Golpe a golpe 

0
5

Llegó el día… 

+ Al arrancar el proceso electoral 2022, se advierte que habría dos alianzas   

+ Por morena han levantado la mano diez aspirantes y ¡asoman cinco más! 

+ El relevo, en la UAT, en marcha; todo apunta que sería ‘Memo’ Mendoza 

 

Por Juan Sánchez-Mendoza 

 

Este día, de no surgir imponderables, será instalado el proceso electoral en Tamaulipas para la renovación gubernamental del 2022, donde jugarán dos candidatos aliancistas y uno o dos unipartidistas, según convegan sus altos mandos allá por noviembre próximo.

Lo que sí me queda en claro es que ambas sociedades ocasionales se pactarán de manera centralista. Es decir, cupularmente, sin que ninguna de las estructuras estatales sea tomada en cuenta, pese a lo que ofrezcan sus dirigentes para justificar acuerdos en lo oscurito.

Hasta el momento, Movimiento Regeneración Nacional (morena) tiene como único aliado al Partido del Trabajo (PT), pero le ‘coquetean’ el tricolor (PRI) y el Verde Ecologista de México (PVEM).

Acción Nacional (PAN), cobija al De la Revolución Democrática (PRD); y ha entablado pláticas con el Revolucionario Institucional en aras de evitar que el membrete guinda encarne la alternacia del Poder Ejecuivo estatal.

Movimiento Ciudadano (MC), por su parte, le apuesta a repetir solo los reveses que a sus rivales les asestó en Jalisco (2018) y Nuevo León (2021) con Enrique Alfaro Ramírez y Samuel García Sepúlveda (respectivamente), pues su propietario (Dante Delgado Rannauro) advierte que en Tamaulipas las aguas andan harto agitadas y, como acostumbra, pretende ‘pescar a río revuelto’.

Por cierto, los más obstinados en refrendar una alianza PAN-PRD-PRI como las que pactaron en 2021 en 11 entidades, tendientes a evitar que se hiciera de esas gubernaturas morena (que ganó todas), son Marko Antonio Cortés Mendoza, a pesar de que su presencia al frente del PAN se decidirá en octubre próximo; y Rubén Alejandro Moreno Cárdenas, ‘Alito’ (PRI). Con respecto a Jesús Zambrano Grijalva (PRD), sé que aceptaría todo acuerdo, pues jamás ha tenido voz ni voto. Simplemente aprovecha la circunstancia.

Hacia el interior de morena, PAN y PRI, en el plano estatal asoman no pocos malestares en sus estructuras ante la probabilidad de que se mezcle el agua con el aceite, sino encabronamiento real, porque a los advenedizos se les privilegiaría con la candidatura a que tienen derecho los militantes de cepa.

Y que conste, con y sin alianzas, por la apertura a simpatizantes como un recurso incluyente.

En fin, hoy se dará el banderazo de salida oficial, iniciándose, también, la etapa de quejas por actos anticipados de campaña, aunque éstas deben ser presentadas por un actor para causar efectos legales.

El Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) hoy igual dará pormenores del calendario.

Manos levantadas 

Han surgido en la palestra diversas expresiones de participación electoral y la más definida (hasta el momento), le corresponde a Arturo Díez Gutiérrez Navarro, por el anuncio que el pasado 26 de junio hiciera el concecionario del membrete naranja.

Por Acción Nacional aparece César Augusto Verástegui Ostos, quien fuera (prácticamente) destapado por el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca (junio 25 del año en curso), durante una gira realizada allá en el municipio de Villa de Casas.

Esto irritó al alcalde de Tampico, Jesús Nader Nasrallah, quien deslizó (un día después), mediáticamente, su intención de buscar la candidatura; y que Gerardo Peña Flores hiciera lo mismo, tras recibir su constancia como diputado federal plurinominal.

En el PRI solamente Ramiro Ramos Salinas ha externado su deseo de ser postulado, pero sé que un grupo notable de priistas operan ante el CEN para evitar alianzas; y resurgir en la palestra para reinvindicar al tricolor.

Por parte de morena, asoma un mar de aspirantes que ha levantado la mano:

Los aludo por su nombre de pila: Adrián Oseguera Kernion (alcalde de Ciudad Madero); Alejandro Rojas Díaz Durán (senador suplente); Américo Villarreal Anaya (senador propietario); Erasmo González Robledo (diputado federal); Felipe Neri Garza Narváez (ganadero actual); Héctor Martín Garza González (titular de la unidad de administración y finanzas, de la Secretaría de Economía); José Ramón Gómez Leal, ‘Jr’ (delegado de Bienestar); Maki Esther Ortiz Domínguez (edil de Reynosa); Mario Alberto López Hernández (munícipe de Matamoros); y Rodolfo González Valderrama (director de Radio, Televisión y Cinematografía).

