“ IMPACTO DE LA GUERRA EN EL NORTE DE MÉXICO»

0
8

Dr. Jorge A. Lera Mejía

Hoy trataré aquí, los efectos que ya tiene y afectará más adelante, la invasión del territorio ucraniano por parte de las alevosas fuerzas militares de la Federación Rusa.

Sin temor a equivocarnos, la mayoría los habitantes de este sufrido planeta, estamos conscientes que por ningún motivo se pueden justificar los argumentos que el presidente / dictador ruso, Vladimir Putin, ha estado esgrimiendo para plantear esa guerra desigual, tanto por el número de tropas como del equipo bélico mostrado por los invasores. Por ello, es menester que los dirigentes de países demócratas se pronuncien contra esos actos hostiles que tienen en vilo la posibilidad de encender la mecha de una tercera guerra mundial.

Ahora bien, los mexicanos no nos podemos ni debemos abstraernos en explicar que esa guerra no nos compete ni afecta a la distancia. Dado que hoy los humanos vivimos en un mundo globalizado e interconectado, donde lo que sucede en otro continente, afecta al nuestro y viceversa.

Las cadenas de valor de manufacturas productivas de exportación, hoy dependen más que nunca, de los clúster interconectados de una región a otra región, a la par de la conectividad del transporte multimodal que hace que no existan limitaciones de mercados entre países. Por lo que un conflicto en Europa Oriental, afecta tanto a los miembros de la Unión Europea, como a los países allende de la frontera en América, y viceversa.

Por lo citado, esta semana en entrevista con el diario El Economista, con la corresponsal en Monterrey, Lourdes Flores, expresé mi opinión con referencia al impacto que la guerra en Ucrania tendrá para los estados del noreste de México.

[…] Monterrey, NL. La guerra entre Rusia y Ucrania va a tener una afectación directa en la economía del noreste del país. Las empresas maquiladoras y automotrices van a tener un desfasamiento a corto plazo por la falta de proveeduría de microchips; la inflación va a acelerar los precios de los energéticos, productos intermedios y productos finales, así como tasas de interés serán más altas y volátiles, afirmaron economistas.

“Las empresas maquiladoras, y automotrices van a tener un desfasamiento en el corto plazo de la proveeduría de microchips, y las empresas que producen autopartes van a tener un desajuste, porque el sector automotriz está ligado con las cadenas de valor globales, no somos fabricantes de productos terminados”, afirmó Jorge Lera Mejía, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Del total de exportaciones de México a Rusia por 2,010 millones de dólares, al mes de noviembre del año pasado, 38.4% fueron automóviles tipo turismo y 11.7% fueron partes y accesorios de vehículos.

Para el investigador de la UAT, el segundo impacto es en el precio de los energéticos, porque debido al conflicto, la mezcla mexicana llegó a 100 dólares por barril de petróleo, esto significa que van a mejorar los ingresos de Pemex, pero “recordemos que por cada barril de petróleo que México exporta, está importando dos barriles de gasolina”.

Las exportaciones petroleras ascendieron a 28,925 millones de dólares y 53,851 millones de dólares de importaciones petroleras de enero a diciembre de 2021, de acuerdo con datos del Banco de México.

Recalcó que se va a afectar el costo de los combustibles y el gas natural, porque éste se importa y se utiliza para las principales plantas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como las plantas de (empresarios) privados.

“La inflación (que en enero representó 7.22% interanual) va a impactar el costo del gas natural y el gas licuado, ahora con la guerra, pensamos que va a seguir un fuerte impacto en la inflación para México y Estados Unidos”, enfatizó Lera Mejía.

Agregó que esto afectará también a los productos intermedios y productos finales en Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila y que el país no está blindado, como indicó el presidente Andrés Manuel López Obrador, porque las principales plantas de CFE utilizan gas y ciclo combinado, reiteró […] Fin de cita.

Finalmente, en México y en el norte del país, nos veremos muy afectados con el disparo ya registrado en los precios de los energéticos como combustibles, diésel, gas LP y natural, dada nuestra gran dependencia de esos insumos estratégicos desde los Estados Unidos.

Además, ya se están disparando, los precios de otros ‘comodities’ como los granos básicos (trigo y maíz), que México importa desde Rusia y Ucrania en más del 55% de nuestro consumo anual, por lo que también se van a disparar los costos de alimentación básica, como es el pan y la tortilla mexicana.

Esos indicadores, vendrán a forzar aún más el descontrol del Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que está en su nivel más alto del promedio de los últimos 20 años…

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here