Burlar las reglas

0
7

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

09.11.2021.

BURLAR LAS REGLAS.

Hay momentos en que, de plano, debemos preguntarnos en que mundo vivimos. Resulta que el Estado, tal y como lo conocemos hoy en día, nació un día como una forma de organizar a la sociedad; fue una evolución que tardo, años y hasta siglos, hasta llegar al Estado de Derecho: antes fue el comunal, luego el esclavista, el feudal, hasta llegar al actual, que se califica como el de las reglas de convivencia.

Bien que lo sabemos, las reglas de convivencia son distintas, según el tiempo, la ubicación, pero son, quiérase o no, reglas para todos. Así, por ejemplo, hay reglas morales, que cambian según el país o la región; hay reglas jurídicas, que varían según el desarrollo del país o la sociedad en que se viva. En fin, reglas en todas partes, hasta en el Club Recreativo a donde van determinadas familias los fines de semana.

LAS REGLAS DE LA DEMOCRACIA.

Así, en esta coyuntura, es preciso hacer notar que la democracia tiene también sus reglas o valores. Por ejemplo, eso del piso parejo, es decir, la igualdad para todos los competidores; la justicia como la objetividad, es un conjunto de normas que, al menos en el ámbito de jurisdicción de la ley, se tiene que cumplir o respetar. Hay una ley nacional y otra local, con sus respectivos órganos sancionadores.

La cuestión es que, parece mentira, pero quienes buscan gobernarnos, los lideres políticos, los candidatos a los distintos puestos de elección popular, entre otros, son los primeros en violarlos. Y eso, que los partidos políticos y quienes protagonizan las acciones en un proceso electoral tiene la tarea, la responsabilidad, de apuntalar a la democracia, en otras palabras, que cumplir con la ley. Y, lo mas lamentable, es que la propia autoridad, en mas de las veces, se hace de la vista gorda.

VIOLAR LA NORMA.

El primer reclamo que buena parte de los políticos hacen es el de piso parejo. Y es, vaya pues, la violación sistemática al principio de igualdad. Por algo, por ejemplo, Ricardo Monreal ha reclamado el piso parejo, precisamente porque AMLO lo convirtió en disparejo al momento de hacer una lista a cuyos, integrantes, les llamo corcholatas, porque el las destapaba. Y es que, a Ricardo, de manera sistemática lo ha soslayado.

Y en el caso de Tamaulipas, en vísperas de un proceso electoral (2022) el piso esta muy disparejo en todos los casos: sobre todo en el PAN y en MORENA. En el primer caso, resulta hasta grosero como se ha estado promocionando Cesar Verastegui, con actos prácticamente multitudinarios; en tanto que otros, como Jesús Nader, lo hace de una manera discreta y buscando, eso sí, oportunidades para hacerse notar a lo largo y ancho de la entidad.

POSICIONAMIENTO Y PUBLICIDAD.

Una y otra vez, en el caso de MORENA, varios de los actores han dicho que tienen aspiraciones para ser candidato a la gubernatura: y, en los hechos, unos y otros van de un lugar a otro disfrazando sus intenciones; e, incluso, van mucho mas allá: en las redes sociales, sobre todo en el Facebook, es obvio, cuando la etiqueta de “publicidad” se repite en uno u otro protagonista. Unos lo hacen directamente, en tanto que otros, quizá con mas recursos económicos, han contratado hasta agencia publicitaria.

Todos sabemos que son, digamos aspirantes… los precandidatos oficiales de cada partido serán hasta enero. Tan lo sabemos que, en la capital tamaulipeca, existe FORTAM A.C., que, en la presentación de sus invitados, explican: que un grupo de amigos un día se preguntaron, que podemos hacer por Tamaulipas, así que desarrollan una especie de pasarela, donde los que “aspiran” se presentan, se hacen publicidad, se visibilizan ante un grupo selecto y hasta se hacen publicidad.

ACTOS ANTICIPADOS DE CAMPAÑA.

La ley electoral marca un periodo como “precampañas”, que es la etapa en la cual cada partido político tiene que definir su candidato. Y en esa etapa, por ejemplo, cada precandidato tiene que llevar un registro, un control, de sus gastos de campaña. Por eso, en Guerrero el INE le saco tarjeta roja a Félix Salgado Macedonio. Ni modo, si, si modo de pensar que, directa o indirectamente, no estén gastando dinero. Lo hacen, por decir, Maki Ortiz y José Ramón Gómez, al momento de pagar publicidad en las redes sociales, igual el resto si procede de igual manera: gasto sin control, nadie fiscaliza, pero que si impacta en un posicionamiento.

Por eso, hoy en día, quiérase o no, el que se siga diciendo que hay fraude electoral, tenemos que darles la razón. Lo hay, desde el momento que se viola la regla, la norma, porque unos así es como toman delantera. Y nadie, entiéndase, nadie los puede parar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here