Empero, se acumularían más ésta semana, porque algún ‘duende’ que pulula por los mentideros políticos se ha encargado de incluir a los alcaldes (electos) de Nuevo Laredo y de Victoria (Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal y Eduardo Abraham Gattás Baez). Incluso, a la senadora María Guadalupe Covarrubias Cervantes; igual que a las diputadas federales Adriana Lozano Rodríguez y Olga Juliana Elizondo Guerra, quienes, por cierto, aceptan que les gustaría jugar en estadios mayores.

En conjunto, hasta hoy suman 15 los ‘apuntados’.

Y aunque las encuestas sitúan favoritos descartando a quienes no son de su agrado, lo cierto es que a estas alturas aún no hay nada para nadie.

Distractores 

A la mano, conservo copia de algunos sondeos de opinión –levantados con la intención de atrapar la atención ciudadana hacia ciertos actores: ¿acaso, quienes los pagan?–, pero mantengo dudas acerca de su objetividad por la exclusión que hacen de algunos aspirantes.

La más incluyente, divulgada sin revelar la ‘fuente’ consigna (según los resultados de esa medición) a Américo, Héctor, Erasmo, Rodolfo, Alejandro y José Ramón; otra (firmada como ‘electoralia’) cita hasta al prófugo Carlos Cantúrosas Villarreal; y ‘Masive Caller’, que en la contienfa pasada erró sus estimaciones, menosprecia a aspirantes de todos los partidos citando, sólo, a quienes arbitrariamente considera ‘clientes’ o ya le pagaron sus servicios.

Esa costumbre de elaborar encuestas subjetivas o por encargo a nada bueno conduce, aunque los favorecidos las utilizan para presionar, hacia el interior de sus partidos, reclamando las candidaturas en turno.

Como distractores, siempre han funcionado, no obstante que día a día pierden credibilidad.

En fin…

Desunión 

No hace falta abrevar en encuestas para entender que hasta el momento la marca morena –más que ésta, Andrés Manuel López Obrador–, ganaría en las elecciones de Tamaulipas si se realizaran este día.

Pero restan nueve meses para la jornada electoral.

Y según observo, las disconformidades crecen y se multiplican cada día más entre los pocos militantes y nutridos simpatizantes del membrete guinda.

Hasta hoy observo que están nucleados Mario Martín Delgado Carrillo y Erasmo González Robledo, impulsando la nominación de Américo, aunque el compromiso del colimense podría variar, según los cañona$os que envíe Maki Esther Ortiz Domínguez.

Con un supuesto espaldarazo del senador Ricardo Monrreal Ávila, pero, éste sin aparecer, ‘operan’ Alejandro Rojas Díaz Durán y Rodolfo González Valderrama.

En otra arista Bertha Elena Luján Uranga, maniobrando en la Secretaria General de morena (a través de Citlalli Hernández Mora), y con el apoyo de Yeidckol Polvensky Gurwitiz, impulsa el proyecto de Oseguera Kernion, por haber financiando éste sus campañas reeleccionistas a nivel partido.

Mario Alberto López Hernández, se mantiene ajeno a esos grupos, bien lo sé.

Igual, según está visto, el mentado ‘JR’.

Felipe Garza Narváez se mueve por la libre, justificando su pretensión y contribución en su trayectoria político-administrativa: en tres ocasiones, fue diputado; también fue dirigente partidista y funcionario público estatal como federal. Incluso, me atrevo a decir que, del mar de aspirantes a candidatos, es el más preparado políicamente.

Lamentablemente esto se decide por circunstancias.

Y hasta ahora, lo que exhibe morena, es desunión.

Como fuere la percepción ciudadana refiere alternacia en el poder.

Correo: [email protected]

Caminante no hay camino 

El quebranto a las arcas municipales de Nuevo Laredo, perpetrado por el alcalde (con licencia) Óscar Enrique Rivas Cuéllar, es asunto obligado que debe atender Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal en cuanto asuma el cargo edilicio.

Más cuando Rivas y su sucesor (Arturo Sanmiguel Cantú), no pueden, o no saben, justificar la asignación de más de 15 mil millones de pesos que les fueron enviados como presupuesto en cinco años.

El relevo, Sanmiguel, podría argumentar que sólo le tocaría justificar el gasto de su ejercicio, pero como integrante de la comuna igual convalidó el saquedo.

Aquí debe aplicarse la sentencia de que: ‘tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata’.

Se hace camino al andar 

El relevo en la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), se advierte de forma tersa, porque el rector actual (José Andrés Suárez Fernández), harto ha cuidado la institucionalidad.

El día 20 según la convocatoria, vence el plazo para inscibirse quienes pretenden la Rectoría.

Hay, hasta hoy, dos candidatos.

Pero según observo será Guillermo Mendoza Cavazos el relevo, quien ha eficientado al alma mater como secretario de Finanzas.

Cicuta 

Los alcaldes que se van dejarán pendientes y los que están por llegar no los reconocerían, porque es la mejor manera de evadir compromisos.

Unos y otros mendigaron favores mediáticos. Y se les concedieron con reserva, pero siempre cumpliendo compromisos.

Y ahora reniegan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here