Combate por el poder

0
10

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

24.09.2021.

COMBATE POR EL PODER.

Los tamaulipecos estamos inmersos en un proceso político formal: ya inicio para renovar el próximo año la gubernatura que, hoy por hoy, con todo desafuero y orden de aprehensión detenta Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Así, en las charlas y conversaciones de sobremesa, de café y en las reuniones de amigo, de una u otra manera, siempre se llega invariablemente sobre el tema: ¿Quién será el próximo gobernador del Estado?

El contexto, la percepción generalizada, es que la próxima elección la va a ganar MORENA, el partido del Presidente AMLO. Claro, entre las filas del PAN, del partido en el poder, siguen detentando el ánimo de que pueden dar un golpe de timón a esa percepción y ganar. Para ello, ensayan, con precandidatos como Cesar Verástegui como Jesús Nader, entre otros. No pierden, pues, el ánimo, la fe, de seguir usufructuando el presupuesto público.

LOS FRENTES POLITICOS.

En cualquier circunstancias, en todo partido político, quienes aspiran a tener una candidatura como paso natural a ejercer el poder, tienen que enfrentar tres frentes: el más importante, ganar el afecto, la decisión, de quienes por su posición de poder determinan candidaturas; un segundo frente, es buscar la forma de neutralizar a quienes, como ellos, aspiran a ser el candidato, por eso, quiérase o no, siempre hay lo que se conoce como “fuego amigo”, es decir, una confrontación por la candidatura; y tercer frente es, sin la menor duda, ganar la adhesión de la población, ganar adeptos y simpatizantes.

Estas tres batallas las están desarrollando un grupo, que crece día con día, en MORENA: no ocultan, para nada, que están dispuestos a todo, si, a todo, con tal de ser el abanderado de su partido a la candidatura. Están plenamente convencidos que, de lograrlo, serán electo como gobernador… hagan de cuenta que están plenamente convencidos de que serán los triunfadores en las urnas. Batalla que, de acuerdo a la expresión de Mario Delgado, tendrá lugar en noviembre, con las encuestas para “elegir” el candidato.

BATALLA POR SIMPATIZANTES.

Somos testigos, los tamaulipecos, como los morenistas que aspiran a ser candidatos a gobernador, están volcados en la difusión de sus actividades, sobre todo en las redes sociales. Todos, sin excepción, están invirtiendo en publicidad tanto de sus actos, de algunas acciones y hasta de lo que hacen como servidores públicos, tal y como sucede con JoséRamón Gómez Leal, que promueve los programas gubernamental de bienestar social o en el caso de AméricoVillarreal Anaya que hace lo propio con sus actividades legislativas.

Otros, como es el caso de Héctor Garza, difunde imágenes de sus reuniones a lo largo y ancho de la entidad, haciendo notar que promueve los beneficios de la 4T. Igual hace Erasmo González como diputado federal y Adrián Oseguera, como alcalde de Madero no se queda atrás y no se diga MakiOrtiz, que difunde inversiones y obras públicas en Reynosa. Rodolfo González Valderrama, por decir, desarrolla difusión de ideas y propuestas de la 4T, como una vía de posicionamiento. En pocas palabras, se mueven, para posicionarse, ganar imagen y que, el día de mañana, no les digan que no los conocen.

AFECTO Y FUEGO AMIGO.

Un día Héctor Garza hizo notar que él no estaba buscando ganarse el afecto del Presidente AMLO, haciendo notar que él, solo el, ha estado cerca del mismo en relación con el trabajo del actual presidente y se preguntaba: ¿Dónde estaban los otros? Busco, de manera indirecta, descalificar a quienes, como el, buscan ser el candidato. Vale, sin embargo, recordar que una y otra vez Mario Delgado, Ricardo Monreal, Américo Villarreal Guerra, Rodolfo GonzálezValderrama han enfatizado la necesidad de llegar a la elección en unidad… dividirse, dijo Monreal, es traicionar a MORENA y al Presidente AMLO.

Vale hacer notar que, al tiempo que se acerca el momento de la definición, a unos ya les empieza a calar el que no se posicionen, o que, además, no estén cerca del “afecto” presidencial: al grado que ya se ven golpes bajos, como la recuperación del video de AMLO apoyando a Héctor Garza; pero también hay otros datos: se empiezan a golpear, a descubrir, a balconear, fallas en los grupos de operación política de unos y otros, y no se ocultan para hacerlo, para iniciar el “fuego amigo”… Por cierto, en todo este proceso, quien está acelerando el paso es Américo Villarreal Anaya, intensifica la promoción en medios de su imagen e, incluso, se filtra que ya tendrá un “eficiente” jefe de prensa, mas empático y conocedor de la tarea periodística.

DECISIONES EQUIVOCADAS.

La decisión de nombrar un candidato a gobernador es multifactorial: no basta, no es suficiente, con que tenga una imagen extraordinaria y, por otra parte, no siempre una mujer es garantía de triunfo. El mejor ejemplo lo tenemos en San Luis Potosí, pero sobre todo en Nuevo León: en este último Clara Luz Flores es el ejemplo emblemático, estaba en una posición inmejorable, todo indicaba que se alzaría con el triunfo y, por errores de estrategia comunicativa, término en el 4º lugar, con tan solo el 14% de los votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here