Para poder vivir sin llanto

0
7

Victoria y Anexas/Ambrocio López Gutiérrez/PARA PODER VIVIR SIN LLANTO

Los filósofos, los psicólogos, los líderes religiosos y otros profesionales han disertado sobre el amor aunque mi obra preferida sobre el tema es El arte de Amar (del sociólogo alemán Erick Fromm). Estamos en el mes del amor y quiero afirmar aquí que ese sentimiento, emoción, es el valor de valores, que es vital para poder vivir sin llanto como dice la canción del cubano Silvio Rodríguez. Para seguir celebrando comparto con ustedes a continuación una breve selección de cartas amorosas escritas por estudiantes del taller de Comunicación Escrita que imparto en la licenciatura de Historia y Gestión del Patrimonio Cultural (UAMCEH-UAT). Al final reproduzco Quédate, el hermoso tema original del genuino representante de la nueva trova latinoamericana.

*DE: MARÏA. Para: Romero: En esta carta te escribo todo lo que en persona me cuesta decirte, quiero contarte lo agradecida que estoy contigo por lo bueno que has dejado en mí. Tu sabes muy bien por los momentos y situaciones difíciles por las cuales he pasado, mis malos ratos y más que nada mis berrinches. Me he puesto a pensar lo que hubiera pasado si no te hubieras acercado a mí, si no hubieras buscado una manera para poder conocerme y hablar conmigo. Yo era una persona que se reservaba los sentimientos, una persona que no podía estar integrada a un grupo de personas manteniendo una buena convivencia.

Me gusta despertar cada día y saber que voy a contar contigo en alguna de mis aventuras, me gusta el hecho de que me tengas paciencia cuando me dices algún cumplido y yo me quedo callada, me gusta que me apoyes con mi escuela donde sé que si pongo por prioridad mis estudios seguirás ahí, porque para mí lo más importante es el apoyo mutuo. Quiero pedirte que no desconfíes de mí en algún momento, ni cerca ni lejos. Porque si hay algo que he aprendido es que la desconfianza es lo peor que pueda pasar el uno con el otro. El que yo no siempre esté contigo o que no te vea no significa que no te piense, te pienso aun teniendo días malos. Me gusta pensar que eres tú el resplandor que viene desapareciendo la obscuridad de cada día, me has ayudado a sacar lo malo que mi vida no necesitaba.

Yo te respetaré como espero que tú también lo hagas, estaré para apoyarte de cualquier manera posible si tienes algún problema, lucharemos juntos ante cualquier obstáculo. Quiero que cuando logremos la meta que tenemos cada uno podamos disfrutarlo y ver crecer eso tan deseado juntos. Algo bueno estaba por pasarme y creo que eso eres tú, cada día, cada sonrisa, cada abrazo, cada charla que tenemos para mí es muy especial, porque sabes cómo hacerme sentir tranquila. No soy de decirte el cariño que ahora sé que te estoy tomando, más sin embargo busco la manera de hacerte sentir que eres especial para mí. Valoro tu apoyo en los malos y buenos momentos. Te estoy queriendo sin presiones, sin interés que no sea que tú también me quieras.

*PARA MI SOMBRA: Hola, te escribo esto por el simple hecho de que estoy pensando en ti, pero antes que todo espero que te encuentres bien, al menos, mejor de lo que yo me siento; tu ausencia me carcome hasta mis más hermosos y escondidos pensamientos. Sé con toda seguridad que me extrañas. Lo sé porque es mutuo, no importa que nos hayamos visto hace unos días, sabes que eres el único con el que puedo mantener una conversación por horas sin aburrirme. He terminado de leer un libro, uno que me recuerda a ti, su nombre: “El amante ingenuo y sentimental” de antemano te digo que no lo compres ya que espero tu visita ansiosamente para poder prestártelo junto a nuestros sentimientos que he encerrado en él.

