuerte en los próximos 3 años y puede prolongarse hasta 5 a 7 años. Por eso los especialistas sugieren cancelarlo o cuando menos uno de ellos para no paralizar el desarrollo del resto del país.

Donde manda capitán, no gobierna marinero.

2.- Cambiando totalmente de tema, la primera depuración que hará el INE para seleccionar a sólo seis finalistas participantes que serán sometidos a la encuesta de la que saldrán Presidente y Secretario General para el CEN, tiene descontentos a varios de los participantes. El primero en reaccionar fue Alejandro Rojas Díaz Durán quien realizó una toma de las instalaciones del INE como protesta, si bien pacífica, esta iniciativa no pasará de proporcionarle presencia mediática.

El tema es lo que hace el INE para cumplir la instrucción del Tribunal Electoral, el primer paso es buscar los elementos más conocidos 6 de 36 para la Presidencia del partido y 6 de 35 para la Secretaría General, mediante una encuesta, que no es la final obviamente.

En las tres encuestas finales y definitivas para obtener los nombres de los nuevos dirigentes, quienes votarán son militantes y simpatizantes manifiestos por haber firmado algún documento, aunque se refieren a un procedimiento abierto, la realidad es que no todos los ciudadanos podrán sufragar como se creyó en algún momento.

De tal forma que la base militante empadronada ante el INE o registrada en documento internos de Morena, son los que podrán votar en las encuestas que se realicen.

Este ejercicio del que saldrá los nuevos dirigentes nacionales, será una radiografía que permitirá al partido confirmar si sigue contando con los mismos, con los que siguieron y apoyaron el movimiento desde antes de 2018.

También les ha servido para confirmar desde ahora, que no tienen un padrón real, auténtico, dado que de los 105 aspirantes que buscaron participar sólo el 67.61 % apareció en el padrón, 34 elementos que consideraban tener el derecho de registrarse no cubrieron el requisito principal, ni están en el padrón oficial, ni figuran en los documentos de Morena.

Esta irregularidad es un problema muy serio, significa incumplimiento a la ley que rige la vida de los partidos políticos como veremos más adelante.

3.- Por su parte los morenistas también aprendieron varias cosas, los que han realizado “talacha” en busca del voto, pero no tienen presencia amplia, es decir no son conocidos más allá de su Código Postal, no pueden aspirar ni a representar a su partido y mucho menos a obtener una candidatura porque no tendrían posibilidades de lograr una votación decorosa, ahora falta ver de qué manera proceden a la elección de las dirigencias estatales y municipales donde si pueden tener cabida estos elementos conocidos en su sector.

En este tema ya se habla de un procedimiento rápido porque tienen el tiempo encima, incluso se contempla la posibilidad de un sorteo entre los elementos seleccionados previamente por su participación. Dicen que eso sería democrático, pero no asegura tener al frente a elementos que tengan idea del trabajo partidista.

Retomando el tema de las irregularidades del padrón de militantes, hay que tomar en cuenta que en 2019 se llevó a cabo un ejercicio de actualización y depuración de los padrones de los militantes de todos los partidos políticos nacionales, en el que se asentó que Morena tiene más de tres millones de militantes, pero ahora resulta que existen elementos nunca reportada al INE y que ni son todos los que están, ni están todos los que son.

De acuerdo a declaraciones de la Consejera Electoral, Adriana Favela, “Esto es una situación muy grave, ya que, al no tener un padrón de militancia definido, es que la Sala Superior opta porque se haga la renovación de las dirigencias a través de las encuestas”.

Sin embargo la encuesta “abierta” también recurrirá al padrón irregular, si hubo 34 de 105 que no figuran en él, cuantos más no podrán votar por el mismo problema. Ojalá que no porque sería otro elemento para generar impugnaciones, eso sin contar que ya están fuera de tiempo, violando la ley porque una vez iniciado el año electoral y esto ya ocurrió, no debiera haber renovación de dirigencias de ningún instituto político, la que surja estará cuestionada su legalidad y eso puede ser tema de discusión por otros partidos y un mal ejemplo, porque deja un precedente.

Agregue Usted que si bien desde 2014 la ley contempla la posibilidad de que el INE, a solicitud de un partido político, podrá organizar el proceso de renovación de dirigentes, pero en este caso ni lo pidió el partido y mucho menos el INE, que en este momento tiene otras responsabilidades que atender, además de los costos que van a generar las tan llevas y traídas encuestas. Fue una instrucción del Tribunal Electoral, por eso se cuestiona su actuación.

Finalmente el 4 de octubre tendrán oficialmente Morena nuevos dirigentes  nacionales, en esa fecha la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos y Difusión de Resultados debe recibir la comunicación oficial y al día siguiente Morena podrá registrar a su nuevo Presidente(a) y Secretario(a) General ante el INE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here