El fracaso

0
14

 

+ Consulta de revocación de mandato: ¿el pretexto para hacer campaña?

+ ‘El Truko’ es criticado por utilizar un lenguaje campirano, llano y sencillo

+ Américo le imprime enjundia a su pronunciamiento que dicen, cambiaría

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

La revocación de mandato es un precepto constitucional para determinar la conclusión anticipada del régimen presidencial, siempre y cuando voten, en consulta popular, el 40% de los ciudadanos inscritos en la Lista Nominal de Electores.

De otra forma el resultado del proceso no será vinculante.

Así que, por descontado, advierto el fracaso de este supuesto ejercicio democrático.

Pero Andrés Manuel López Obrador ofrece ‘bajo palabra de honor’ que si pierde esa consulta renunciará. Aunque no participen los 37 millones 129 mil 287 electores proyectados (de los 92 millones 823 mil 216 registrados)

Ha dicho, incluso, que, por sus convicciones, principios e ideales: “si la gente vota porque renuncie me voy; no espero, no le hace que no sea el 40 por ciento del padrón el que participe. ¡Que participen todos!, hasta los que voten en contra de nosotros…”

Obviamente, ese pronunciamiento incluye a Movimiento Regeneración Nacional (morena) y la mentada Cuarta Transformación (4T).

Y va encaminado a:

1) Animar la contribución ciudadana, para así legitimar el referéndum;

2) Refrendar la aceptación poblacional, aunque la votación sea escasa a favor suyo, pero mínima en su contra por el desinterés ciudadano; y

3) Promocionar su aparente triunfo –que sería minoritario, e ilegítimo–, como apoyo a los candidatos gubernamentales de morena que desarrollan campañas en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas.

Sólo eso.

De ahí que insista: inútil resultará la consulta, cuyo gasto sería de más de 2 mil millones de pesos.

El Instituto Nacional Electoral (INE), durante meses se opuso a realizar la consulta, argumentando falta de presupuesto, pues fijó una cantidad aún mayor para organizarla: 3 mil millones 830 mil pesos. ¡Uf!

Pero al final del día tuvo que conformarse, en acato a la ley; y optó por desplegarla instalando sólo una tercera parte de las casillas en relación a la cifra determinada legalmente (160 mil), lo cual significa que se abrirán nada más 57 mil 200 básicas y contiguas y 300 especiales en todo el país.

Esto me lleva a insistir en que la participación ciudadana, en la jornada de revocación de mandato sería escasa, pues hay que considerar aspectos varios como son:

a) La ausencia de electores, porque la gente prácticamente ocupa sus fines de semana para atender otros menesteres, salvo que por jugársela en favor de López Obrador se vuelquen en las urnas este día; y

b) Las trampas, de la mafia encabezada por Lorenzo Córdova Vianello y Ciro Murayama Rendón para sabotear el evento, ante su imposibilidad de hacerlo por conductos legales.

De antemano, supo el presidente de la República que el ensayo tiende al fracaso; sin embargo, lo impulsó para él auto medirse e incidir en las seis campañas por las gubernaturas en juego, lo que lleva a suponer que ahora, merced a esa marca, los candidatos están obligados a defender su causa.

 

Aporte estatal

Tamaulipas, en la Lista Nominal de Electores (cuyo corte más reciente data en enero 17 del año en curso), asoma con 2 millones 722 mil 596 inscritos.

En 2018, contaba con 2 millones 628 mil 745.

Es decir, a la fecha son 93 mil 851 votantes más.

Hace un trienio, Andrés Manuel López Obrador ganó aquí con 1 millón 612 mil 130 votos (el 61.32% de los emitidos).

Y este día sus huestes esperan que refrende esa aceptación. Pero con una cantidad mayor (en cifras y porcentaje), dado el aumento de electores

Advierto que el cometido es difícil, pero no imposible de alcanzar, si se aplica el delegado del CEN de morena, Lucio Ernesto Palacios Cordero, en movilizar a los (550 mil +/-) beneficiados con los programas sociales.

Hubo tiempo (y de sobra) para organizarlos. Así que: el resultado de la consulta sería un espejo de lo que viene en esta contienda gubernamental.

Sobre todo, porque con, sin y a pesar de estructuras partidistas, AMLO ganó con amplitud la Presidencia de la República, hace tres años.

Y ahora, que se mide nuevamente en urnas, obligado está a refrendar su fortaleza.

De mantener el 61.32 de aceptación ciudadana ante una participación mayor o bajar tan sólo algunos puntos, sería indicativo de que morena y su candidato gubernamental avanzan; pero si no alcanza más allá del 50 % de la votación, en contra o a favor, se encenderían luces rojas.

Imagínese ¿si esta consulta no alcanza el 40 % de la Lista Nominal de Electores y AMLO se declara triunfante?

Los escenarios variarían, nuevamente, porque entonces:

a) La figura presidencial haría el ridículo, dejando de incidir en las seiscontiendas estatales –aún cuando espetara que hubo fraude–, y

b) morena refrendaría que ha caído hasta ser un proyecto más.