Los días desde el momento en que te vi salir se me han hecho eternos. Al igual que los niños en días felices siento la necesidad de desear que duraran un poco más o que el tiempo se detuviera cuando estoy contigo. Como sabes, hoy es catorce de febrero, y aunque se que muchas personas comparten algunos significados, el mío en especial es: Mercadotecnia, aunque se que esto ya lo sabes. Así que más haya de una carta en donde te muestro un pequeño pedazo de lo triste que me siento sin ti, me gustaría obligarte educadamente para que vengas con urgencia por el libro que te mencioné en las líneas anteriores, te prometo que valdrá la pena, y si esto no es suficiente debes de saber que cocinaré la comida que te gusta…

Lo siento, ya sabes que esto del romanticismo no es del todo lo mío, pero te recuerdo nuevamente que te amo con cada latido de mi corazón. Espero que me envíes una carta confirmando tu visita, muero de ganas por estar a tu lado, aunque no hablemos, me encantaría poder presenciarte, eso me es más que suficiente. Tranquilo, todavía no llego al limite donde siento que debo moderar mis emociones, al menos hoy parece ser un día en donde puedo escribir sin pena, ¿Qué cuál es la excusa?, hoy es san Valentín y sería una grosería para los enamorados no escribirte una nota. Las flores que me regalaste siguen igual de bonitas del día en su llegada, gracias, siempre que las veo te recuerdo a ti. Por favor vuelve pronto, no quiero compartirte con nadie más. Tu otra mitad.

*A TI, 19 AÑOS en el futuro: Has crecido, te has convertido en esa adulta que siempre deseaste cuando apenas tenías uso de razón, que, no solamente es hermosa, sino que también posee esa mentalidad, esa inteligencia y ese conocimiento que alguna vez quisiste obtener. Cada día, cada año, tenías que aprender cosas nuevas, no sólo de forma académica, sino de forma mental.La vida, ha pasado, no a manera de deconstrucción. No tan difícil como lo esperabas. De algún modo aprendiste a mover las cosas siempre a tu favor. ¿Orgullo de tu presente o preocupación por tu pasado? Nunca terminarás de entenderlo. Cada día, te levantas, te esfuerzas cada vez más.

Sea de manera intencional o no, para que tu cuerpo lo haga es porque una parte de ti quiere ser mejor de lo que ya eres, esa forma, esa forma de sentirse realizada con cada cosa nueva que experimentas, esas sensaciones que te hacen sentirte viva, que te hacen sentirte humana, que te hacen sentir mujer, es todo lo que necesitas en tu teoría de la felicidad. Esos momentos con quiénes amas, serán, convertirán precisamente en nostalgia después de vivirlos. ¿Nostalgia antes de los 20´s? Sí. Dejando que todo fluya, manteniéndote siempre relajada, dejando las cosas ser, sin estresarte, fue lo que siempre quisiste, ¿No? Vivir para amar y amar para vivir, es lo que todos hacemos, amándonos a nosotros mismos primero, teniendo esa conexión, esa sensación de paz al pasar tiempo consigo mismos, disfrutando de esa canción, de ese momento…

*QUERIDA ALEJANDRA: Creo que tal vez ya no me recuerdas y te parecerá rara o extraña esta carta y no te culpo, pues seguramente sólo me conocías de vista, eso mismo me dejó con un amargo recuerdo y una espina clavada en mi corazón que me molesta mucho, pues ahora más que nunca me encuentro distanciado de ti, con menos oportunidades de verte, lo que me lastima un poco más, ya que debido a mi cobardía y falta de seguridad, si al menos te hubiese confesado lo que mi corazón sentía por ti, pero no, fui tan tímido, sentí tanto temor, lo que me llevó a no darme la oportunidad de saber que sería de nosotros, si hubiera tenido el valor de poder entablar una conversación.

Tal vez esta carta sería diferente y no me estaría lamentando, pero tal vez, sólo tal vez, estoy fantaseando de una manera muy tonta, en la cual me alejo demasiado de la realidad, pero realmente no espero que me entiendas, porque esto, es decir lo que tú me hiciste sentir, es para mí algo tan bello y a la vez tan difícil de expresar, pero si lo pudiera describir diría que se siente como un fuego que me acaricia el alma, por lo cual me hace quererlo atesorar y quererlo conservar por siempre dentro de mí, quizá te preguntes que cómo es posible llegar a sentir eso, si realmente no somos nada, pero la verdad es que es algo que no puedo responderte.

Porque son tantas cosas que siento por ti, que nada me es claro, tal vez esa sonrisa tuya que irradiaba en tu hermosa cara, la cual hacía resplandecer tu rostro, así como tus bellos ojos oscuros o tal vez esa seguridad y actitud con la que te desenvolvías cuando estabas en público, así como la seguridad en ti misma la cual me volvía loco, pero de qué me sirve ahora decir todo esto, ahora que ni siquiera te puedo ver en persona, y que estás tan lejos de mí, si no fui capaz de confesarlo de una manera apropiada, creo que es algo triste, aún más porque siento que estas tan lejos y tan inalcanzable, que mis amigos me consuelen diciendo que todo está bien, tal vez sea cierto y ya no me queda de otra más que meterme en la cabeza que tú y yo seremos la sombra de un amor que nunca se hará realidad, con cariño José.

