La migra detuvo en noviembre a más de 51 mil indocumentados

El presidente, Donald Trump, firmó este viernes una parte de los gastos para financiar al gobierno federal por dos semanas, con lo que allanó el camino para un debate sobre el financiamiento para su prometido muro en la frontera de Estados Unidos con México.

Ante la muerte del ex presidente George H.W. Bush, ambas cámaras del Congreso aprobaron el jueves pasado el paquete para habilitar el financiamiento a varias agencias federales, incluido el Departamento de Seguridad Nacional. Los legisladores también acreditaron una extensión del presupuesto a corto plazo, hasta el 21 de diciembre, lo que otorga un tiempo adicional a las negociaciones y el debates.

Trump ha exigido que el próximo presupuesto debe incluir por lo menos 5 mil millones de dólares para la construcción del muro, lo que la dirigente de los demócratas en la cámara baja, Nancy Pelosi, rechazó. El presidente se reunirá el martes en la Casa Blanca con Pelosi y el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, para abordar este tema antes de las vacaciones de Navidad.

Sin ofrecer pruebas, Trump ejerció presión contra el Congreso al decir que Arizona se prepara para una llegada masiva de inmigrantes que supuestamente entrarán por una parte de la frontera sur que no tiene valla protectora y reiteró su llamado a los demócratas para respaldar el financiamiento del muro.

En este contexto, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza reportó que las detenciones de inmigrantes hechas por la Patrulla Fronteriza durante noviembre pasado llegaron a 51 mil 856, un aumento de 78 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Los principales arrestos fueron de familias y menores de edad que no iban acompañados de un adulto, 25 mil 172 y 5 mil 283, respectivamente, según el reporte. Mucho de ellos, procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, se entregaron a los agentes y solicitaron asilo o algún otro tipo de protección.

Cambios en la Casa Blanca

En otro orden, Trump anunció antes de viajar a Kansas City la nominación de William Barr para remplazar a Jeff Sessions en el Departamento de Justicia y confirmó a la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert, como su embajadora ante la Organización de Naciones Unidas, en remplazo de Nikki Haley.

La elección de Nauert fue criticada porque se desempeña desde el año pasado como vocera sin tener ninguna experiencia política previa. Ambas nominaciones deben ser confirmadas por el Senado.

Sin dar detalles, Trump adelantó que hará otro importante anuncio este sábado. John Kelly renunciará en los próximos días a su cargo de jefe de gabinete, posiblemente por la complicada relación con el mandatario, por lo que podría ser remplazado por Nick Ayers, jefe de personal de Mike Pence, informó el viernes CNN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here