 

‘El Truko’

Cuando se habla con toda claridad, se dice que ‘el pan es pan’ y ‘el vino es vino’.

En territorio tamaulipeco hay expresiones, en sus ejidos, que son parte del cotidiano lenguaje. También considerados modismos. Entre ellos:

‘Sol sale’ –refieren al advertir al oriente– y ‘sol se mete’ (occidente), al caer el día.

Tienen otras expresiones (muy suyas) según la región: ‘Tá con madre’, ‘tá bruto’; ‘me rompo la madre’ (en alusión al trabajo), ‘jale’ (trabajar); ‘culo’, le dicen a quien se raja; ‘hay que romperse la madre’ –cuando una labor es fatigosa–, entre otras locuciones que ahora asustan a supuestos letrados.

Hablar con sencillez como ahora lo hace César Augusto Verástegui ‘El Truko’, utilizando el lenguaje propio del pueblo (con ‘mentadas’ y, sin ellas), no es faltarle el respeto a nadie y menos cuando su lenguaje es inofensivo, pero sí directo, porque al menos la gente del campo se identifica con él por ser uno de los suyos y/o utilizar palabras comunes para todos sin que sean insultantes.

‘Me rompo la madre por ustedes’ –simboliza que está resuelto a cuidar el bienestar de sus simpatizantes–, ‘ando en chinga’ –quiere decir que está aplicado en su quehacer político-electoral–, pero han surgido ‘castos oídos’ que se escandalizan por su discurso ‘mamalón’ (grandilocuente).

Usted, seguramente ya habrá notado que en las redes sociales se han reproducido comentarios de esos puritanos a favor y en contra.

Pero en la vida cotidiana utilizan expresiones como ‘no vale madre’, ‘le faltan huevos’, ‘chingue a su madre’, refiriéndose a sus parejas en turno, y, también, a las idas; o simple y llanamente a su parentela y amigos.

Así que denostar la expresión de ‘El Truko’, me parece una estupidez; o ‘mamada’… diría la vox populi.

 

Américo

En su campaña, Américo Villarreal Anaya ha planteado dignificar el estatus burocrático para que éste no sea más un aparato al servicio de políticos. Ni de autoridades gubernamentales, sino un conjunto de gente que le brinde a la ciudadanía atención adecuada a sus trámites.

Ante los agentes aduanales ha asumido el compromiso de gestionar la modernización de los puentes fronterizos; y para Victoria la construcción de una segunda línea del acueducto, a fin de acabar con el desabasto del vital líquido.

El doctor siempre ha cuidado públicamente su lenguaje. No dice malas palabras, aunque quizá las conozca pues también trata con campesinos en su rancho; y se ha mantenido respetuoso ante las expresiones de su par.

 

Caminante no hay camino

La inflación, en México, se disparó al cierre del 2021 en 7.36 por ciento.

Luego bajó por la nueva ‘bonanza’ petrolera.

Y ahora se sitúa, según los parámetros en 7.29%, tan sólo en el primer trimestre del año, significando que la cuesta de enero ha sido la peor de las dos últimas décadas.

Los datos que presenta el Instituto Nacional de Precios al Consumidor (INPC) son elocuentes.

Usted lo ha visto: ahora el kilogramo de carne le cuesta cerca de $200; la tapa de huevo 80; el kilo de tortillas, 24; el aguacate es inalcanzable y en la misma situación, el limón; la leche, pasó de 22 pesos a 28; el atún, surca precios inaccesibles para el consumo como el aceite –cuyo envase, de 750 mililitros casi alcanza los 60 pesos–, por lo que adquirirlos es todo un lujo.

 

Se hace camino al andar

En las principales carreteras de la geografía tamaulipeca circulan los ‘Ángeles azules’ para auxiliar a los automovilistas cuyas unidades sufren averías. Y lo mejor, es que pueden comunicarse con ese grupo a través del WhatsApp.

El número telefónico que la corporación pone a disposición de los conductores de automotores, es el 834-179-2590.

Se recomienda guardarlo en su celular, la guantera o en algún punto visible, para tenerlo a la mano en caso de sufrir una descompostura o falla mecánica en las rúas estatales.

Recuerde que también está disponible el número de emergencias 911, donde igualmente se puede solicitar el apoyo de los ‘Ángeles azules’ o cualquier otra corporación de auxilio.

Estas acciones implementadas por el Gobierno de Tamaulipas son permanentes para garantizar la seguridad de los conductores estatales y los que transitan por el estado rumbo a otro destino.

 

Cicuta

La traición es una grave falta que se da entre familiares, amigos, socios y/o trabajadores.

En política, es más común todavía.

Ahora en campaña, seguramente saldrán a relucir más traidores con el rollo de ser conversos para atender las causas populares.

Así que este episodio sexenal, aún no se ha cerrado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here