*ESTA CARTA ES para mi mejor amigo el cual me ha apoyado desde que lo conozco le agradezco que me haya ayudado cuando más triste me sentía, me ha presentado a las mejores personas que conozco, me he divertido contigo tantas horas cuando jugamos, llevo como cinco años conociéndote y he tenido muchas experiencias contigo desde ver series, jugar, meterme a grupos de gente para socializar, me has ayudado a mejorar como persona en la forma en la que pensaba y no sabes cómo te lo agradezco por todo lo que has hecho por mí todavía recuerdo el cómo nos conocimos yo todo “wey” yendo a ver a Leo como estaba y tú llegaste.

Yo como me creía mucho aunque en verdad no era nadie más que una persona conocida por algunos grupos de la escuela te dije algo que no te gustó y tú me dijiste lentes de botella y graciosamente terminé teniendo lentes con micas con forma de botella y desde ese momento empezamos a hablar, conocernos mejor y empezar a ser amigos y también todavía recuerdo cuando me dijiste que tu mamá no quería que te juntaras conmigo por ser considerado mala influencia para ti cosa que me ha dicho mucha gente pero tú eres de los que hicieron esa excepción conmigo y lo único que te puedo decir es gracias mi gran amigo mi carnal gracias por lo que has hecho por mí y por lo que no y espero que quieras seguir siendo mi amigo por mucho tiempo más. Tu carnalito Gerardo.

*AMIGO MÍO: Un amigo es esa persona que nos conoce muy bien y a pesar de todos nuestros errores y defectos sabe querernos y aceptarnos tal cual somos. Tú mi querido amigo eres desde que recuerdo, el mejor amigo del mundo, te mereces las mejores cosas de la vida, eres una persona llena de tanta gentileza, nunca antes había conocido a una persona así como tú, bondadosa, carismática, sincera. Te quiero como si fueras mi hermano y cuando hablo contigo puedo decir todo lo que pienso. Debo reconocer que a veces soy un poco difícil de tratar pero tú me has soportado y apoyado.

También nos juntamos para ir caminar y platicar o jugar básquet en las canchas y recuerdo que una vez nos salimos de nuestras casas Nos lanzábamos un Disco frisbee, cedieron cuenta nuestros papas y nos regañaron pero nos divertimos. Cuando cumplimos años nunca se nos pasa felicitarnos me regalas cosas yo igual pero como se dibujar aunque no sea bueno te regalo dibujos de personajes que te gustan te pregunto si me quedo bien el dibujo tú dices que si pero yo digo tengo que seguir mejorando y no quedamos altas horas de la noche hablando y jugando también. Me divertía jugando al domino,  canicas, ajedrez etc.

Y como los dos nos ponemos a practicar guitarra decimos canciones que se escuchan muy bien en guitarra y como tú has aprendido más que yo me das consejos y explicaciones de cómo es mejor tocarla. Cuando salimos a caminar en la tarde nos quedamos hablando mucho y no nos damos cuenta de la hora que es hasta que llegamos a nuestras casas. Una vez me invitaste a ir a la bandera fuimos con mi familia nos despertamos temprano cuando llegamos empezamos a subir las escaleras me canse porque era la primera vez que subía cuando llegamos hasta la última escalera me propusiste que subiéramos hasta arriba era difícil porque había muchas piedras me cansaba mucho pero logre subir y nos tomamos fotos,  después teníamos que bajar,  teníamos que tener cuidado de nuevo al bajar porque si pisabas mal te podías caer y estaba más peligroso si te caías porque era pura piedra y llegamos abajo ya quería descansar. Deseo que siempre estés bien, lo dice tu mejor amigo.

