«Como en los mejores tiempos, nos volvemos a reunir»: AMLO

0
6

Ciudad de México. Fue el rencuentro con las masas, con sus orígenes: “Como en mis mejores tiempos, nos volvemos a concentrar en este Zócalo democrático…”, pronunció Andrés Manuel López Obrador como preámbulo de una encendida arenga para celebrar el tercer año de su gobierno.

“¡No estás solo!, ¡no estás solo!”… respondió la gente con ese añejo estribillo emanado de aquellos tiempos de lucha opositora. En el ocaso del mensaje, con ese mismo coro respondería su grey al emplazamiento presidencial para cerrar filas: ¡Nada de medias tintas!, clamó López Obrador antes de exhortarlos. “Ser de izquierda es anclarnos en nuestros ideales y principios, no desdibujarnos, es no zigzaguear”.

Y en ese tenor se aludió a las gestiones diplomáticas para asilar, en su momento, al ex presidente de Bolivia Evo Morales y se presentó como invitada especial a la ex presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Caía la noche sobre Palacio Nacional con el Zócalo aún lleno, López Obrador concluía un largo discurso en el que mandó una vez más al carajo a quienes añoran los tiempos neoliberales. Defendió con vehemencia el protagonismo sexenal de las fuerzas armadas, bajo la consigna de que el soldado es pueblo uniformado y rubricó, emplazando a las masas que lo aclamaban a empujar la revocación del mandato.

“Este método creado por nosotros, elevado a rango constitucional, no sólo resolverá si me voy o me quedo, para hacer realidad el principio de que el pueblo pone y el pueblo quita”. Casi dos años sin encuentros masivos no le han hecho olvidar su estirpe de ser un hábil orador en la plaza pública, modular paulatinamente el discurso para culminarlo en plena algarabía colectiva con la enésima reivindicación del pueblo: “tengámosle fe y sigamos haciendo historia”.

Detrás de López Obrador, su gabinete (casi) en pleno (con la ausencia de Jorge Alcocer, secretario de Salud), se sumaba a la celebración popular. Entre el obradorismo asistente no hay nubarrones en el horizonte ni presagios apocalípticos sobre el futuro. El primero de diciembre es un día para celebrar tres años de gestión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here