Les ganan sus ansias…

CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

MEn su infinita ambición muchos actores políticos del PAN parecen no enterarse del daño que le hacen al proyecto de su amigo, de su jefe, de su líder, de quien les da la oportunidad de vivir como si fueran reyecitos y actúan más para beneficio personal que para lograr ganar la próxima elección.

Despilfarran el cariño que les tiene la población en declaraciones desafortunadas, en apropiarse de lo bueno que se hace con dinero público en busca de mejores espacios para saciar sus apetitos y, en casos peores, hasta echando a perder el trabajo.

Hay tres ejemplos que muestran como algunos políticos azules en busca de ser alcaldes no reparan en cometer excesos con tal de brillar ellos, aunque el trabajo de su jefe se manche.

Un ejemplo es la pareja de Matamoros compuesta por el Secretario de Desarrollo Económico en el Estado, Carlos García y la Diputada Ivet Bermea, ambos se han dado a la tarea de apropiarse de todo el trabajo del gobierno de Tamaulipas con la intención de hacerle creer al electorado que ellos son los palomeados y ya ganaron la candidatura a la presidencia municipal para uno o para la otra.

Lo peor es que el panismo de aquel municipio no los baja de creídos, insoportables, y hasta los adjetivan con otra palabra que se usa más en el barrio.

Hay más en contra de la pareja y que no pintan ni tantito en las encuestas, es decir, otra vez condenarían al PAN al fracaso, solo le están abriendo las puertas de par en par a Morena, para que vuelva a ganar la presidencia municipal, los distritos locales en disputa y hasta el distrito federal que tiene cabecera en ese municipio.

Basta con ver los spots que hizo la Diputada Bermea y las entrevistas que promociona en su Facebook para comprobar que efectivamente todos los programas a cargo de su esposo se los apropio sin mencionar siquiera a su jefe político ni a quienes les han permitido estar donde están.

Lo último que hizo esta pareja, según publicaciones de Facebook, fue ordenar a los alumnos de la Universidad Tecnológica de Matamoros a esta “presentes” en el informe que hizo la Diputada, según los quejosos los obligaron a estar conectados al mismo y hasta lista les pasaron, como dicen en la denuncia, los “ciberacarrearon” con tal de presumir números que no tienen.

Insisto, no tendría nada de malo si la Diputada o el Secretario lideraran las encuestas o fueran capaces de encabezar la unidad del PAN para ganarle a Morena el municipio, pero el caso es que son los militantes de ese partido los que hacen la denuncia y no los bajan de ser “insoportables”, de “voz chocante”, “fresas” e intolerantes que si no son ellos por lo menos quieren “fregar” a uno de sus compañeros.

El otro caso que se tiene revisar la dirigencia azul es el sur de Tamaulipas, en Altamira, ahí la pareja en el poder tiene su delfín al cual ya prometieron hacerlo ganar o en venganza irse con Morena ya que por el PAN no los han dejado, según ellos, operar.

Altamira es un municipio muy importante por sus puertos, políticamente también tiene algunos pendientes, pero la presidenta y su marido no quieren soltar esa ubre al grado que presumen ya tienen un candidato en el partido opositor a ellos, le han dicho que es de reserva pero que puede ganar porque su propuesta en el bando azul no se las han querido aceptar.

Y si, atinó usted, el último caso es el de Victoria, el alcalde ha hecho todo lo posible por acabar con el PAN que le dio cobijo, un PAN que se ha visto lento y hasta limitado para acotar el daño, que no han sabido como frenar la caída de quien ahora les representa.

La capital de Tamaulipas está destrozada y lo más que han podido hacer con Xico es mandarle a Teresa Aguilar, panista de muchos años, a manchar más la imagen de la organización ya que al mugrero solo lo pintará de azul, pero no lo resolverá ni poquito.

Tan mal están las cosas en Ciudad Victoria que el síndico segundo, Luis Torre Aliyan, afirmó que todo lo que se haga será un mejoralito que no podrá resolver los problemas generados por este gobierno municipal fallido del cual demanda, más que el cambio de los funcionarios, la salida del alcalde Xicoténcatl González Uresti.

Así las cosas en el PAN donde todos los días le aparecen problemas en los diferentes municipios porque al parecer a sus liderazgos les ganan las ansias, dónde quizá en el único lugar donde tienen ventaja es en Nuevo Laredo y por razones simples, allá el alcalde Enrique Rivas Cuellar es el garbanzo de a libra en cuanto a los presidentes municipales y si ha dado muestras de tiene un liderazgo y responde a la confianza, de entrada no ha pretendido transarse el dinero y lo ha invertido para que se le reflejen en votos la próxima elección siempre poniendo adelante el nombre de su jefe político.

Un ejemplo, mientras los otros 42 alcaldes de Tamaulipas repartían despensitas o se escondían por el COVID en Nuevo Laredo echaron a andar un programa de empleo temporal, a instrucciones del alcalde se invirtieron más de un millón de pesos al mes en dicho programa que benefició a quienes se quedaban sin trabajo.

“Muchas familias se han visto afectadas por la contingencia y este programa apoya a los neolaredenses para que hagan frente a sus compromisos y puedan llevar el sustento a sus hogares, mi gobierno no se podía quedar de brazos cruzados y solo ser espectadores, por ello se implementó el programa empleo emergente con una inversión de un millón de pesos, para ayudar a personas que se quedaron sin empleo debido a la pandemia”, les dijo en voz alta a todos aunque por lo bajo se notan sus intenciones de hacer sentir esos recursos en votos, ya sean para él o para quienes jueguen por su partido, el PAN.

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agregadeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande…marcovazquez20001@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here