*AL GRAN ASTRO rey: Ha amanecido de nuevo, una fría mañana de febrero, el helado clima invade mi piel y la desgasta con su fría mano, no quiero salir del refugio de mis sabanas, como un capullo, a oscuras vivo dentro y mantengo mi calor, nada me puede mover. Es entonces cuando tus cálidas manos traspasan las aperturas de las cortinas, cuando empiezas a calentar la habitación y a disipar la oscuridad que me rodea, es entonces cuando un rayo de luz perturba mis ojos, cuando puedo sentir tu energía. Como si del mismísimo elixir de la vida se tratase, le devuelves la vitalidad al mundo cuando lo tocas, las aves empiezan a cantar.

Los reptiles se arrastran hacia ti, los depredadores buscan refugio en las sombras, como si de dios mismo se tratase, llegas y alteras el orden de las sombras para dar paso a tu presencia. Oh gran rey de la Tierra, señor de la luz y cuidador de nuestros planetas, permíteme dedicarte estas humildes palabras a ti o gran señor de la vida en el planeta que, a pesar de tus millones de hermanos, tenemos la dicha de haberte tenido a ti. Disfruta de mis letras, que van dedicadas a ti agradeciéndote por otro día más de vida y permíteme refugiarme en lo cálido de tu abrazo. De un humano más, Iván.

*PARA MI HERMANO menor: Qué tal hermano, ya que la vida corre tan rápidamente, hoy quiero dedicarte unas cuantas palabras que nacen de mi corazón. Quiero aprovechar este día de tu cumpleaños para inspírame y expresar mis sentimientos. Feliz cumpleaños, hermanito! Eres menor que yo, pero eso nunca ha sido un problema pues siempre hemos estado muy unidos, desde que naciste. Hoy creces un poco más, y para mí es un día emocionante porque es ver a mi hermano pequeño crecer, y en verdad… ¡ya estás más grande que yo!

Hoy hermano, quiero agradecerte por todos los momentos que pasamos juntos, por las cosas que compartiste conmigo y por las cosas que has hecho por mí. Incluso debe haber cosas que hiciste en secreto para que a mí me fuera bien en la vida, gracias hermano mío por los consejos, por las palabras, por tu ayuda, gracias por compartir tu vida conmigo. El día de hoy también quiero humildemente pedirte perdón por las ocasiones en las que pude haberte lastimado con mis palabras, con mis acciones o incluso con mis actitudes. Te quiero (no me cansaré JAMÁS de decírtelo), quiero seguir unido a ti, envejecer juntos y no olvidarnos el uno del otro, incluso aunque a veces las diferencias puedan separarnos.  Eres el mejor hermano del mundo. Te quiero.

[email protected] J: Hace tiempo que mis sentimientos hacia ti quiero confesar y explicar, pero cada que intento hacerlo las palabras simplemente no vienen a mi mente, solo una ola de sentimientos y mis ideas no puedo poner en orden, por eso te hago esta carta con el fin de ser un poco coherente con lo que escribo. Cuando te conocí hace 7 años supe que eras una persona con un corazón bueno, pero conforme te conocí me di cuenta que eres también una apersona con una personalidad maravillosa y un sentido de humor que me alegra el día. Para mí el ver tu sonrisa es como el sentimiento de ver el mar por primera vez, tu risa me hechiza y hace que sea el único sonido que quiero escuchar durante toda mi vida, tus ojos son como la noche más oscura donde de brillan estrellas.

Cada que te escucho cantar es como si el mundo se detuviera y en ese instante solo eres tú lo que existe para mí y cuando escucho tu voz a vece cierro los ojos y mi corazón no sabe cómo manejar todo lo que siento que me hace llorar, para mi tu existencia pura es suficiente. Cuando te conocí por primera vez yo no estaba en un lugar mentalmente bonito pero tu eres una de las razones por las que estoy mejor, mi mente y mi corazón quieren agradecerte por estar a mi lado siempre, gracias por estar en mi vida, gracias por hacerme feliz, gracias por sonreír Y ser tú. De alguien que te aprecia mucho.

SILVIO termina explicando, con sus propias letras, a su manera, lo vital del amor: “Cuando este sol se apague tú partirás de mí, seguiré solo con mi dolor y llanto, y llanto. Mi convicción es no querer ya nunca más porque la misma historia es otra vez, y otra vez, y otra vez, y otra vez. Quédate, quédate para poder vivir sin llanto, sin llanto. Cuando me desengañes no sé si viviré, porque es muy triste tener tan solo llanto, y llanto. Y mil renuncias en el corazón que implora que alguna vez alguien se quede y llora…”

Correo: [email protected]

 

 

Enviado desde Correo para Windows

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here